Cómo Construir Un Mejor Guardarropa, Más Consciente Y Con Menos Cosas

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Si tu panorama favorito es hacer un “closet makeover”, bueno, felicitaciones! Pero si éste es un proceso difícil para ti, aquí te dejamos seis pasos que te ayudarán a armar un closet más consciente, mucho mejor y con menos cosas.

Si no has usado algo en un año probablemente no lo vas a volver a usar, es un consejo que hemos oído muchas veces… Y lo sabemos bien, pero aún así, donar ropa que alguna vez amamos puede sentirse un poco desalmado, y priorizar qué piezas son dignas de estar guardadas en nuestro closet puede ser un poco agotador… Pero no te preocupes, este proceso ser mucho más amigable con un par de cambios positivos…

Para mi construir un mejor guardarropa se trata de trabajar con una base de grandes básicos que puedas usar todos los días – y no sólo para una o dos ocasiones. Es lo que uso cuando no voy a ir a ningún lugar en especial – o cuando nadie está mirando. Con un mejor guardarropa, te vistes mejor con muchísimo menos esfuerzo. Y como resultado, tus outfits naturalmente se ven espectaculares a donde quiera que vayas. Aquí te contamos como lograrlo.

 

1. Trae a los básicos de vuelta.

Si tienes ganas de ir de compras, date un gusto e invierte en básicos frescos para todos los días. Desde las camisetas básicas que no puedes dejar de usar, hasta tu ropa interior y calcetines. Es la forma más rápida de darle nueva vida a tu look.

 

2. Compras que son una “inversión conveniente”

Esto es sólo una cuestión de números: toma la etiqueta con el precio de esas argollas de oro, esas botas de cuero, o esa cartera de diseñador y dividela por el número de veces que has usado esa prenda (solo en un año o incluso en varios años). Si estás contenta con el número, entonces es una pieza que realmente ha valido la pena su inversión.

 

3. Ten algunas buenas piezas llamativas.

Si bien tener varias prendas especiales que raramente vas a usar es poco práctico, creo que si tiene sentido tener un par de piezas llamativas por temporada. Por ejemplo, para el verano es bueno tener un par de chalas especial y un vestido que te fascine y para el invierno vale la pena invertir en un rico y estiloso abrigo y en unas botas que te fascinen. No es necesario tener muchas prendas llamativas porque lo más probable, es que después te aburran.

 

4. Compra tendencias con longevidad

Tengo que reconocer que no soy la mejor en hacer esto, pero de todas maneras vale la pena en el largo plazo. Si eres una persona a la que le gusta la ropa y/o tienes un presupuesto acotado, entonces sólo compra tendencias que van a durar más tiempo. Por ejemplo, para este año lo serán las carteras de paja, los “power suits” y los vestidos tipo enagua y las prendas en animal print.

 

5. Añade algunos colores a tu guardarropa.

Los colores ayudan muchísimo a refrescar un look neutro. Personalmente, siempre tiendo a recomendar comprar tonos neutros y colores más oscuros porque naturalmente ayudan a elevar tu estilo y son más fáciles de combinar. Sin embargo, el color puede realzar tu tez e inyectar vida en lo que podría ser un outfit más aburrido.

 

6. Inspírate con nuevas marcas y tiendas.

Una de las razones por las que nos tentamos con otras tendencias tan rápidamente, es porque las vemos en otras personas y nos gusta como se ven y queremos imitar ese look. Por otra parte, muchas veces nos pasa que nos vestimos siempre igual y necesitamos refrescar nuestros looks. Si te interesa vestirte mejor y aprovechar mejor la ropa que tienes y sacarle más partido a lo que te quieres comprar, te invito a mantenerte inspirada mirando nuevas marcas. Mantenerte al día con nuevas marcas te ayudará a encontrar piezas únicas que te encantarán y puedes aprovechar de ver las formas creativas en las que combinan la ropa.

 

7. Ten un uniforme

Seamos honestas, muchas de nosotras no tenemos el tiempo para pensar e investigar en trucos de estilo todos los días. Así que, siempre ten un uniforme listo para esos días en los que simplemente necesitas levantarte y salir. Aprende a saber qué cosas te quedan bien y no temas repetir la fórmula ganadora las veces que quieras. Luego, cuando encuentres variaciones de piezas que componen ese look, cómpralas.

Síguenos en facebook