La Prueba Del Gran Parecido Entre La Princesa Diana Y Meghan Markle

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Sólo ha pasado un año y medio, pero desde que Meghan Markle apareció en escena del brazo del Príncipe Harry, ha derretido los corazones de quienes siguen a la realeza.

Lo que nos recuerda a otra miembro de la realeza de la que nos enamoramos rápidamente: la princesa Diana. Aquí recopilamos algunas de sus similitudes más notorias.

 

1. Megan  no tiene miedo a decir lo que piensa.

Según una biografía reciente llamada Meghan: An American Princess, Meghan (al igual que Diana) siempre ha sido una apasionada del bienestar social. En 1990, la actriz convertida en realeza organizó una protesta contra la Guerra del Golfo en su colegio y también comenzó numerosas campañas de cartas, animadas por su padre Thomas Markle, para expresar su preocupación por temas como el sexismo y la igualdad de género. Diana siguió un camino similar, hablando sobre el divorcio, el VIH y el SIDA… en un momento en que las princesas simplemente no hacían esas cosas.

 

 

2. Megan actúa en nombre de las causas que le importan.

Pre-Príncipe Harry, Meghan se desempeñó como embajadora mundial de World Vision, viajando a Rwanda en 2016 para ayudar a hacer campaña por el agua potable. También fue una defensora de las Naciones Unidas y tiene grandes planes para continuar estos esfuerzos, y más, en su nuevo papel como Duquesa de Sussex. Haciendo un flashback a las campañas filantrópicas de Diana como princesa, que fue más allá de la típica realeza: caminó por un campo minado parcialmente despejado en Angola y habló apasionadamente sobre problemas de salud mental, incluida su propia batalla contra la bulimia, solo para crear conciencia.

 

 

3. Tiene un sentido de estilo bastante parecido.

Al igual que su suegra, Meghan tiene una afinidad por las camisas abotonadas y los jeans. También hizo su misión de comprar en tiendas locales, y es conocida por apoyar a los diseñadores canadienses. Como recordatorio, Diana hizo lo mismo con los británicos, usando regularmente marcas como Catherine Walker y Bruce Oldfield, con el fin de ayudar a impulsar la economía local.

 

 

4. Es cálida y cercana.

¿Protocolo real? Al igual que Diana, Meghan no tiene miedo de doblegar las reglas un poco. Caso en cuestión: firmó un autógrafo en un viaje reciente a Cardiff, Gales, lo cual es un no absoluto para la realeza por razones de seguridad, pero una que ignoró cuando conoció a un plebeyo en Escocia. Lo mismo que Diana. Era famosa por estar agachada al nivel de los ojos de cada niño y cada persona enferma que conoció, incluyendo a un niño de siete años que luchaba contra el SIDA y que Diana conoció en el pasillo de un hospital e inmediatamente lo tomó en sus brazos.

 

 

5. Incluso sus más cercanos piensan que es la versión de Diana 2.0

Como su mejor amiga, Priyanka Chopra, lo puso en la carta que escribió a Meghan -una parte de su perfil en la lista de las 100 personas más influyentes de la revista Time de 2018- la nueva duquesa de Sussex es una “princesa del pueblo”. Nos recuerda a Diana, ¿no?

Síguenos en facebook