6 Tips Para Crear Un Home Office En El Que Realmente Quieras Trabajar

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Un home office inspirador es el primer paso para lograr que trabajar en la casa sea productivo. Puedes estar trabajando en crear un blog, un proyecto importante o simplemente ordenando tus finanzas, pero necesitas un lugar lindo y relajante para lograr hacerlo.

¿Quieres saber cómo transformar tu lugar de trabajo en un espacio del que nunca quieras salir? Aquí te dejamos 6 tips para llevar tu home office al siguiente nivel!

 

 

1. Encontrar un lugar para cada cosa

Empieza con tus papeles y tómate diez minutos para deshacerte o archivar todo lo que está llenando tu escritorio. Si realmente ocupa demasiado espacio, puedes digitalizar la mayoría de las cosas para que se almacenen en la nube en lugar de en un cajón. Luego, aborda cualquier otro desorden: velas, pisa papeles o cualquier cosa que te distraiga. Finalmente, toma todos tus plumones y lápices y ponlos en un tazón. Una vez que todo esté en el lugar que realmente debería estar, te sentirás mucho más productiva.

 

2. Usa fechas de caducidad para los archivos

Cuando recibas una nueva carta o un archivo ponle una etiqueta con alguna fecha de caducidad. Elige una fecha segura en la que ya no vas a necesitar el archivo y pon un recordatorio en tu celular o calendario para revisar los archivos. Si todavía los necesitas, entonces mantenlos, si no… bótalos!

 

3. Decora con colores que ayuden a la concentración

Una oficina blanca probablemente es perfecta para Pinterest, pero no necesariamente ayuda a tus niveles de inspiración. Cuando elijas un arte para tus paredes o incluso el color en general, ten en mente la sicología de color. El rojo y el morado tienen connotaciones de poder, mientras que el azul puede ser corporativo y el verde inspirador.

Quizás te gusten las paredes blancas con arte verde y algunas plantas para así elevar tu concentración!

 

4. Piensa en tu ambiente laboral actual

Está bien tener un buen ambiente de trabajo, pero si no puedes trabajar en él, no sirve de nada. ¿Te preguntas por qué no logras permanecer trabajando en tu home office? Puede que sea incómodo! Ve si tu computador está a la altura de tus ojos, cómo está tu postura en la silla, si el lugar es tranquilo y cálido, y su hay suficiente luz natural.

Cambiar el orden de tus muebles, agregar algunas plantas y cerrar la puerta con pestillo puede ser necesario para conseguir terminar el trabajo!

 

5. Crea una zona de relajo e inspiración

No todo es trabajo, trabajo, trabajo. Si puedes, agrega un área de relajo en tu home office. No pongas distractores como una televisión; un cojín cómodo en un pequeño espacio o un sillón con un par de libros cerca podrían ayudar a tomarte ese bienvenido descanso sin tener que tomarlo sentada en tu escritorio.

 

6. Usa el truco de la caja

Como estás trabajando, las posibilidades de acumular desorden son altas. Estarás tomando té o café, clasificando archivos, etc, lo que puede producir algo de caos mientras buscas ser más productiva. Cuando sientas que el desorden te está molestando, entonces mete todas las cosas dentro de esta caja una vez que hayas terminado de trabajar. Cuando tengas algo de tiempo, abre la caja y busca un lugar para cada una de las cosas que pusiste adentro.

Síguenos en facebook