La Dieta Más Popular Del 2018 Y Sus Grandes Beneficios De Salud

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

No sólo es buena para tu corazón, también lo es para tu intestino y salud en general.

El US News & World Report votó la dieta mediterránea (vinculada con la dieta DASH) como la mejor dieta general para probar el 2018. La dieta es simple de seguir: evitar mucha carne roja, tomar una copa de vino tinto en la comida y comer porciones de granos enteros y vegetales. Los estudios han encontrado que la dieta mediterránea puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y cáncer de mama.

 

 

Investigadores del Wake Forest Baptist Medical Center descubrieron que comer una dieta basada en plantas mejoró las bacterias buenas en el intestino en un 7% en comparación con sólo el 0,5% de comer una dieta occidental centrada en la carne. Tener un intestino sano puede ayudar con el control del peso y mejorar la función inmunológica general. Primates no humanos recibieron dietas de tipo occidental y mediterránea durante 30 meses. La dieta occidental contenía alimentos como manteca, mantequilla, sebo de vaca, huevos, colesterol, jarabe de maíz alto en fructosa y sacarosa, mientras que la dieta mediterránea consistía en alimentos como aceite de pescado, aceite de oliva, harina de pescado, mantequilla, huevos, harina de trigo, puré de frutas y sacarosa. Al final del estudio, los investigadores analizaron el microbioma intestinal de ambos grupos de dieta a través de muestras fecales y encontraron que la diversidad de las bacterias intestinales en el grupo de dieta mediterránea era significativamente más alta que los animales que comían la dieta occidental. El autor principal, Hariom Yadiv, Ph.D., explicó: “Tenemos alrededor de 2 mil millones de bacterias buenas y malas en el intestino”. Y si no están equilibrados, nuestra salud sufre.

Si estás buscando mejorar tu salud intestinal o simplemente quieres tomar decisiones más saludables en tu vida, la dieta mediterránea es una buena alternativa para empezar, ¡e incluso puedes tomar vino tinto! Eso sí, antes de hacer cambios drásticos en tu dieta, asegúrese de hablar con tu doctor.

Síguenos en facebook