Sigue Estos 11 Pasos Para Alcanzar Tu Peso Ideal

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Los jeans no mienten. Sabías que te dejaste ir un poco durante el invierno, y te aprovechaste de que estabas tapadísima de ropa, pero es hora de volver a tomar el control antes de que sea más difícil y traumático…

3c8f0ba7be7c00d5_goal-weight.xxxlarge

Si no sabes cómo partir, aquí hay una forma directa y simple de alcanzar tu peso ideal. Sigue leyendo!
1. Calorías por día: Para perder peso necesitas un déficit de calorías. Un kilo son 7700 kcal, y si quieres perder peso, haz una combinación de ejercicios y de dieta que te permita reducir tu ingesta en 500 calorías. Pero nunca bajes de 1200 cal., ya que eso disminuirá tu metabolismo!

2. Lleva un registro: Manitorea las calorías que consumes con la mayor precisión posible. Revisa las calorías de cada alimento y anota cada cosa que consumes. Todo lo que metas en tu boca debes escribirlo, incluso un puñado pequeño de M&Ms! Y luego pésate una o dos veces por semana para registrar tu progreso.

3. Mide y repite: Ten pesas y tasas con medidas a mano para medir las porciones correctas. En los primeros meses, debes medir todo, desde la leche que tomas por las mañanas, al aderezo que echas sobre tu ensalada. Y después de un tiempo, te familiarizarás con cómo se ven las porciones realmente y te será más fácil evitar excesos.

4. Come 5 veces al día: Para evitar esa sensación de hambruna que nos lleva a comer sin medida, planea 3 comidas y 2 colaciones para cada día. Debes procurar comerlas cada 2-3 horas para mantener un metabolismo acelerado, y nunca debes saltártelas. Y en la noche, intenta siempre comer 1-2 horas antes de ir a la cama para evitar problemas digestivos e insomnio.

5. Qué comer: Asegúrate de incluir proteínas, fibra y carbohidratos sanos para mantener tus niveles de energía. El desayuno, almuerzo y la comida, pueden contener entre 300 a 500 calorías cada uno, y tus colaciones nunca más de 150.

6. Ahorra calorías: Encuentra formas sencillas de recortar calorías. Puedes partir cambiando tu coca cola por agua, usar una rebanada de queso en vez de dos o sustituir el jamón de cerdo por el de pavo. Son cambios sencillos que no cambiarán mayormente el sabor de tu comida, pero que sumados pueden hacer grandes diferencias.

7. Planifica con anticipación: Manejar el hambre es la peor parte de perder peso, así que para prevenir esos ataques de hambruna, planifica tus comidas y snacks con anticipación. Anota lo que comerás durante la semana completa y luego si puedes guarda y separa cada ración.

8. Muévete: La dieta es parte importante de perder peso, pero hacer ejercicios también. Para quemar calorías y reducir tu porcentaje de grasa corporal, incluye 60 minutos de ejercicios 5 veces por semana.

9. Fija metas pequeñas y celébralas: Perder peso es un camino largo, y es útil fijar metas más pequeñas para alcanzar tu meta máxima. Encuentra formas sanas de celebrar tus logros, como una pedicure después de 10 sesiones de gimnasio, o un vestido nuevo después de perder dos kilos, para mantenerte motivada.

10. Date cuenta de un par de cosas: La primera, es que las dietas nos son la respuesta. No hay una fórmula mágica y ningún alimento tiene poderes adelgazantes mágicos. Nada que suene demasiado restrictivo o poco nutricional es la solución. Encuentra una forma de comer que pueda transformarse en un hábito por el resto de tu vida, donde comas de manera sana la mayoría del tiempo, y te permitas algunas golosinas de vez en cuando.

La segunda realización, es que no puedes volver a tus hábitos antiguos una vez que el peso desaparezca. Si subiste de peso comiendo donuts cada mañana, puedes estar segura de que si las vuelves a incorporar en tu dieta tendrán el mismo efecto.

11. Sé paciente y recuerda porqué lo haces: Igual como esos kilos extra subieron de a poco, perderlos toma tiempo. Practica un poco de paciencia, y cuando sientas que quieres comer una galleta o un pedazo de pastel, recuerda porqué lo estás haciendo.

Síguenos en facebook