Uno De Mis Quiche Preferidos… De Cebolla!

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

No por nada la cocina francesa es de las más conocidas a nivel mundial… Quedarás como reina con esta preparación!

Como sabrás, la cebolla es parte de los ingredientes imprescindibles de la cocina francesa. Todo parte por un excelente sofrito. De hecho, la sopa de cebolla es parte de las recetas emblemáticas de la gastronomía francesa. Hoy, les presento otra receta protagonizada por la cebolla: la tarta de cebolla. Es un mix de la quiche con la sopa de cebolla, ¡no puede ser malo, al contrario… impresionante.

La receta tiene dos secretos para lograr su máximo esplendor:

Primero, cocer la cebolla a fuego lento durante un buen rato. Eso permite que la cebolla acaramele un poco, se concentra el sabor y se vuelve un poco más dulce. Con eso, encontrarán el mismo efecto que la sopa de cebolla.

Segundo, no olvidar usar el vino blanco. Es parte de los ingredientes claves de la receta: el vino combina a la perfección con la cebolla. Se puede hacer la receta sin eso, o remplazando por cerveza si no tienen vino. Pero no quedará tan rico sin el vino blanco.

Ingredientes:

  • 1 masa pascualina
  • 2 cebollas grandes o 3 cebollas medianas
  • 150 grs de crema
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • 100 ml de vino blanco
  • 25 grs de mantequilla
  • 50 grs de azúcar rubia
  • 1 cucharada de harina (sin polvo)
  • 1 huevo grande
  • Sal, pimienta

Receta:

  1. Pre-calentar el horno a 200ºC
  2. Pelar y picar la cebolla en corte pluma, lo más fino posible
  3. Colocar la cebolla, la mantequilla y el azúcar en un sartén grande y calentar durante unos 20 minutos a fuego mediano, revolviendo de vez en cuando. Es importante calentar el sartén después de poner los ingredientes para que no se quemen.
  4. Untar un molde de tarta con mantequilla y forrarlo con la masa
  5. Picar la masa con un tenedor y dejar 10 minutos en el horno mientras pre-calienta. Sacar cuando empieza recién a dorar.
  6. Remojar el pan de molde con el vino blanco
  7. En un bol, batir el huevo con la crema, la harina, el pan remojado y lo que queda de vino
  8. Agregar la cebolla acaramelada a la mezcla y verter sobre la masa
  9. Hornear durante 45mn. Si la tarta empieza a quemarse pero aún le falta cocción, cubrirla con un papel aluminio.

Tip: Se puede hacer la misma receta remplazando todo o parte de la cebolla con puerros, también es exquisito.

Síguenos en facebook