El Saludable Y Exquisito Bowl Que No Podemos Dejar De Comer Esta Temporada

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Lo mejor de todo es que es realmente muy fácil de preparar!

Si estás buscando tu plato ideal para el verano, este bowl de quinoa con pure de zapallo, repollos de bruselas asados, palta y reducción balsámica es perfecto. Es muy fácil de preparar, es saludable, muy atractivo visualmente y te dejará satisfecha por un buen tiempo.

Sigue bajando para que puedas ver los ingredientes que se necesitan y los pasos a seguir.

 

Ingredientes:

– 1 taza de leche de coco

– 1 taza de caldo de verduras

– 1/2 taza de pure de zapallo

– 1 taza de quinoa

– 3 tazas de repollos de bruselas partidos

– Sal y pimienta

– Aceite de oliva

– 1 palta picada

– 3 cebollines picados finamente

– 1/2 taza de vinagre balsámico

 

1. Para hacer la quinoa, combinar en una olla la leche de coco, el caldo, el pure de zapallo y la quinoa a fuego medio. Esperar a que hierva, tapar y reducir un poco el fuego. Esperar que se cocine hasta que el líquido se haya reducido por completo (15-20 minutos aprox). Una vez cocida, revolver para separar los granos, retirar del fuego y dejar reposar.

2. Luego calentar un sartén a fuego medio-fuerte, y agregar aceite de oliva. Una vez caliente incorporar los repollos de bruselas partidos, y cocinar hasta que queden dorados. Sazonar con sal y pimienta, y cocinar por unos 10-15 minutos, revolviendo para evitar que se quemen. Están listos una vez que estén dorados y que puedas pincharlos por dentro con un tenedor. Retirar del fuego.

3. Para hacer la reducción, agregar el vinagre balsámico en un sartén y esperar a que hierba a fuego medio. Luego reducir el fuego un poco y dejar hirviendo por unos 10 minutos, revolviendo de vez en cuando para que no se queme. La mezcla comenzará a ponerse más espesa, y una vez que pase eso significa que está lista.

4. Para armar el bowl, dividir la quinoa de zapallo en los bowls, luego colocar encima los repollos de bruselas, la palta laminada, el cebollín, y la reducción balsámica.

 

Síguenos en facebook