Resulta Que La Vitamina D No Es Realmente Una Vitamina

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Entonces, ¿cómo podemos obtener más de ella?

Ya deberíamos estar acostumbradas a la gran cantidad de información que circula por internet, y por lo mismo sabemos que no todo es realmente confiable, real ni concreto. Esto es especialmente cierto cuando se trata de salud y bienestar. Entonces, cuando recibimos la información de que la vitamina D no es en realidad una vitamina, pensamos que valía la pena investigar un poco más. ¿Quieres saber lo que encontramos? Sigue leyendo…

 

 

 

La mayor idea equivocada.

Hay bastantes ideas erróneas sobre la vitamina D, pero la más importante es que es una vitamina, cuando, de hecho, técnicamente no lo es. En la década de 1920, cuando la industria nombró todas las vitaminas, la vitamina D se clasificó erróneamente como tal. En ese momento, no sabían lo que se sabe hoy. La vitamina D es algo que el cuerpo produce en reacción al sol, que, por definición, lo convierte en una hormona. Entonces, sería más exacto llamarla “hormona D”.

 

Por qué la vitamina D es importante.

La vitamina D regula muchos procesos en nuestro cuerpo, desde la salud general, la piel y las uñas, hasta los dientes y el estado de ánimo. Es un componente fundamental de buena salud. No es algo que podamos obtener de una dieta regular, no importa cuán saludable comamos. A menos que vivas en un clima cálido y estés expuesta al sol todos los días durante al menos 20 minutos sin protector solar, tu cuerpo simplemente no produce suficiente hormona. Estamos comenzando a entender cómo la vitamina D puede afectar todo, desde el estado de ánimo hasta la función tiroidea.

 

Los efectos secundarios de la deficiencia de vitamina D.

Es difícil establecer una conexión entre la deficiencia de vitamina D y su efecto sobre el estado de ánimo y la energía sin una prueba de sangre. Es una prueba económica que cualquier médico familiar puede hacer.

 

El mejor momento para consumir vitamina D.

Realmente no importa cuándo tomas vitamina D. Tu cuerpo la acumula, lo que no ocurre con todas las vitaminas. Si se te olvida tomarla, puedes consumir una dosis doble, mientras que con la mayoría de las otras vitaminas, tu cuerpo eliminará naturalmente cualquier exceso.

Síguenos en facebook