5 Piezas Que Carrie Bradshaw Sacaría De Tu Closet

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Si la gurú lo dice…

Nunca olvidaremos una de nuestras series favoritas y en especial a su protagonista Carrie Bradshaw. Su increíble guardarropa y tenidas atrevidas serán siempre un ícono de estilo para las amantes de la moda y como tal, creemos que la fashionista tendría algunos consejos cuando se trata de la edición de nuestro closet.

¿Qué sacaría la estrella de Sex and the City de tu guardarropa? Acá te lo contamos.

 

1. Dad Sneakers.

No es ningún secreto que Carrie Bradshaw era fanática de los tacos, más específicamente, Jimmy Choos y Manolos. Como ella dijo una vez, “Estoy muy, muy cómoda con los tacos. Cuanto más altos, mejor”. Por lo mismo, tenemos una razón importante para creer que nunca la habríamos visto usando las populares dad sneakers. En su lugar, optaría por las sandalias de tiras. Tiene sentido: son tan actuales como las zapatillas de papá, pero están un poco más en línea con su estética general.

 

 

2. Jeans con demasiadas roturas.

Carrie no usaba jeans muy seguido, y si alguna vez lo hizo, no eran demasiado desgarrados. En su lugar, prefería una falda midi fluida o una falda cruzada. De hecho, no nos oponemos a nombrar oficialmente a Bradshaw como la reina de las faldas de satén de finales de los 90 y principios de los 00.

 

 

3. Blusas con mangas acampanadas.

Nos encantan las blusas con mangas acampanadas, sin embargo, con el gusto de Carrie por los trajes a medida, creemos que no participaría de esta tendencia. De hecho, estamos bastante seguras de que las eliminaría de tu armario para darle espacio a algo más ajustado.

 

 

4. Accesorios playeros o de conchitas.

Las joyas inspiradas en la playa pueden ser una de nuestras tendencias de accesorios favoritas del momento, pero tenemos la sensación de que lo mismo no sería cierto para Carrie. En su lugar, elegiría una cadena clásica de perlas.

 

 

5. Neutros monocromáticos.

Carrie Bradshaw no le tenía miedo al color. Su audaz armario no permitiría un momento monocromático, al menos no un tono monocromático neutral. En cambio, combinaría un traje completamente beige o negro con accesorios coloridos, abrigos o detalles audaces. También jugaría con la longitud y la textura.

Síguenos en facebook