Estas 5 Comidas Son La Razón Por La Que Estás Cansada Todo El Tiempo

Todos hemos estado ahí, son las 2 de la tarde y después de una mañana muy productiva y con mucha energía nos comenzamos de a poco a quedar dormidos frente al computador. Este golpe de sueño que nos viene a veces a pesar de nuestro mayor esfuerzo, se debe en gran parte a lo que estamos comiendo. A veces comemos alimentos que en el momento pueden ayudarnos a tener más energía, pero que mas tarde nos harán caer de golpe en un profundo sueño. Expertos en nutrición nos dijeron cuales son las comidas que debemos evitar para que no ocurra más esto.

1) Café

El café lo tomamos para que nos ayude a estar despiertos durante el día, pero si tomas más de dos tazas diarias el efecto va a ser el contrario y te sentirás fatigada. Incluso se recomienda si es posible evitar beber café que no sea orgánico, porque todos los pesticidas y residuos son los que luego te hacen sentir cansada. Si en la tarde te sientes cansada a pesar de haber tomado un café en la mañana toma un té verde en vez.

2) Barras energéticas

Puede que te las vendan como una forma fácil y saludable de mantener tu cuerpo con energía y saciar tu hambre, pero las barras energéticas son uno de los alimentos menos recomendados por nutricionistas en todos sus sentidos, y en especial si quieres mantenerte despierto durante el día. Solo son aceptables si vas a correr la maratón, de lo contrario en una hora más vas a estar bostezando en tu escritorio.

3) Bebidas con azúcar

Al igual que el café, un vasito de jugo puede sonar muy bien para mantenernos con energía, pero luego de que se nos pase el climax del azúcar, nos quedaremos sin nada. El problema de estas bebidas energéticas, y de las bebidas normales es que son muy altas en azúcar y cafeína. Los jugos también son muy altos en azúcar, y éstos en el momento te darán energías, pero una vez que pase el momento te sentirás más cansada que antes de beberlo.

4) Comidas procesadas

Todos los expertos en nutrición coinciden en que la comida procesada es muy peligrosa para tu salud y tus niveles de energía diarios, ya que los niveles de azúcar de la sangre se ven alterados y esto nos produce cansancio.

5) Snacks de paquete

Al igual que la comida procesada, los snacks que vienen en paquetes te producirán el mismo efecto, por lo tanto es mejor evitarlos si debes estar despierta todo el día para trabajar.

 

 

Lo Que Las Personas Profesionalmente Exitosas Hacen Todos Los Días

man-repeller017

Cuando estamos tan absorbidas en nuestro trabajo y el día a día, es fácil llegar a un agotamiento extremo. Por eso hay una cosa que las personas que son exitosas profesionalmente hacen cada día: dejar tiempo para ellos mismos.

Al dedicar tiempo a hacer las cosas que amas afuera de tu trabajo, te estás dando la oportunidad de tener intereses que no están asociados a requisitos y responsabilidades. Y al mismo tiempo, te sentirás mucho más recargada y refrescada en la oficina, lo que al final, se traducirá en mayor productividad.

¿Sientes como algo imposible tener tiempo para lo que quieres hacer? Bueno, debes aplicar un poco de disciplina. Primero, elige una hora específica que dedicarás exclusivamente a lo que quieres hacer; puede ser en las mañanas, tardes o durante los fines de semana. Y luego, piensa en lo que quieres hacer: puede ser entrenar, tomar clases de cocina o leer un libro. Cualquier cosa que sea, asegúrate de que satisfaga.

De esta manera, intenta hacer tiempo para ti durante por lo menos tres días de la semana, y así te sentirás más feliz adentro y fuera de la oficina!

¿Tuviste Un Mal Día O Sufres De Agotamiento? Porqué Debes Saber La Diferencia

IMG_7656_TEMPLATE_LQ_COLOR1-2_FINAL_1500

Todas conocemos esa sensación de alivio cuando se acaba el día. Pero, ¿qué pasa con esas noches de las que no hablamos, donde terminamos llorando en el baño? A pesar de lo que puedas pensar, aquellos días en los que sientes que nunca más quieres volver al trabajo, son importantes…

A veces es difícil saber si simplemente ha sido un mal día o ya realmente no puedes más. Sigue bajando para conocer la diferencia y qué hacer en ambos casos!

 

 

1. Cualquiera puede tener un mal día

Generalmente, tener un mal día no es inusual. Puede que estés de mal humor, desmotivada o luchando con tus proyectos, y termines sintiéndote desanimada e infeliz. El problema con un mal día, es que si empiezas a tener muchos, pueden acumularse y provocar un agotamiento.

 

 

2. Manéjalo lo mejor que puedas para que se solucione

Si estás teniendo un mal día en el trabajo, es importante que te animes y lidies con los problemas. Llorar en el baño puede que se sienta bien, pero no te ayudará. Si el dilema es con un proyecto o compañero de trabajo, anda con tu superior. Si va más por el lado de falta de sueño u hormonas, tómate la hora de almuerzo para relajarte o llama a una amiga para desahogarte.

 

 

3. Identifica los síntomas

El agotamiento no sólo surge de una serie de días malos, sino de estrés crónico. Puede que estés estresada en la casa o en el trabajo, lo que puede llevar a agotamiento físico y emocional, cinismo, desapego y sentimientos de ineficiencia. Pregúntate, ¿es ese tú caso?

 

 

4. Conócete

La clave es saber qué es normal para ti, y tomar las medidas necesarias para solucionarlo. Si te sientes constantemente desmotivada ante cosas que solías disfrutar, puede ser hora de que visites a tu doctor. Que no te de vergüenza, la salud siempre va primero!

 

 

5. Un mal día es temporal, el agotamiento dura un tiempo…

El agotamiento te dejará sintiéndote letárgica y desmotivada. En este caso, se trata de un problema más profundo, que puede ser causado por odiar tu trabajo o un exceso de carga laboral. Necesitas tratarlo con un profesional para volver a sentirte bien. Dedica tiempo para ti misma y haz las cosas que disfrutas, para sentirte más feliz y saludable. Y recuerda que nunca -nunca!- debes dejar de lado tu salud mental para avanzar en tu carrera.

¿Sufriendo De Agotamiento? Qué Hacer Cuando Estás Bajo Demasiada Presión

A todas nos pasa que hay veces en la vida en que el trabajo, la universidad y nuestras obligaciones, se sienten como que son demasiado y ya no podemos más. Si ese es tu caso reunimos siete pasos para seguir cuando estés agotada.

Sigue bajando!

 

large

 

1. Relájate

Cuando trabajas bajo presión, lo mejor que puedes hacer es dejar lo que estés haciendo y relajarte. Si, suena simple y lo repetimos bastante, pero mientras más relajada estés, menos probable es que cometas errores y podrás concentrarte mejor.

 

 

2. Visualiza

Imagínate completando tus tareas y las acciones que tienes que hacer. Una vez que te visualices terminando cosas de tu lista mental, calmarás tus nervios y podrás sentirte más confiada.

 

 

3. Míralo como un desafío

Cambia tu forma de ver las cosas, y piensa en trabajar bajo presión como un desafío. Cuando lo haces, darás tu mejor esfuerzo y cuando lo completes te sentirás muy orgullosa.

 

 

4. Recuerda éxitos pasados

Esto automáticamente elevará tu confianza: Acordarte de que lo has hecho antes y que lo puedes hacer de nuevo ayudará a reducir considerablemente tu estrés y ansiedad. Además, cuando termines tendrás otro logro para mirar con orgullo en el futuro.

 

 

5. Baja la velocidad

Si no puedes parar y tomarte un tiempo para relajarte, por lo menos reduce la velocidad. Si trabajas demasiado rápido y estás con demasiadas cosas en la mente, no podrás pensar con claridad y puedes equivocarte con facilidad. Así que reduce la velocidad para mantener tu nivel de desempeño.

 

 

6. Habla con alguien

Liberar la presión a través de una conversación, te permitirá relajarte y obtener un poco de feedback de la situación. Así que no importa si decides quejarte con tus amigas o explicarle a tus compañeros de trabajo, alguien puede ayudarte a manejar mejor tu carga.

 

 

7. Libera la presión

A veces la presión que sentimos es impuesta por nosotros mismos. Creamos plazos imaginarios y pensamos que nuestro jefe nos odiará si no hacemos algo inmediatamente, o si entregamos algo que necesita revisión. Quítate un poco de presión, y date cuenta que eres humana y cometes errores.
¿Tienes algún consejo para qué hacer cuando estás bajo demasiada presión?