Los 30 Ítems Que Tienes Que Eliminar De Tu Closet

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Ya nos acercamos a un nuevo año, y que mejor momento que éste (justo después de haber recibido los regalos de Navidad además) para deshacerte de esas prendas que innecesariamente ocupan espacio en tu closet. Estamos hablando de esa polera de trabajos de verano, esa chaqueta que ya está demasiado pasada de moda, esos zapatos que te destruyen los pies, etc… Seguramente, muchos de estos ítems tienen algún valor sentimental, pero si no están siendo usados, sólo están ocupando espacio valioso y escaso en tu closet.

Ya que la limpieza de otoño está muy lejos todavía, el año nuevo es la excusa perfecta para refrescar tu armario – no comprando cosas nuevas, si no que eliminando lo viejo y lo que ya no usas. Aquí te nombro 30 de esas piezas para eliminar, desde el vestido de fiesta que jurabas que usarías, a esa carterita inútil en la que no cabe nada, seguro tienes varios de esos ítems y te sentirás identificada!

 

21cd85e25d38f408d6f36bce2787b208

 

1. La cartera o bolsa que usas para el trabajo que deberías haber reemplazado hace 6 meses.
Tu cartera xl que usas todos los días no debería parecer como atropellada por un camión.

 

2. La camiseta blanca, que ya no es tan blanca.
Si tu polera blanca pasó a ser amarillenta, es hora de despedirte de ella… Ahora…

 

3. Los pantalones negros que se han desteñido notoriamente.
Siempre estamos buscando el par de pantalones negros perfectos, del tono más oscuro posible, así que porque seguir usando unos que ya se volvieron grises?

 

4. El sostén deportivo con los elásticos gastados.
Si ya está tan estirado, no está ofreciendo mucho soporte.

 

5. La chaqueta que lavaste a máquina que era sólo para lavar en seco.
Si estás destrozada por el abrigo que se arruinó después de pasar por la lavadora, lo entendemos. Pero si tu abrigo ya perdió sus cualidades que lo hacían lindo, es hora de dejarlo ir.

 

6. La colaboración de diseñador que tenías que tener.
Puede que hayas esperado horas para conseguir ese preciado ítem de la colección (Balmain x H&M, Alexander Wang x H&M, etc…) pero estas piezas se volvieron irrelevantes más rápido de lo que volaron de las repisas.

 

7. Los jeans tan rajados que ya no deberían ser considerados como pantalones.
Tus jeans deberían cubrir por lo menos un 20% de tus piernas.

 

8. Los aros tan pesados que dejan tus lóbulos adoloridos
Seamos honestas, no se ven ni se sienten bien.

 

9. El sweater tan usado que está completamente apelotillado.
Ha visto demasiados inviernos y ha sobrevivido ha demasiadas combinaciones por lo que ya muestra infinitas heridas de guerra (osea pelusas) que lo confirman.

 

cleaning-out-your-closet-1024x692

 

10. Los altísimos tacos para ir del taxi a la vereda.
Cuál es el punto de comprar zapatos carísimos si no puedes ni caminar con ellos.

 

11. Los pantalones poco favorecedores que usaste en tu primera entrevista de trabajo.
Los pantalones rayados corporativos no te ayudarán a conseguir el trabajo de tus sueños.

 

12. La colección de ropa de moda rápida que ya está a mal traer.
Si tienes más poleras de algodón que el mismo Forever 21, es hora de que edites tu selección (y podrías regalarle algunas a tu hermana chica).

 

13. El calcetín que perdió su pareja.
De verdad, dime que vas a hacer con uno solo??

 

14. Los skinny jeans a los que se les hacen bolsas en las rodillas.
Encontrar los skinny jeans perfectos ya es difícil, pero quedarte con unos que ya están gastados y vencidos no te está haciendo ningún favor.

 

15. Los zapatos con los que SIEMPRE te salen ampollas.
No importa cuantas veces trates de “ablandarlos”. Este es el mejor ejemplo de que hay muchas veces en las que no vale la pena el sufrimiento por la moda.

 

16. El trofeo de esa venta de muestras o de esa súper liquidación que no te queda bien.
No fue una compra tan buena si es que no puedes usarlo, no?

 

17. Los cintillos de tu fase “Blair Waldorf”.
Buenos ideas Upper East Side, los cintillos con cintas oversized son sólo para niñas pequeñas.

 

18. El ítem típico de la zona que compraste en vacaciones.
Te bajó el síndrome de Pomaire? Botas vaqueras en Texas, las orejas de Mickey Mouse en Disney, ponchos en la Patagonia… souvenires como éstos son un buen recuerdo de tu viaje, pero cuando los haz usado al volver a tu casa?

 

19. La polera de la barra del colegio, la polera que te daban cuando ibas a trabajos de verano, cuando ibas a misiones, etc…
Si ya llevas más de un año fuera de la universidad, es hora de que te decirle adiós a esas clásicas poleras con los logos de los trabajos de verano y empieces a usar ropa deportiva de verdad.

 

Tosstake-1024x577

 

20. El vestido brillante que compraste para Año Nuevo – Pero que todavía no has usado.
Esperabas rockear este vestido para la fiesta de año nuevo del… 2008. Si todavía no lo haz usado, es probable que no lo vayas a usar nunca! Dile adiós!

 

21. El mini vestido ajustado que quedó de tus días de fiestas y discotheques.
Si Kim Kardashian dejó de usarlos, tu también deberías.

 

22. Las prendas que en algún minuto estuvieron “muy a la moda” que nunca pudieron ser atemporales.
Recuerda, las modas pasan muy rápido.

 

23. Las zapatillas blancas que han pasado por demasiados obstáculos.
Porque las zapatillas manchadas de barro y otras cosas no se ven lindas.

 

24. La chaqueta de blue jean “vintage” que rescataste del colegio.
Cuál es la idea de usar una prenda que no te permite mover los brazos.

 

25. Las ballerinas con hoyos en las suelas.
Lo entendemos: tienen ese look súper usado y son cómodas, pero también están demasiado gastadas. Es hora de invertir en un par nuevo.

 

26. Esa camisa encogida que juras que todavía te cabe.
Podrá ser un clásico, pero si queda demasiado apretada en la cintura, o los ojales están demasiado tirantes, no vale la pena seguir guardándola.

 

27. El vestido de fiesta que compraste esperando tener la ocasión de usarlo.
Para esa oportunidad que esperabas que llegara… pero que por esas cosas de la vida nunca llegó.

 

28. Las zapatillas con terraplén.
Un básico del street style en el pasado (que debe quedarse ahí), estas zapatillas son el ejemplo perfecto de una prenda que estuvo muy de moda y que debe quedar en el olvido.

 

29. Esos shorts cortados que accidentalmente te quedaron muy cortos.
A menos que quieras sacarte una #belfie, estos son un no-no.

 

30. La cartera de mano para la noche en la que no cabe nada.
Literalmente inútil.

Síguenos en facebook