5 Trucos De Belleza Con Aceite De Argán

El aceite de argán es un regalo maravilloso de la naturaleza: es muy versátil y es el aliado perfecto para muchos temas de belleza, en especial para aquellas que prefieren un producto sencillo en lugar de esos que contienen una lista interminable de ingredientes. Lo que quizás no sepas, es que no sirve sólo para hidratar, hay muchas otras cosas que puedes hacer con él. Aquí te contamos sobre 5 trucos de belleza que puedes hacer con este aceite para que pruebes en tu rutina diaria!

What_Is_Argan_Oil

 

 

1. Para hacer el exfoliante casero perfecto.

Mezcla una cantidad generosa de aceite de argán con un poco de azúcar y ahí lo tienes: tu propio tratamiento exfoliante estará listo en pocos minutos. El aceite hidratará tu piel haciendo que quede suave, mientras que el azúcar se hará cargo de eliminar la capa de células muertas de la piel.

 

 

2. Para convertir tu tónico en crema hidratante.

Mezcla aceite de argán con agua de rosas y agua de hamamelis – una planta que es famosa por su efecto astringente en la piel. Esto ayudará al balance de tu piel, y cuidará un parte esencial de tu rutina de belleza que es la humectación.

 

 

3. El aceite de argán es increíblemente útil para las estrías.

Si te aseguras de aplicarlo en tus estrías todos los días – que es evidente que no van a desaparecer durante la noche, pero sí van a ser cada vez menos visibles. Esto pasa gracias a la capacidad del aceite de argán para mejorar la elasticidad de la piel, dejándola más suave y fuerte.

 

 

4. Para cuidar las uñas y cutículas.

Aplica una pequeña gota de aceite cada uña, masajea el aceite y dale a tu piel unos minutos para que absorba. El tratamiento nutritivo hará que las cutículas estén más suaves y listas para una manicura, y además hará que las partes duras de la piel por el lado de las uñas desaparezcan por completo.

 

 

5. Para remover el maquillaje de larga duración o a prueba de agua.

Sólo hay que poner un poco de aceite de argán en un disco de algodón, colocarlo sobre los ojos durante unos segundos y luego sacarlo para remover el rímel. Te darás cuenta de que este producto milagroso se las arreglará para deshacerse incluso de las fórmulas más resistentes. Si los restos de aceite en tu piel te molestan, toma una toalla húmeda y pásala sobre la piel de tu cara para eliminar el exceso de grasa rápidamente.