Una Guía De 5 Pasos Para Romper Cualquier Mal Hábito

portada

Todos tenemos malos hábitos que podríamos mejorar. Desde acostarnos muy tarde y tener atracones con la comida, a olvidar pagar las cuentas a tiempo. Y a pesar de que no son graves, hay ciertos ajustes que se pueden hacer para superarlos…

Brad Lamm, intervencionista de las celebridades y adicto recuperado, que trata con problemas de abuso de drogas y desordenes alimenticios, creó una pequeña guía con cinco pasos con los que puedes romper cualquier mal hábito. Sigue leyendo para conocerla, y atrévete a hacer los cambios necesarios para mejorar tu vida!

 

 

1. Conoce la diferencia entre un hábito y una adicción

A diferencia de las adicciones, un mal hábito es lo que Lamm identifica como “situacional.” Esto significa que mientras una adicción es más habitual e interfiere con tu vida cotidiana, un mal hábito no es tan severo. Una vez que has identificado la diferencia, puedes empezar a trabar para romperlo.

¿No estás segura si es un hábito nocivo o una adicción? Hablar con tu médico puede ser un buen comienzo.

 

 

2. Fija una intervención

El primer paso para fijar una intervención es imaginarte en el futuro, y ver cómo sería tu vida cuando renuncies a tu hábito destructivo. Deja que esa visión sea tu motivación y escríbela en algún lado que puedas ver con facilidad cuando tu voluntad flaquee.

 

 

3. Establece una fecha límite

Contrario a lo que puedas pensar, simplemente deicidir parar un día y por ejemplo botar todos tus cigarros, no es cómo se logra eliminar un mal hábito: “El cambio se logra cuando se tiene un plan,” explicó Lamm. Elige una fecha de término que quede más adelante en el tiempo, y luego ve fijando metas diarias o semanales para introducirte de a poco en la conducta.

how-to-break-bad-habits
 

 

4. Usa las redes sociales

No es por nada que hashtags como #IQuitSugar y #BikiniBodyChallenge son tan populares: publicando tus planes e intenciones, le estarás avisando a lo que Lamm llama tu “círculo de cambio,” que son esas personas que te recordarán tus metas aún cuando no quieres que lo hagan.

 

 

5. Trátalo como un antojo pasajero

Cuando sientas ganas de volver a tu desagradable hábito, Lamm sugiere usar esta técnica para superarlo: “Las ganas vienen y van, así que visualízalas como algo temporario que serás capaz de superar y que no se quedará contigo para siempre.” Recuerda que estudios muestran que se necesitan 66 días para que un hábito adquirido se convierta en algo automático, así que aguanta!

Gánale A Tus Antojos Con Estos Tips

35bd3f01_2015_05_May_140.xxxlarge_2x

Estamos constantemente esforzándonos para combatir nuestros antojos. Pero, ¿que pasa si te dijeran que deberías escucharlos?

Según Annemarie Colbin, famosa autora y profesora de medicina natural y holística, los antojos son la forma a la que recurre el cuerpo para buscar nutrientes que necesita para seguir funcionando. Sin embargo, muchas veces también nos sentimos antojadas por comidas y sustancias adictivas que no son esenciales para nuestros cuerpos…

¿Qué sucede en esos casos? Existe gente que experimenta adicción a ciertos alimentos -como al azúcar, harina blanca, chocolate, café y alcohol-, y genera síntomas de abstinencia, como dolores de cabeza, antojos intensos, depresión y ansiedad, cuando no los consume. Un mordisco puede instantáneamente aliviar estos síntomas y llevar al cuerpo a comer en exceso. Annemarie advierte que deshacerse de los síntomas no revertirá la adicción, sin embargo con paciencia y tiempo se puede superar.

Pero analicemos el principal culpable. Todos sabemos que el azúcar refinada es nociva para nuestra salud, pero ¿sabes realmente por qué? Para metabolizar el azúcar blanca, el cuerpo saca los nutrientes que faltan para digerirla de otros lugares. Esos “otros lugares” pueden ser otros alimentos que hayas consumido, o micronutrientes de tu propio cuerpo. Para digerirla, perdemos vitamina B, calcio, fósforo y hierro de nuestras propias reservas. Esto es obviamente el último recurso, y el cuerpo intentará decirte antes que tiene hambre para que ingieras comidas con esos componentes.

¿Qué puedes hacer? En vez de llenarte con calorías innecesarias para satisfacer tus antojos, Annemarie diseñó un mapa. Lee la tabla de “Antojos comunes y cómo lidiar con ellos,” para descubrir qué tipos de comidas necesita realmente tu cuerpo cuando sientes ganas de comer algo específico:

 

 

PARA DISMINUIR TUS ANTOJOS DE COME MÁS COME MENOS SUSTITUTO
Azúcar (pasteles, galletas, dulces, chocolates, helados) Granos enteros, camote cocido, calabaza, manzana, dátiles, fruta cocida Carne, sal, productos lácteos Plátanos congelados (para helado), postres endulzados con malta de cebada, miel o jarabe de maple
Alcohol Carbohidratos complejos, vegetales, choclo, hojas verdes amargas Grasas, sal, salsa de soya, proteínas animales Cerveza sin alcohol, fruta
Café Vegetales, ensalada Carne, azúcar, harina, granos, sal Granos de café
Sal Algas, porotos negros, vegetales Dulces, grasas, alcohol, carne, granos Salsa de soya natural, hierbas y especias
Productos lácteos Hojas verdes, granos enteros, porotos, pescados Azúcar, pasteles, fruta, carne Tofu (cantidades pequeñas), leche de almendra
Grasas y dulces Proteínas: porotos, pescado, pollo, huevos Granos, frutas, ensalada Intenta eliminarlos de tu dieta

Cómo Combatir Tu Adicción Al Azúcar

La adicción al azúcar es real, y sus efectos son devastadores. Mientras más comes, más la deseas, y puede llevarte semanas o meses superar su adicción. Además estudios han demostrado que su consumo acelera el envejecimiento del cuerpo… Fatal, ¿no?

Si sientes que no puedes resistirte a las tentaciones dulces, sigue leyendo para conocer estrategias aprobadas por nutricionistas para combatir tu adicción al azúcar!

 
55dcb9714651954f__WK_4365.xxxlarge_2x
 

Piensa Positivo

Prepárate para el éxito diciéndote que puedes lograrlo. Las palabras son poderosas, y si piensas que dejar el azúcar será difícil, entonces lo será. Deja de lado los pensamientos negativos si quieres tomar control de tu dieta y tu salud, y ten claro que puedes lograrlo!

 

 

No Tener Hambre es Clave

¿No quieres comerte todas las papas fritas de la fiesta? Es sencillo, no llegues con hambre. Prepárate para el éxito comiendo una comida balanceada o un snack cada tres a cuatro horas. El ideal es planificar las comidas de tu día con anticipación, incluyendo las colaciones, para que no cedas a las tentaciones.

 

 

Ten En Cuenta Que Ese Antojo Puede Ser Otra Cosa

Antes de que vayas por esas galletas, piensa en lo que realmente necesitas. La gente confunde la sed con antojos o hambre, así que mantente hidratada con agua o té (nunca bebidas o jugos azucarados) para combatir los antojos de manera natural. Y si realmente deseas algo dulce, opta por un pequeño trozo de chocolate negro o un yogurt con granola.

 

 

No Te Castigues

Si lo intentaste y no pudiste resistirte, no te castigues. Perdónate y sigue con tu meta. Ser amable contigo misma aumentará tu autoestima y la gratitud por lo que tienes. Sólo asegúrate de que tu próxima comida sea cuando sientas hambre, y que contenga alimentos ricos en fibra y proteína para ayudar a mantenerte satisfecha durante más tiempo.