3 Formas En Que El Queso Cottage Puede Ayudarte A Perder Peso

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

El yogurt griego recibe todos los aplausos por ser una excelente fuente de proteínas para bajar de peso, pero no es el único alimento que puede favorecer a la energía sostenida, saciar el hambre y ayudar a frenar los antojos de azúcar. No podemos dejar de lado a este “héroe anónimo”: el queso cottage. Te dejamos tres maneras simples de comidas en base a este alimento que te pueden ayudar a bajar de peso.

 

Cottage-Cheese

 

1. Desayuno: Alto contenido proteico: Bien sabemos que después de comer un desayuno demasiado pesado, es difícil no sentirnos cansados a lo largo de la mañana. La proteína ofrece el efecto opuesto, otorga energía durante largas horas, lo que nos hacer sentirnos con ánimo y lúcidos para afrontar el día. Los huevos y el yogurt son las opciones más populares, pero para cambiar un poco y probar algo distinto, puedes preparar un batido y agregarle queso cottage bajo en grasas. Por sólo 82 calorías, vas a darle a tu desayuno un alto contenido proteico.

2. Snack: Un intercambio saludable: Si eres una fanática de las ensaladas o verduras untadas en salsa, omite todos los aliños o salsas que hagas en base a crema ácida. Cambiarla por queso cottage te evitará el consumo de más de 150 calorías, 20 gramos de grasa y 45 mg. de colesterol, pero ganarás 10 gramos de proteína. Esto es lo que tienes que hacer: tomar una porción de 120 grs. de queso cottage y mézclala con una cucharada de jugo de limón fresco, una cucharadita de eneldo fresco picado, sal y pimienta. Si prefieres una consistencia más cremosa, agrega dos cucharadas de leche descremada y bátelo todo con una batidora de mano.

3. Postre: Cremoso, dulce y bajo en calorías: Si no puedes evitar asaltar el refrigerador para cucharear tu helado favorito, te aconsejamos que dejes esa costumbre, ya que esto no ayudará a tu cintura y la sobre carga de azúcar sólo generará más ansiedad. Elimina este hábito y aprende a hacer un cremoso helado casero de frutas y bajo en calorías. Aquí te explicamos cómo hacerlo: En una licuadora, mezcla una taza de queso cottage bajo en grasa, agrega un plátano, seis frutillas, media taza de piña y una cucharadita de vainilla. Después de batir hasta obtener una mezcla de consistencia suave, divídela en cuatro moldes de paleta o tazas chicas forradas con papel aluminio. Inserta palitos de helado a cada molde y a congelar! Después de cuatro horas podrás disfrutar libre de culpa de un helado exquisito y bajo en calorías.

Síguenos en facebook