5 Consejos Para Partir Al Gimnasio Cuando No Tienes Ganas

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Algunos días son buenísimos para ejercitar. Te sientes con energía, motivada y excitada por moverte. pero otros días, llegar al gimnasio parece un obstáculo que preferirías evitar.

Independientemente de como te sientes, hay 5 formas muy fáciles de cambiar tu actitud hacia el entrenamiento diario. Estos consejos no solo facilitarán tu forma de llegar al gimnasio, si no que además mejorarán la calidad de tu ejercicio.

1. Enfócate en una meta específica

En primer lugar, por qué ejercitas? Tener una meta por lo que trabajar, le da a cada ejercicio un propósito. No te afligas. Elige un gol que es alcanzable y específico – como trotar dos veces por semana, no correr una maratón el próximo mes.

Escribe tu meta en un post-it y ponlo en un lugar visible, como en el espejo de tu baño o en el refrigerador. Esto será un recordatorio de lo que te habías propuesto.

Captura de pantalla 2015-06-15 a la(s) 11.20.46 AM

 

2. Visualízate logrando tus metas de ejercicio.

La visualización es una técnica usada por muchos atletas para mejorar su rendimiento – se imaginan a ellos mismo ganando la carrera o marcando un gol.

El mismo principio puede funcionar para ti también. Simplemente crear imágenes mentales de lo que harás en tu ejercicio, sea correr, levantar pesas o formar parte de una clase de yoga, puede aumentar tu deseo de que el ejercicio suceda de verdad.

Captura de pantalla 2015-06-15 a la(s) 11.00.10 AM

 

3. Elige una amiga o amigo para el entrenamiento

Entrenar es mejor cuando lo haces con un amigo. No hay nada más motivador que saber que hay alguien esperándote en el gimnasio. Tener un partner para el ejercicio no solo te ayudará a no saltarte el entrenamiento cuando te sientes desmotivada, si no que también te hará trabajar más duro.

Pregúntale a un amigo si quiere ser tu pareja de entrenamiento y después establezcan los horarios para ejercitar. Esto los ayudará a crear bueno hábitos de ejercicio para los dos.

Captura de pantalla 2015-06-15 a la(s) 11.11.01 AM

 

4. Crea una lista de reproducción de mucha energía

Qué canción hace que no te quieras sentar? Cuando no te sientas motivada para hacer ejercicio, el tipo de música que escuches puede hacer toda la diferencia.

La música que disfrutas puede mejorar tu ánimo y distraer tu mente del esfuerzo que haces en el ejercicio. Crea una lista de reproducción que tenga un ritmo rápido, éste te empujará a seguir con ganas el ritmo del ejercicio.

Captura de pantalla 2015-06-15 a la(s) 11.12.27 AM

 

5. Encuentra formas de premiarte

Uno de los mayores obstáculos del ejercicio regular es el hecho de que la meta final (perder peso, verse más musculosa, volverse más fuerte etc.) está tan lejos del mismo ejercicio. El resultado requiere tiempo y puede ser fácil perder la paciencia.

Es por esto que necesitas crear recompensas que te den una gratificación inmediata. Tratarte con un baño relajante después de un ejercicio particularmente duro, puede ser una muy buena forma de reconocer tu trabajo. Un premio pequeño puede ser suficiente motivación para terminar tu entrenamiento en esos días que no sientes las ganas.

Captura de pantalla 2015-06-15 a la(s) 11.01.45 AM

 

 

 

 

Síguenos en facebook