Diagnóstico A Tu Sujetador: Qué Significada Cada Problema Y Cómo Solucionarlo

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Si la idea de ir a una cita con una experta en brasieres para encontrar los correctos no te atrae, prueba siendo tu propia consultora de talla…

Reunimos seis errores comunes y cómo solucionarlos, para que aprendas de una vez por todas, a elegir la ropa interior adecuada. Sigue bajando para hacer un diagnóstico adecuado a tu sujetador!

 

 

1. Las tiras se hunden en tu piel

1446069334-mcx-negative01

Dato freak: No son las tiras las culpables, sino la banda. Cuando la franja de elástico que pasa por tu torso es demasiado espaciosa, pone más presión en las tiras y pueden causar marcas rojas en tus hombros. Según la experiencia de nuestros especialistas, la mayoría de las mujeres podría beneficiarse de bajar de talla de banda y copa.

 

 

2. Tus pechos quedan desparramados

1446069523-mcx-negative02

Si tus pechos quedan aplanados y raros, puede ser que estés usando la talla incorrecta o que te los estés poniendo mal. Expertos explican que una vez que tengas la banda puesta, debes usar tus manos para literalmente levantar y posicionar tus pechos sobre la barba.

 

 

3. El sostén no queda liso

1446069568-mcx-negative03

¿El principal signo de que un sujetador te queda bien? El trozo de tela que conecta las copas queda perfectamente liso contra el esternón. Si no es así significa que tienes la talla o el modelo incorrecto para tu tipo de cuerpo.

 

 

4. Bandas sueltas

1446069590-mcx-negative04

En un mundo ideal, tendríamos nuestros cajones de ropa interior repletos de sujetadores en perfecto estado y limpios. Pero en el mundo real, los usamos hasta que no dan más y por eso no logramos el soporte que queremos. Dale a tus sostenes un descanso cada dos de días y lávalos a mano con detergente suave.

 

 

5. Barba salida

1446069613-mcx-negative05

Si la barba es demasiado larga, pequeña o ya está vieja, puede comenzar a hacer fricción y dañarte la piel. Por eso es tan importante que laves a mano tus sujetadores, ya que la máquina los destruirá.

 

 

6. Simplemente no se sienten cómodos

1446069644-mcx-negative06

Demasiadas veces, seguimos usando los mismos modelos y tallas que usábamos en el colegio, simplemente porque estamos acostumbradas. Pero créenos que vale la pena que te tomes el tiempo para probarte varias tallas y estilos para ver realmente cuál te queda y acomoda mejor.

Síguenos en facebook