Cinta Quirúrgica: La Solución Para Varios Problemas De Estilo

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

No hay nada peor que estar fuera de casa y darse cuenta de que se nos viene una emergencia. Sabes de lo que estamos hablando, ese momento en que los tacos empiezan a doler demasiado como para poder seguir usándolos un minuto más, cuando se descose una basta y así muchas otras cosas más… Afortunadamente, hay una manera muy sencilla de poder solucionar cualquier problema de estilo sin importar dónde estés, sólo tienes que tener cinta quirúrgica en tu cartera!

En serio. Es un imprescindible que puede arreglar prácticamente cualquier problema de estilo, y para demostrarlo, aquí te retratamos los típicos cinco y cómo poder solucionarlos!

 

 

 

1

Este es uno de nuestros trucos favoritos! Si estás cojeando después de un largo día encima de unos tacos, amarra con cinta quirúrgica tu tercer y cuarto dedo del pie (contando desde el dedo gordo). Hay un nervio que se divide entre estos dedos y que causa dolor producto de la presión. La cinta alivia la tensión de este nervio.

 

 

 

 

2

A todas nos ha pasado – estar solas en nuestra casa arreglándonos y no tener a nadie que nos ayude a ponernos esas pulseras difíciles de cerrar. Es casi imposible hacerlo con una mano ¿cierto? Bueno, la forma más fácil de evitar este problema es tomar un pedazo de cinta quirúrgica y pegar uno de los extremos de la pulsera a tu muñeca, lo que liberará la mano que tiene que sujetar la pulsera en su lugar y así es mucho más fácil poder cerrar el broche.

 

 

 

3-copy

Si te das cuenta de que tu top no se ajusta bien, puedes arreglar fácilmente las partes problemáticas con cinta quirúrgica. ¿Los botones de tu camisa se están abriendo solos? Usa un pedazo pequeño de cinta en el centro para que así no se resbalen. También puede ser útil si necesitas hacer una basta o también acortar las mangas de tu camisa.

 

 

 

4

Es muy molesto darse cuenta de que estás cubierta de pelusas. ¿Una solución rápida? Doblar un trozo de cinta por la mitad y rodarlo suavemente sobre los lugares que están cubiertos de pelusas.

 

 

 

 

5

Si estás fuera de tu casa y te das cuenta de que la basta de tus pantalones se está empezando a descoser, no te asustes. Hay una forma muy fácil de evitar que esto empeore. Todo lo que necesitas hacer es tomar un pedazo de cinta y pegarlo sobre la parte deshilachada. Esto hará que se quede de la misma forma hasta que llegues a tu casa y la puedas coser o fijar correctamente.

 

Síguenos en facebook