Cómo Cuidar Tu Piel Insolada

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

403c60de08a2d7a7_shutterstock_120202225.preview

Aún si te aplicas protector solar a diario, a veces las quemaduras son inevitables. La insolación es como cualquier otra lesión, requiere de tratamiento y una dieta especial, y hay algunos compuestos que la pueden empeorar…

Así que sigue bajando para aprender qué hay que hacer exactamente cuando te quemas, para lograr una recuperación rápida y sin secuelas. Sigue leyendo!

 

 

Lo primero

Una vez que te des cuenta que te excediste con el sol, toma una píldora de Ibuprofeno. Esta actuará como anti-inflamatorio, y te permitirá reducir disminuir el dolor y la irritación. Los especialistas también sugieren usar compresas heladas para aliviar la hinchazón.

 

 

Mantente hidratada

Dato importante: Las quemaduras deshidratan. Mantén tus niveles de fluidos altos, tomando abundante agua, y consumiendo frutas y verduras con alto contenido de agua.

 

 

Evita estos productos

Lo peor que puedes hacer para una quemadura, es usar productos con fragancias o que contengan ácidos. Si usas productos para el acné que contengan ácido glicólico o láctico, evítalos, y lo mismo va para la benzocaína y lidocaína, las cuales a pesar de estar presentes en muchos productos para tratar quemaduras, pueden causar mayor irritación e incluso reacciones alérgicas. ¿El último compuesto del que te tienes que mantener alejada? La vaselina y cualquier producto que contenga petrolato, ya que atraparán el calor en tu piel, y no la dejarán respirar.

 

 

¿Ves ampollas? Anda al doctor

Las ampollas pueden indicar quemaduras de segundo grado, así que si ves que aparecen, anda a emergencias para prevenir infecciones y cicatrices.

 

 

Dúchate con agua tibia

Esta puede ser la única vez en que una ducha caliente no será reconfortante. Y de hecho, puede ser hasta peligrosa. El agua hirviendo puede empeorar las quemaduras, así que mantente con agua tibia, y una vez que termines sécate con golpecitos suaves con la toalla.

 

 

Elige los productos correctos para hidratar

Nuevamente, evita cualquier producto que tenga demasiadas fragancias. Las cremas o geles con soya o aloe tienen propiedades sanadoras, así que si tienes pueden ser una excelente ayuda.

 

 

Evita la picazón

Si tu quemadura es especialmente fea, puede que pases por una fase bastante molesta de picazón. Minimiza la sensación eligiendo telas livianas y que te permitan respirar, como el algodón, y evita las lanas y todo lo sintético. Una crema de Cortisona o un baño con avena son también buenas opciones.

 

 

No podrás evitar despellejarte

Lo sentimos, pero no tienes cómo evitar esta parte. Lo que sí puedes hacer es mantener tu piel hidratada en todo momento. Aplica crema sin fragancia o aceite de coco cada vez que te acuerdes, y por ningún motivo saques la piel tú misma; deja que se caiga sola.

 

 

Tu rostro necesita atención especial

El rostro requiere de atención extra, ya que quieres evitar las cicatrices o pigmentación dispareja. Para limpiar, elige un producto que sea suave, y mantente alejada de los retinoles o cualquier otro ácido. También es mejor que evites exfoliar durante algunos días, y que aumentes tu uso de protector solar, no sólo para evitar más quemaduras, pero también para prevenir cualquier discoloración en tu cara.

 

 

Come para sanarte

Las frutas y verduras hidratantes son importantes, pero presta especial atención a los cítricos como el pomelo, los limones y las naranjas, que están cargados de vitamina C, la cual es fundamental para la producción de colágeno. Las proteínas también son claves para la regeneración de la piel, así que incluye pescados y carnes magras en tu dieta.

Síguenos en facebook