7 Cosas Que Probablemente Están Usando Mucho Espacio En Tu Closet

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

¿Preparada para una limpieza de closet? Esto es lo que necesitas saber.

Todas tenemos un espacio limitado de closet, y por más que nos guste comprar cosas nuevas, deberíamos deshacernos de las prendas que ya no usamos y sólo usan espacio preciado, además de contribuir al desorden.

Obviamente hay cosas que compramos para tener el nuestro closet por muchos años, ojalá para siempre, porque lo más importante es saber comprar de forma inteligente, priorizando la calidad por sobre la cantidad. Pero de igual forma, es inevitable que empecemos a cumular cosas que ya no usamos. Si quieres hacer una buena limpieza de closet, a continuación te damos algunas pautas para ayudarte a identificar lo que deberías donar, vender o eliminar.

 

1. Denim obsoleto.

Si revisas tu colección de prendas de denim, es prácticamente seguro que al menos encuentres un par de jeans, shorts o cualquier otra cosa que se siente inexplicablemente anticuado (y que es poco probable que uses en el corto plazo).

 

 

2. Calcetines, calzones y sostenes viejos.

Individualmente, algunos calcetines que no combinan, ropa interior desteñida y algunos sostenes deformes que no parecen ocupar tanto espacio. Sin embargo, combina las tres categorías y deberías poder dejar un poco de espacio para nuevas prendas interiores, o al menos ayudar a que esta sección que por lo general está repleta, quede más ordenada.

 

 

3. Básicos de mala calidad.

Cuando amas un básico, es natural comprar varios de los artículos en cuestión. Por ejemplo, quizás tienes 20 camisetas blancas, casi la misma cantidad de camisetas negras e innumerables sweaters negros. Por supuesto, no hay nada malo con la variedad, pero tómate el tiempo para evaluar cuáles son los de menos calidad y rendimiento (y por lo tanto usas menos) y deshazte de ellos.

 

 

4. Zapatos incómodos.

Si los compraste sin saberlo y después del primer uso te diste cuenta de que son intolerables, o pensaste que lograrías superar el dolor por lo lindos que son, todas podemos estar de acuerdo en que una vez que sabes que un par de zapatos es doloroso, es difícil volver a usarlos, incluso si son perfectos para el look. Admitir esta derrota es difícil, pero es mejor eliminarlos para darle espacio a otro par que sean más funcionales.

 

 

5. Poleras de pijama.

Incluso si lavaras la ropa cada dos semanas, no necesitarías más de 14 camisetas para dormir. De hecho, si tienes un pijama real (sabemos que las opiniones varían sobre eso), necesitarías aún menos. Entonces, ¿por qué todas tenemos docenas de camisetas viejas que decimos que son para dormir? Nuestro consejo es que las revises y elimines las que no usas hace más de 3 meses (y no tienen un valor sentimental para ti).

 

 

6. Ropa de deporte que ya no usas.

Todas tenemos esos leggings viejos que guardamos pero que nunca elegimos cuando nos vestimos para ir al gimnasio o hacer ejercicio, y aquí estamos para decirte que está bien dejarlo ir.

 

 

7. Cualquier cosa que ya no te queda.

¿Demasiado grande, demasiado difícil de adaptar o demasiado chico? Adiós. Es difícil dejar de lado algo que podría ser realmente lindo si solo te quedara, pero el alivio de deshacerse de él compensará con creces el dolor de la separación. Tu ropa y tu armario deberían hacerte sentir bien, así que ahorra espacio para artículos que se ajusten a la forma que quieres.

Síguenos en facebook