Ayuno Intermitente: De Qué Se Trata Y Por Qué Deberías Hacerlo

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

¿Habrán quedado atrás los días en que todos pensaban que el desayuno es la comida más importante del día?

Si bien hay muchas razones para no saltarse el desayuno, el ayuno intermitente (AI) presenta la idea de omitirlo (o la comida) y al parecer podría ser el camino a seguir si estás tratando de bajar de peso. Pero hay más que eso en el AI, y la pregunta sigue siendo si es seguro o no. Tenemos buenas noticias: los expertos creen que sí.

 

 

¿Qué es el ayuno intermitente?

Hay varias formas diferentes en que se puede hacer el ayuno intermitente, porque no es un tipo de dieta igual para todos. Depende del estilo de vida, objetivos, tipo de cuerpo, con qué frecuencia se realiza ejercicio y más. Básicamente, aquellos que practican AI comerán durante un cierto número de horas al día, y luego no comerán durante un período de tiempo más largo.

Algunos experimentos iniciales sugieren que el ayuno intermitente puede ayudar a restablecer el sistema inmunológico del cuerpo y ayudar a mantener la salud celular a través de un proceso de apoptosis, en el que las células viejas tienen una muerte planificada para que ocurra una nueva regeneración.

 

 

Sus diferentes versiones.

Hay diferentes formas de seguir un ayuno intermitente. Por ejemplo, si estás ayunando (no comiendo) durante 16 horas al día, sólo puedes comer en un plazo de ocho horas. También hay versiones de sólo comer en un período de tiempo de seis o cuatro horas. Una versión más estricta está siendo sometida a 36 horas de ayuno y 12 horas de comida.

No siempre hay muchas reglas a seguir en cuanto a lo que se puede comer, porque es más bien un programa de cuándo comer. Sin embargo, hay otras versiones de AI que incluyen restricción de calorías. El ayuno intermitente es como una restricción calórica que alterna pasar hambre con uno mismo y luego permitirse comer. Es el “número de calorías consumidas lo que cuenta”.

También existe el patrón 5: 2 en el que, durante dos días de la semana, consumes 500 calorías o menos y luego aumentas ligeramente tus calorías durante los otros cinco días. El objetivo es consumir menos calorías de las que estás quemando si estás tratando de perder peso.

 

 

¿Existen riesgos asociados?

El ayuno intermitente es seguro siempre que no consumas en exceso durante los días y horas de tus comidas, sin embargo, no es para todos. Las personas que tienen diabetes u otros problemas endocrinólogos generalmente deben evitarlo. Lo mismo ocurre con las personas que tienen insuficiencia cardíaca, ya que comer restringido puede causar caídas en la presión arterial. Tampoco es recomendado para las mujeres embarazadas o que están amamantando, las que tienen bajo peso o las mejores de 18 años.

El ayuno intermitente es generalmente seguro, y experimentar con él durante un breve período de tiempo puede darte información valiosa sobre cómo distinguir entre el hambre real y los antojos.

Síguenos en facebook