Una Guía De 6 Pasos Para Una Autosanación Profunda

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Esto no lo enseñan en la escuela de medicina, pero es un hecho relativamente bastante conocido que, siempre y cuando el sistema nervioso esté relajado, el cuerpo es capaz de hacer una autosanación del organismo.

Decir que uno se puede curar a sí mismo es un poco de paradoja, porque aunque el cuerpo está equipado para curarse así mismo, las investigaciones sugieren que no se puede pasar por el proceso de autosanación sola. Se necesita el amor y el apoyo de coaches, terapeutas, etc. Desafortunadamente la mayoría de los proveedores de salud no tienen idea de cómo ayudar a los pacientes a facilitar la autosanación. Sin embargo, existen 6 pasos de autosanación que todos puedes aplicar en su cuerpo y aumentar realmente la probabilidad de una curación espontánea. Sigue leyendo!

 

 

womandrinkingcoffee111-825x496-2

 

Paso #1: Creer en que puedes sanarte.

Tu cuerpo está muy bien equipado con mecanismos de auto-repación naturales que están bajo la influencia de los pensamientos, sentimientos y creencias que se originan en tu mente. Podemos influir en si la enfermedad se manifiesta antes de tiempo, garantizando que estos mecanismos de auto-reparación están funcionando de manera óptima. La comunidad médica ha estado demostrando por más de 50 años que la mente puede curar el cuerpo. En ciertos estudios, hasta el 80% de los pacientes tratados con nada más que pastillas de azúcar o inyecciones de solución salina dan una solución a los síntomas en un fenómeno que se conoce como “efecto placebo”.

Siempre y cuando tú creas que tu condición es “incurable” o “crónica”, lo será. Una vez que creas que la curación es posible, puede serlo.

 

 

Paso #2: Encontrar el apoyo correcto.

Decir que te puedes curar a ti mismo es una especie de término equivocado, porque los datos científicos prueban que también necesitas del cuidado de un verdadero sanador, alguien optimista que comparta sus pensamientos y creencias positivas, respete tu intuición y se preocupe por tu bienestar, con el fin de revivir verdaderamente.

 

 

Paso #3: Escucha a tu cuerpo y a tu intuición.

Si bien los doctores pueden conocer las arterias de la pierna o la anatomía de los órganos mucho mejor que tú, sólo tú sabes qué es mejor para tu propio cuerpo. Escucha a tu intuición y confía en lo que te dice.

¿No estás conectada con tu intuición? Entonces escucha a tu cuerpo, que es el vehículo que tu intuición usa para hablar contigo. Si tienes una sensación física en tu cuerpo, como dolor, naúseas, mareos, etc, pregúntale a tu cuerpo lo que está tratando de comunicarte, y escucha! Esa es la voz de tu sabiduría interior y siempre te llevará donde necesitas ir.

 

 

Paso #4: Haz un diagnóstico de las causas fundamentales de tu enfermedad.

Tu doctor te puede dar un tipo de diagnóstico – migrañas o síndrome de colon irritable o cáncer de mama, etc. Pero el tipo de diagnóstico del que estamos hablando es sobre encontrar la raíz de lo que podría haber desencadenado respuestas de estrés en tu cuerpo y desactivado mecanismos de defensa del organismo.

Las enfermedades son por lo general una llamada de atención que nos obliga a bajar y centrarnos en lo que realmente es cierto en nuestras vidas. Podemos jugar a ser víctimas o usar la enfermedad como una oportunidad para despertar. ¿Qué aspectos de tu vida están activando tus respuestas de estrés? ¿Qué actividades que inducen relajación – como la meditación, la expresión creativa, la risa, trabajar en lo que te gusta, masajes, yoga, etc – has estado descuidando?

 

 

Paso #5: Escribe tu propia receta.

Esta no va a ser el tipo de receta que usas en las farmacias, pero sí puede incluir elementos de medicina occidental. Es más bien un plan de acción autoguiada destinada a hacer que tu cuerpo alcance un nivel óptimo de salud y la recuperación completa.

Empieza por preguntarte: “¿Qué necesita mi cuerpo para sanar?” Sé lo más específica posible y luego junta el valor necesario para poner en marcha tu plan de acción. Tu receta puede incluir cambios en la dieta, un régimen de ejercicios y un plan de entrenamiento médico convencional. Pero también puede incluir salir de una relación tóxica, renunciar a un trabajo que te hace infeliz, añadir una práctica de meditación, tomar medidas para salir de una deuda o seguir una pasión.

 

 

Paso #6: Ríndete a tu obsesión por saber resultados.

Si has seguido estos cinco pasos, entonces has hecho todo lo que está en tu poder para hacer que tu cuerpo logre milagros y el resto está fuera de tus manos. Así que toma una respiración profunda, confía en el universo y ríndete a esa obsesión de apegarte a resultados y deja que cualquier condición médica que tengas, enfrente la posibilidad de un despertar espiritual.

 

¿Eres lo suficientemente valiente para decir SÍ cuando tu intuición te dice que tu cuerpo necesita algo para sanar? Confiamos en ti…

Síguenos en facebook