5 Hábitos Nocturnos Que Te Mantendrán Libre De Arrugas

No puedes evitar envejecer, pero definitivamente puedes proteger y mantener la piel que ya tienes. Empieza hoy mismo, todo lo que tienes que hacer es lavar tu cara… Sigue leyendo para los cinco hábitos nocturnos que te mantendrán libre de arrugas!

 

landscape-1433519388-landscape-1432323015-200121443-001

 

Lava con jabón y agua

Cualquiera sea tu tipo de piel, el objetivo es remover la grasa, mugre y maquillaje que se acumulan a diario en la superficie de tu piel, y un jabón rico es la mejor forma de hacerlo.

Qué tipo usar: Una barra está bien, o si prefieres prueba uno en gel o líquido. Cualquiera que elijas debe ser gentil, sin olor y también debería hacer suficiente espuma y lavarse sin dejar residuo.

Cómo lavar: Durante 30 segundos, masajea la espuma por tu cuello y cara. No te olvides de los párpados! Luego, enjuaga con abundante agua tibia para dilatar tus venas y aumentar el flujo sanguíneo.

 

Enjuaga de nuevo

Esta vez, sigue con un poco de agua fría que cerrará los vasos sanguíneos y ayudará a afirmar tu piel.

 

 

Seca tu cara con toalla

Esto ayuda a remover las células muertas acumuladas para que las jóvenes puedan alcanzar la superficie. Seca hacia arriba, contra la fuerza de gravedad, y se enérgica pero gentil. Le hará muy bien a tu cara!

 

 

Aplica productos protectores

Todas necesitamos algún tipo de combinación de humectante y antioxidantes (como vitamina C y E, soya o té verde, que ayudan a reparar y proteger la piel de la polución y los rayos ultra violeta). Simplifica esta parte del proceso eligiendo un hidratante con antioxidantes. Luego, aplica un producto de tratamiento que penetre la piel y haga reales cambios en la superficie.

Qué tratamiento usar:

Si tus problemas son menores, líneas finas, poros ligeramente agrandados y descoloración, considera un hidratante de farmacia que contenga ácidos alpha hidroxi.

Los siguientes productos, para tratar problemas un poco más avanzados, es un grupo de derivados de la vitamina A que vienen en distintas intensidades, dependiendo de tu prescripción. ¿Cuál es mejor para ti? Si tus líneas todavía son finas, prueba un producto con retinol. Para arrugas un poco más severas, habla con tu doctor para que te recete Retin-A y Renova. Ambos mejoran la piel estimulando el recambio de células y la producción de colágeno.

Dónde aplicar: El Retin-A y Renova deben ser aplicados en las zonas específicas de problemas, tal como indique tu doctor. Pero todo el resto de los tratamientos pueden ser aplicados a tu cara entera.

 

 

Hidrata

Quieres que tu cara se vea lisa y sana, para lo que necesitas atrapar la mayor cantidad de hidratación como sea posible. Los aceites naturales son los mejores sellantes, pero si tu piel no produce suficiente, una crema hidratante es lo segundo mejor. Si has usado un producto de tratamiento, este paso es crucial. Y aún si ya has aplicado una crema que contenga ácidos alpha hidroxi, terminar con un hidratante sellará todo lo que has aplicado.