10 Errores De Salud Que Cometes En Tus Veintes!

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Cuando tienes 20 años, tratas de mantenerte al día con tu familia, amigos, con el estudio, trabajo y diversión. Obviamente también sigues las últimas modas sobre salud y ejercicio, pero el tiempo no te alcanza para siempre para todo, por lo que constantemente te desvías por otros caminos menos saludables, y no sabes que te estas haciendo daño. Aquí te damos los 10 típicos errores que cometes cuando tienes 20 años y como evitarlos!

Captura de pantalla 2015-06-11 a la(s) 12.23.54 PM

#1. No consumes el calcio suficiente

Es recomendado que las  mujeres entre 19 y 50 años, consuman 1000mg de calcio al día, para evitar cualquier problema a los huesos después en la vida. La osteoporosis es una enfermedad muy dolorosa que deja tus huesos con poros y susceptibles a fracturarse. Así que gózate un café con leche, un yoghurt, o también un poco de queso.

#2. No tienes idea de la cantidad de hierro que tienes que consumir

Se recomienda que las mujeres ingieran 14,8 mg de hierro al día, que puedes obtener de las carnes, frutos secos, hojas verdes y porotos. Preocúpate de que al consumir hierro vegetal, lo acompañes con vitamina C, y nunca seguido de té o alimentos integrales. La deficiencia de hierro puede provocarte anemia, así que asegúrate de consumir los suficiente. Comprueba con tu doctor si es que crees tener deficiencia de hierro, las mujeres son especialmente vulnerables debido a la cantidad de sangre que pierden al mes.

#3. Nunca piensas en tu corazón

Siempre pensamos que los problemas al corazón ocurren en personas más ancianas y que por lo tanto no tiene sentido chequearte, o pensar en las cosas que lo ponen en riesgo. Las mujeres tienden 3 veces más a morir por enfermedades al corazón que por cáncer de mama, lo que es una estadística shockeante por que generalmente nadie suele hablar sobre el tema. A pesar de que las mujeres sobre 40 se hacen chequeos regulares para ver sus niveles de colesterol, hay muchas cosas que podemos hacer para disminuir el riesgo de enfermedades al corazón. Investiga sobre tu historial familiar, ejercita 3-4 veces a la semana y disfruta una dieta balanceada de pocas grasas saturadas.

#4. No sabes por qué la fibra es importante

La fibra es grandiosa para tu digestión, pero también puede prevenir enfermedades al corazón, diabetes, ganancia de peso y algunos tipos de cáncer. La fibra la puedes obtener de los frutos secos, semillas, cereales integrales, frutas y verduras. Es muy fácil consumir la cantidad suficiente, si tienes deficiencia de fibra, probablemente tengas mala digestión, hayas ganado peso, estés hinchada o con nauseas, así que asegúrate de consumir la suficiente y de evitar la comida chatarra.

#5. Cuentas demasiado la cantidad de calorías que consumes

Prestarle atención a la cantidad de calorías que ingieres previene que disfrutes una dieta balanceada y puede llevarte a desarrollar hábitos poco saludables. Saber qué comes e ir controlando no está mal, de hecho te puede ayudar a darte cuenta que comías más de lo que creías, pero estar constantemente contando y pensando en lo que comes le quita la diversión a la vida. El mejor consejo es que te relajes, que ingieras una dieta balanceada, que pares de comer cuando ya te sientas satisfecha y que ejercites semanalmente, de esta forma estarás lo más saludable que puedas estar.

#6. Ingieres muchas comidas “libres de”

Nos volvemos locas por todo los sin gluten, sin azúcar, bajo en grasas etc, y la mayoría de nosotros ni siquiera lucha con las alergias que nos provoca dejar todo esto. Muchas veces dejar alguno de estos nutrientes puede ser saludable para nosotros, pero el peligro está en que se te están vendiendo productos que no son buenos para ti. Debes prestar atención a las etiquetas y saber que en algunos casos, optar siempre por todo lo “libre de” cuando no lo necesitas, puede ser hasta peor que comer normal.

#7. Quieres resultados inmediatos

Piensas que todo puede pasar rapidamente, es por esto que te inscribes en miles de modas, cursos gratis, y comprometes tu cuerpo a dietas raras. Tienes que mirarte y quererte como eres ahora mismo. Si quieres estar en forma, debes saber que toma tiempo y que hasta tengas que recurrir a un doctor para decidir qué ejercicio es mejor para ti, y si es que es saludable presionarte hasta el límite. Si pierdes peso de forma poco sana siguiendo una dieta demasiado estricta, probablemente vuelvas a ganar el peso.

#8. No absorves suficiente vitamina D

Todo el protector solar que te hechas en el cuerpo, reduce la cantidad de vitamina D que absorbes. Este micronutriente te ayuda a combatir la depresión, fortalece tus huesos y regular tu corazón. Eso sí, es difícil obtenerla a través de la comida. Algunos jugos naturales la contienen, pero la mejor forma es consumiendo cereales fortificados, aceite de pescado y huevos. Deberías tener la suficiente si tomas sol en el verano y llevas una dieta saludable. Simplemente con exponer tu cara y tus brazos al sol durante unos minutos, obtendrás lo suficiente.

#9. Tus hábitos de alcoholismo son malos

Esta bien, a todos nos gusta volvernos locos y pasarlo bien de vez en cuando, y mientras seas joven deberías hacerlo. Pero estar al tanto de los efectos a largo plazo del consumo excesivo de alcohol, es necesario. Tomar demasiado puede llevarte a muchísimas complicaciones de salud, además de resacas fuertísimas. Si quieres tomar opta por cervezas o vodka soda, como una opción más liviana. Toma la mayor cantidad de agua que puedas entremedio de los tragos, tómate tu tiempo y come algo también.

#10. Investigas en Google tus problemas de salud

Si es que algo va mal con tu cuerpo, lo primero que haces es correr a tu computador y buscar en Doctor Google qué está mal, pero no deberías hacerlo. Google no tiene todas las respuestas y casi siempre termina dando resultados erróneos. Para que estés en paz y con calma visita a tu verdadero doctor, en vez de someterte a más ansiedades por historias horrorosas que vez en internet.

 

 

 

 

Síguenos en facebook