Cómo Usar Tu Tiempo Después Del Trabajo Si Quieres Ser Productiva

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

El tiempo personal es clave para lograr tus objetivos profesionales.

El hecho de estar horas frente a nuestro computador y vivir estresadas, no significa para nada que estamos siendo productivas con nuestro trabajo, es más, puede llevarte justamente a lo contrario.

Cuando empiezas a tomarte tiempo para ti, además de los fines de semana, podrás ver un cambio importante. Sigue bajando para conocer estas 6 cosas que te ayudarán a ser mucho más productiva.

 

 

 

1. Asegúrate de mantenerte lejos de tu computador.

Incluso si tienes algunas tareas pequeñas pendientes cuando llegues a tu casa, asegúrate de no prender tu computador apenas entras a la casa. Sabemos que puedes preferir terminar eso de inmediato para luego relajarte, pero también puede significar que te quedes trabajando durante horas. Además, es importante que te tomes un respiro después de la oficina y dediques algo de tiempo para ti, especialmente si ha sido un día largo.

Si hay algo importante que tengas que terminar, mejor quédate en la oficina hasta completarlo y no llevarte el trabajo a casa. Es importante que mantengas los espacios separados: uno para trabajar y otro para relajarte. No fusiones los dos.

 

2. Dedica una hora para hacer vida social.

Trata de evitar las ganas de meterte a la cama en cuanto llegas a tu casa y esconderte del mundo. Oblígate a estar en compañía de otros, eso siempre te dará el impulso que necesitas. No importa el problema y lo pequeño que sea, tomarte el tiempo para estar y hablar con tu gente siempre hará maravillas. A veces todo lo que necesitas es a alguien con quién descargar.

 

3. No te des un clásico baño de tina, date uno de lujo.

No nos referimos a poner unas burbujas y meterte a la tina, es mucho más que eso. Agrega unos aceites esenciales que sirven para aliviar la ansiedad. Una vez que estás en la tina, relaja tu cabeza con un cojín y olvídate de todo, dejando que el estrés del día salga de tu cuerpo. Puedes dedicar este tiempo a pensar en ti, leer o simplemente disfrutar del silencio absoluto.

 

4. Haz el esfuerzo de cocinar.

Si te gusta cocinar, entonces date el tiempo para poder hacerlo para tus comidas. Si eres de las que en realidad lo detesta, encuentra formas entretenidas de empezar a gozarlo y hacerlo parte de tu rutina. Elige tu menú semanal y te darás cuenta de que de esta manera es mucho más fácil mantenerte firme y al día con tus objetivos fitness.

 

5. No uses las redes sociales para relajarte.

Trata de no pasar más de 10 minutos de tu día en redes sociales. Conéctate más con la vida real y haz recuerdos reales. Te darás cuenta que cuando hagas otra cosa, mirarás para atrás y nunca habrás deseado estar en Facebook en su lugar. Sinceramente, no te estás perdiendo de nada sin estar todo el tiempo revisando tus redes sociales.

 

6. Planea con anticipación.

Por lo general, cuando estás estresada no puedes relajarte (claro, son justo lo contrario), entonces asegúrate de repasar tu lista de pendientes, ver lo que tienes que hacer y así planificar tu futuro. Esto ayuda a aliviar la ansiedad en tu pecho, poder dormir tranquilamente y te permite estar más organizada. Esto realmente puede marcar la diferencia.

Síguenos en facebook