Desde 2010 A 2019, Estas Fueron Las Tendencias Más Importantes De La Última Década

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Es muy probable que sientas algo de nostalgia.

Lisa Aiken, directora de moda de Moda Operandi es conocida dentro de la industria de la moda por establecer tendencias y detectar nuevos diseñadores. Si hay una nueva marca cool o una tendencia en ascenso, no solo ya la está usando sino que también la ha editado en la selección de compras de Moda Operandi para que todas la disfruten.

Con lo anterior en mente, buscamos el resumen de las tendencias más importantes según Aiken que concurrieron a lo largo de la década pasada.

 

 

2010: Skinny jeans + Tacos altos.

Los skinny jeans, los zapatos de taco alto y un blazer de Chanel o Balmain eran el uniforme de las editoras francesas, imposible mejor representado por Emmanuelle Alt, editor en jefe de Vogue Paris.

 

 

2011: El estampado de plátanos de Prada.

El icónico estampado de plátano de Prada apareció en todas las revistas de moda o en las celebridades, y rápidamente también estuvo disponible también en el street style. La relevancia de la marca aumentó aún más con la inclusión del diseñador en el tema del Met Costume Institute al año siguiente.

 

 

2012: El look de modelo fuera de servicio.

El look de modelo fuera de servicio era una fórmula fácil de replicar para todos: una camiseta oversized, skinny jeans o pantalones de cuero y una chaqueta moto. La pieza héroe se convirtió rápidamente en las zapatillas de de Isabel Marant… si lograbas poder comprarlas antes de que se agotaran.

 

 

2013: El auge de la ropa casual.

El mayor movimiento de la década fue, sin duda, el auge de la ropa de calle, y todo comenzó en 2013 con el polerón de Bambi de Givenchy. Riccardo Tisci, director creativo de Givenchy, lo combinó en la pasarela con una falda lápiz y tacos, y así empezó la tendencia.

 

 

2014: Vestirse para las cámaras.

La relevancia de Instagram impulsó la moda más audaz y el concepto de vestirse para la cámara. La plataforma anunció el crecimiento del street style y el #OOTD documentado como un medio para compartir la moda y las tendencias en auge.

 

 

2015: Maximalismo.

Con el nombramiento de un nuevo director creativo en Gucci, Alessandro Michele, combinado con la creciente presencia del estilo urbano y las redes sociales antes mencionadas, volvimos al maximalismo. Los estampados llamativos y los detalles extravagantes se convirtieron rápidamente en nuestro uniforme de moda.

 

 

2016: Bomber Jackets.

El streetwear realmente ganó impulso en 2016. Donde Givenchy lo dejó, Virgil Abloh de Off-White y Demna Gvasalia de Balenciaga vieron la oportunidad de redefinir una pieza de culto que está de moda. Rápidamente, los artículos para comprar se convirtieron en denim llamativos, un polerón con capucha y la popular bomber jacket.

 

 

2017: Logos.

La evolución del streetwear continuó con el auge de la logomanía. De repente, todos los looks se completaron con la adición de una camiseta Gucci o una cartera de monograma.

 

 

2018: Prendas sastreras.

La minimalista favorita de la moda, Phoebe Philo, dejó Celine en 2018 y nos dejó a todoa ansiando más. Muy rápidamente, la moda cambió a un ambiente más adulto, personalizado y sutil, con todo un grupo de seguidores leales dando a conocer los sentimientos con el hashtag #OldCeline en Instagram.

 

 

2019: Beige.

Las repercusiones de #OldCeline duraron hasta 2019, con el interminable mar de color beige en las tiendas como la señal más notable. Los diseñadores de toda la industria han tratado (tal vez inconscientemente) de llenar el vacío dejado atrás, y parece que el ganador emergente es Daniel Lee de Bottega Veneta con su cartera It que se ha apoderado de Internet.

Síguenos en facebook