La Unica Dieta Que Necesitarás En tu Vida

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Sí, si necesitas empezar una dieta. Pero no una en que cuentes calorías, o elimines ciertos grupos de alimentos.

Necesito que empieces una dieta de medios de comunicación. Perderás peso, pero será peso de tus hombros, no de tus caderas. Aquí está cómo hacerlo:

Captura de pantalla 2015-06-29 a la(s) 12.20.01 PM

1. Deja de leer revistas y de consumir otros medios que te hacen sentir mal.

Leí ayer algunas portadas de revistas y analice lo que vi: Una tras otra, portadas brillantes anunciando dietas: Dieta De Urgencia! Pierde Peso En Dos Semanas Y Prepárate Para El Bikini! También habían muchas imágenes de celebridades donde se les resaltaba su doble pera y sombras de celulitis, estaban siendo ridiculizadas simplemente por ser humanas.

Estas revistas, programas de TV y medios sociales nos venden finalmente un odio a nosotras mismas, haciendo que idolatremos la perfección y que invirtamos en esta perversa cultura de insatisfacción por el cuerpo, creyendo nosotras continuamente que ser flaca es como hay que ser.

CELEBRA TU CUERPO, COME COMIDA QUE TE EXITE, ALIMENTE Y SATISFAGA.

2. No te compares con modelos que vez en los anuncios

Es fácil pretender que estas imágenes y mensajes no nos afectan, pero sí lo hacen. Estudios han demostrado que mirar estas fotografías y publicidades nos afecta negativamente en la forma en que miramos nuestro cuerpo y en nuestro autoestima, tanto a los hombres como a las mujeres.

Aun cuando entendemos que estas imágenes no son reales, o que hay por detrás un grupo de profesionales que hacen que las celebridades luzcan grandiosas, igual juzgamos nuestra apariencia comparándola con la de ellos.

3. Recuerda amar tu cuerpo y te amará de vuelta!

La insatisfacción con tu cuerpo, peso, pelo y ropa simplemente nos hace sentir como basura. Cuando nos sentimos mal, somos significativamente menos capaces de hacer cambios positivos en nuestra vida. Cuando odiamos nuestro cuerpo, no estamos motivados a alimentarlo bien, ni a participar de compromisos agradables y alegres. Cuando hacemos dieta para parecer de cierta forma en vez hacer dieta para sentirnos de cierta forma, estamos en riesgo de desarrollar odio propio y vergüenza, un círculo vicioso que puede tomarnos años romperlo.

A diferencia de esto, cuando amamos y aceptamos nuestro cuerpo tal y como es, nos sentimos inspirados para tratarlo con el respeto que se merece. Cuando reconocemos las cosas magníficas que nuestro cuerpo puede hacer, somos movidos a alimentarlo, asegurarnos de que esté satisfecho y somos motivados a mantenerlo con mejor salud y no en los huesos.

Yo ya no leo más revistas sobre estos temas. No tengo la menor idea de la cantidad de peso que subió o perdió cierta celebridad en el último mes. No podría decirte qué nueva mamá ya logró meterse en sus pitillos – y no me interesa. No saber libera la energía mental que necesito para seguir respetando mi cuerpo con amor .

Celebra tu cuerpo. Come comida que te excite, alimente y satisfaga.

Síguenos en facebook