Cómo Preparar La Entrevista Para Tu Trabajo Soñado

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Evita cometer los típicos errores que te pueden dejar fuera del proceso.

Si estás postulando a un trabajo soñado es fundamental que prepares la entrevista a la perfección para lograr el cargo. Tienes que mostrar lo mejor de ti, saber sobre la compañía, el cargo y más. Sigue bajando para ver estos útiles tips que seguro te harán conseguir el trabajo!

 

 

1. Prepárate.

Asegúrate de hacer tus tareas y prepárate bien para la entrevista. Investiga en profundidad sobre la compañía, la persona que te entrevistará y el cargo al que estás postulando. Si no estás preparada, se notará rápidamente a medida que la entrevista avance y es posible que te pasen por alto como candidata. Mientras lo haces, practica las respuestas a algunas preguntas comunes de la entrevista para ayudar a calmar tus nervios.

 

2. Vístete apropiadamente.

No importa de qué industria estás buscando ser parte; siempre debes vestirte para impresionar en una entrevista. Esto no quiere decir que debas gastar una fortuna en un look, pero sí debes demostrar que has hecho un esfuerzo. Habiendo dicho eso, querrás evitar piezas inapropiadas como un top escotado o faldas muy cortas. En caso de duda, mantén una combinación de blazer, blusa, pantalón de vestir o una falda hasta la rodilla. Tampoco uses tacos demasiado altos o un reloj que pueda distraerte durante la conversación inicial.

 

3. Da un fuerte apretón de manos.

Créelo o no, tu primer apretón de manos con una persona causa una gran impresión. Tener un firme apretón de manos inspira confianza y te presentará mejor como una candidata fuerte para un puesto. Desafortunadamente, los apretones de manos flojos generalmente se consideran como una característica negativa, así que pon tu mejor mano hacia delante, literalmente.

 

4. Muéstrate interesada.

El lenguaje corporal habla mucho durante las entrevistas de trabajo. Permitir que tus ojos vaguen por la sala puede hacer que parezca que estás aburrida o distraída durante la conversación. Encorvarse, bostezar o juguetear en tu asiento puede distraer y tu entrevistador, quien puede preocuparse más por tu comportamiento que por tus respuestas a sus preguntas. Siéntate derecha, haz contacto visual y habla a un volumen apropiado.

 

5. Haz preguntas.

Una de las cosas que un entrevistador espera es escuchar tus preguntas. Es vital que pienses en esto de antemano porque no tener ninguna pregunta puede hacerte parecer menos interesada que cuando entraste a la sala. Haz por lo menos dos o tres preguntas relacionadas con el cargo para el que estás siendo entrevistada o la cultura de la compañía. Esto no solo hará que parezcas que estás muy interesada en el puesto, sino que también abarcará todo lo que no se haya tocado durante la entrevista.

 

6. Envía una nota de agradecimiento.

Esta es una necesidad absoluta después de una entrevista de trabajo. Enviar una nota de agradecimiento directamente después de tu entrevista dirá mucho sobre tu carácter. Demostrarás que te importa el cargo y que respetas el tiempo y el esfuerzo de tu entrevistador para reunirse contigo. Las notas de agradecimiento también agregan un toque personal y ayudarán al entrevistador a mantener tu nombre en primer lugar. En general, esto tiene un impacto positivo a lo largo de todo el proceso.

Síguenos en facebook