¿Vas A Viajar Sola Con Tu Guagua? 6 Tips Para Evitar Un Completo Desastre

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Nunca te olvides que eres absolutamente capaz.

Si te toca viajar sola con tu guagua no es raro que entres en pánico. Son tantas las cosas que hay que hacer, los bultos que acarrear, las barreras que ir pasando, etc., que puede sonar un poco agobiante enfrentarte a eso. Pero no te preocupes, hay unos tips confiable y probados que harán esta experiencia muchísimo más fácil.

 

1. Coordina que alguien te lleve al aeropuerto.

No planees transportarte al aeropuerto si puedes evitarlo. Haz que alguien, o un Uber, o un taxi, te deje a ti y a tu bebé. Tendrás el beneficio de que alguien te ayude a sacar todo tu equipaje y pero lo más importante: puede dejarte al lado de la puerta de los counter. ¡Esto es crucial!

 

 

2. Manda el coche y silla de auto como maleta.

Una vez que te dejaron en la puerta te encuentras con tu hijo, el coche, la silla y las maletas. Probablemente cuando viajas con alguien más llevas el coche hasta la puerta del avión, pero en este caso, preferirás quedar lo más libre posible.

 

 

3. Usa un porta bebé.

Una vez que ya te liberaste de todo equipaje mete a tu bebé en un porta guaguas, el que además puedes usar todo el vuelo. Esta es la clave para poder hacer todo lo demás que necesitas, pero estar pegada a tu bebé.

 

 

4. Lleva un bolso de guagua como maleta de mano.

Una mochila como bolso de guagua es siempre práctica, no sólo cuando viajas. Te deja las manos libres y además tienes un montón de bolsillos a disposición para guardar tanto tus cosas como las de tu bebé.

 

 

5. Reserva un asiento de pasillo.

Hay ventajas para los asientos de pasillo y ventana cuando vuelas con un bebé. Si estás amamantando, es bueno tener la privacidad de un asiento junto a la ventana, por lo que es posible que siempre elijas ventana cuando viajas acompañada, pero si estás sola, elige un pasillo. Podrás salir fácilmente para cambiar pañales y para desembarcar.

 

 

6. Aprovecha la buena disposición de los extraños.

Cuando vuelas con un bebé, te preocupa que la gente se moleste contigo incluso antes de abordar, pero la realidad es que muchas personas quieren ayudarte. ¡Acéptalo! Si alguien se ofrece a ayudar con una bolsa, preparar una botella, lo que sea, déjelo.

Síguenos en facebook