8 Propósitos Reales Y Efectivos Para Ser Más Felices Este Año

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Porque la felicidad también se trabaja y porque ser más felices requiere entrenar un poco a nuestro cerebro, este 2020 queremos trabajar para ser más felices.

No queremos proponernos esos típicos objetivos como ir más al gimnasio, gastar menos, comer mejor o dejar de fumar. Solo queremos ser más felices, pero sabemos que esto suena más lindo que posible y en realidad parece un poco abstracto. Pero, nada más lejos de la realidad, porque sí podemos plantearnos objetivos reales y factibles que nos harán ser más felices de forma concreta.

 

 

#1: Concretar momentos en los que te has sentido feliz.

Es el punto de partida para el resto de propósitos de esta lista. Completa esta frase: “Soy feliz cuando….”

 

#2: Trabajar cada día en tu propio estado de felicidad.

Crea un espacio deliberadamente en tu agenda. Por una parte, saber que te espera ese momento más adelante te ayudará a despertar anticipación e ilusión y, por la otra, después del momento tendrás esa energía para continuar.

 

#3: Dejar de obsesionarte con la idea de demostrar que eres feliz.

Esa obsesión por la felicidad tiene una serie de consecuencias que nos llevan a oponernos a la realidad. Nos referimos también a esa obsesión por mostrar en redes sociales una felicidad fingida y obligatoria que puede no coincidir con la realidad.

 

#4: Dedicar un momento al día a observar nuestro mundo interno.

Sin quietud mental la felicidad no es posible, por eso es recomendable hacer ejercicios muy sencillos de meditación a diario.

 

#5: Cambiar el “tengo que…”.

El “tengo que” acompaña la mayoría de nuestras listas de pendientes o de buenos deseos, pero ahora deberías reemplazarla por la siguiente frase: “cCómo me voy a sentir cuando lo consiga…”.

 

#6: No poner condiciones a la felicidad.

No pienses que sólo vas a ser feliz cuando logres o alcances algo, puedes ser feliz de un montón de formas distintas. No te condiciones.

 

#7: No resistirse a los malos momentos.

Evidentemente, la tristeza, el dolor o cualquier experiencia negativa de la vida no nos crearán felicidad pero, son claves para nuestro desarrollo personal. No debemos huir de nuestra realidad.

 

#8: Intentar entender de qué se trata exactamente la felicidad.

La felicidad real no se basa en la ausencia de emociones perturbadoras, sino en sentirse conectado con la vida. La cuestión es sentirse vivo para poder apreciar la vida.

Síguenos en facebook