¿Sufriendo De Agotamiento? Qué Hacer Cuando Estás Bajo Demasiada Presión

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

A todas nos pasa que hay veces en la vida en que el trabajo, la universidad y nuestras obligaciones, se sienten como que son demasiado y ya no podemos más. Si ese es tu caso reunimos siete pasos para seguir cuando estés agotada.

Sigue bajando!

 

large

 

1. Relájate

Cuando trabajas bajo presión, lo mejor que puedes hacer es dejar lo que estés haciendo y relajarte. Si, suena simple y lo repetimos bastante, pero mientras más relajada estés, menos probable es que cometas errores y podrás concentrarte mejor.

 

 

2. Visualiza

Imagínate completando tus tareas y las acciones que tienes que hacer. Una vez que te visualices terminando cosas de tu lista mental, calmarás tus nervios y podrás sentirte más confiada.

 

 

3. Míralo como un desafío

Cambia tu forma de ver las cosas, y piensa en trabajar bajo presión como un desafío. Cuando lo haces, darás tu mejor esfuerzo y cuando lo completes te sentirás muy orgullosa.

 

 

4. Recuerda éxitos pasados

Esto automáticamente elevará tu confianza: Acordarte de que lo has hecho antes y que lo puedes hacer de nuevo ayudará a reducir considerablemente tu estrés y ansiedad. Además, cuando termines tendrás otro logro para mirar con orgullo en el futuro.

 

 

5. Baja la velocidad

Si no puedes parar y tomarte un tiempo para relajarte, por lo menos reduce la velocidad. Si trabajas demasiado rápido y estás con demasiadas cosas en la mente, no podrás pensar con claridad y puedes equivocarte con facilidad. Así que reduce la velocidad para mantener tu nivel de desempeño.

 

 

6. Habla con alguien

Liberar la presión a través de una conversación, te permitirá relajarte y obtener un poco de feedback de la situación. Así que no importa si decides quejarte con tus amigas o explicarle a tus compañeros de trabajo, alguien puede ayudarte a manejar mejor tu carga.

 

 

7. Libera la presión

A veces la presión que sentimos es impuesta por nosotros mismos. Creamos plazos imaginarios y pensamos que nuestro jefe nos odiará si no hacemos algo inmediatamente, o si entregamos algo que necesita revisión. Quítate un poco de presión, y date cuenta que eres humana y cometes errores.
¿Tienes algún consejo para qué hacer cuando estás bajo demasiada presión?

Síguenos en facebook