7 Tips Para Criar Buenos Niños, Según Harvard

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Simples consejos que realmente vale la pena poner en práctica.

Todos los padres quieren criar a un niño bueno: alguien que sea compasivo, comprensivo, educado, ético, pero no pueden hacerlo solos, necesitan de la ayuda y orientación de los adultos que son parte de su vida, especialmente sus padres.

De acuerdo con investigadores de desarrollo humano de Harvard, hay algunas pautas respaldadas por estudios que los padres pueden buscar para ayudar a criar. Aquí te los contamos.

 

 

1. Pasa tiempo con tus hijos regularmente e involúcralos en conversaciones interesantes.

Al pasar tiempo con tus hijos con regularidad, aprenderán a cuidar y amar con el ejemplo – mostrar afecto, interesarse por sus vidas, alentar sus esfuerzos y apreciar sus logros. Hazles preguntas abiertas para fomentar una conversación significativa y apoyarlos interminablemente. Una relación positiva y respetuosa entre tú y tus hijos les mostrará cómo imitar esas buenas relaciones con los demás.

 

2. Sé un modelo sólido y un buen mentor.

Los niños respetarán lo que les dices que hagan cuando vean que tú estás haciendo lo mismo, así que pon mucha atención en que practicas los valores que estás enseñándole a tus hijos: honestidad, humildad, contribución con la comunidad, etc. Diles cuando cometen un error y háblales sobre la manera en que lo pueden solucionar.

 

3. Manda mensajes claros y prioriza ser amable.

Preocuparse por los demás es por lo general fomentado como una prioridad, así que trátalo de esa manera con tus hijos al mantenerlos con altas expectativas éticas, no sólo en la casa sino que también en el colegio y en la comunidad. Cuéntales a tus hijos lo importante que es ser amables con los demás y a resolver los problemas pensando en las personas que se verán afectadas por sus acciones.

 

4. Dales oportunidades para ser comprensivos dándoles responsabilidades.

Cuando les delegas tareas domésticas a los niños, es más probable que ayudar a los demás se convierta en una oportunidad para que lo hagan dentro de su rutina diaria. Además, exprésales gratitud y aprecio y motívalos a dar las gracias a los demás como parte de su práctica diaria.

 

5. Ayuda a los niños a comprender el rango de dificultades y experiencias que enfrentan otras personas.

Por lo general, los niños se preocupan por un grupo más pequeño de familiares y amigos, pero para expandir su círculo, háblales sobre las dificultades que enfrentan otro grupo de personas. Discute los problemas y dales ideas de cómo pueden ayudar a solucionarlos en su propio círculo.

 

6. Dales oportunidades de que tomen acciones, se unan a causas y hagan cosas por los demás.

Cuando tu hijo se enfrente a un problema, ayúdalo a tomar medidas y háblalo. Trata de traducir sus intereses en una causa que puedan unirse, por ejemplo, si le gustan los animales, podrían ofrecerse como voluntarios en un refugio. Háblales también sobre los dilemas éticos que surgen en la vida real y en el medio que los rodea.

 

7. Ayúdalos a identificar sus sentimientos y resolver conflictos con autocontrol.

Anima a tus hijos a identificar sus sentimientos y luego dales las herramientas para manejarlos con control – respiraciones profundas, contando hasta que se tranquilicen, y ayudándolos a resolver conflictos que  les ayuden a comprender también los sentimientos que otros están experimentando.

Síguenos en facebook