Un Postre Realmente Maravilloso

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Aunque los postres de fruta con manzana llevan la delantera en preferencia, te presentaremos otra opción de fruta que te hará dudar de elección.

No era la intención quitarle el protagonismo a la manzana con sus famosos “Crumbles” “strudel” y ” Panqueques Acaramelados de manzana” pero entró en competencia el durazno en un “kuchen de rosas” que no es solamente exquisito sino también estéticamente maravilloso, por lo que te irás a la segura con tus invitados que quedarán enamorados a primera vista de este postre.

El relleno de este postre está inspirado en una receta francesa llamada Frangipane, para las rosas de durazno sólo basta un cuchillo afilado o mandolina (para hacer cortes finos), paciencia y buena música para armar las flores.

 Los ingredientes que vamos a necesitar son:

4 duraznos maduros pero firmes

1/3 taza de miel y le puedes agregar 4 ramitas de tomillo fresco

1 cucharadita de esencia de vainilla

1 pizca de sal

1 masa de hojaldre (se venden en los supermercados grandes)

1/2 taza de nueces o almendras (tostadas de preferencia)

2 cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente

1 yema de huevo

 

 Preparación

1. Se corta la fruta muy delgada

2. Se mezcla la miel, el tomillo, la vainilla con la sal de mar y se ponen a calentar en un sartén a fuego medio hasta que hierva. Se retira del fuego y se vierte sobre los duraznos cortados previamente dejándolos reposar con la mezcla caliente por 10 minutos.

3. Cubrir un molde enmantequillado con la masa de hojaldre, cortando los bordes sobrantes.

4. Luego hay que hacer una pasta en una minipimer u otro procesador de alimentos. Combinando las nueces tostadas (o almendras tostadas), la mantequilla y la yema de huevo. Una vez lista extenderla sobre la masa de hojaldre previamente instalada en el molde.

5. Superponer 3-4 rebanadas de durazno como muestra la imágen, y hacer rodar la fruta de izquierda a derecha formando una rosa.

6. Disponer las rosas una al lado de la otra sobre la pasta de nuez o almendra, ejerciendo leve presión sobre estas para adherirlas bien, si se desarman un poco, o no quedan “perfectas” no importa, el resultado final quedará más natural aún.

7. Refrigerar por 15 minutos

8. Precalentar el horno a 190º c (375º f) y hornee durante 35 a 45 minutos, deje reposar por lo menos 10 minutos y si quiere, puede agregar helado de vainilla

9. Disfrutar de este maravilloso kuchen de rosas de durazno.

Otra opción es hacerlo de manera individual

 

Síguenos en facebook