Hábitos Importantes Para Un Corazón Sano

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

lifestyle-habits-for-a-healthy-heart-geri-hirsch1-612x724

Sin nuestra salud, no tenemos nada, así que es esencial que sepamos cuidarnos.

Las enfermedades cardiovasculares son una de las principales causas de muerte en hombres y mujeres. Y mientras hay muchísimos factores que no podemos controlar, hay muchos otros que si…

Sigue bajando para conocer ocho hábitos importantes para un corazón saludable:

 

 
1. No fumar.

2. Hacer ejercicio. La actividad física diaria ayuda a elevar los niveles de colesterol de lipoproteínas de alta densidad (el colesterol “bueno”), fortalece tu corazón, ayuda a bajar la presión, controla el estrés, mejora tu humor y te ayuda a dormir bien.

3. Seguir una dieta mediterránea. Come principalmente alimentos a base a plantas, como frutas y verduras, granos enteros, legumbres y nueces. Si puedes evitar la carne, mejor.

4. Optar por fuentes de proteínas bajas en grasas. Las carnes magras, las aves, los pescados y los productos lácteos bajos en grasas, son algunas de las mejores fuentes de proteínas. Las legumbres son también buenas fuentes, y contienen menos grasas y nada de colesterol, lo que las hace un sustituto perfecto para la carne.

5. Comer alimentos ricos en omega-3. Se ha demostrado experimentalmente que el consumo en grandes cantidades de omega-3 aumenta considerablemente el tiempo de coagulación de la sangre, ayudando a reducir la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares. Encuéntralo en alimentos como el salmón y otros tipos de pescados, además de las nueces, almendras y semillas de linaza.

6. Eliminar las grasas trans. Las grasas trans afectan los niveles de colesterol aumentando el colesterol “malo” y bajando el “bueno”. Esta fatal combinación aumenta el riesgo de ataques al corazón. Encuentra las grasas trans en comidas fritas, y en muchos productos envasados como galletas y papas fritas, y no confíes en las etiquetas que dicen “libres de grasas trans”, ya que carecen de regulación adecuada.

7. Aumentar las fibras solubles. Existen dos tipos de fibras, soluble e insoluble. Ambas tienen beneficios para el corazón, pero la primera también ayuda a disminuir los niveles de lipoproteínas de baja densidad o LDL. Algunos alimentos que son una buena fuente de fibra, es la avena, las lentejas, los porotos y los vegetales.

8. Reducir el consumo de sodio. Comer demasiado sodio puede contribuir a una presión alta, que es un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares. La dosis ideal para un adulto no sobrepasa una cucharadita de sal al día, así que lo mejor es cambiar la por especias para darle sabor a la comida.

Síguenos en facebook