Lo Que Tienen En Común Las Mujeres Más Estilosas

Las mujeres bien vestidas y altamente estilosas tienen algo sobre sus tenidas que cada vez que las vemos nos preguntamos qué es. No importa la edad que tengan, la cantidad de ropa que haya en sus closets o incluso la cantidad de plata que han gastado en ellos, las mujeres con sentido de estilo tienen algo en común que es indudable: Siempre se mantienen fieles a su estilo personal!

 

Se mantienen fieles a su estilo personal.

Suena simple, pero su estilo personal es lo que distingue a las mujeres bien vestidas de las demás. No son las tendencias ni tampoco la cartera de diseñador, sino la capacidad de resaltar lo que están usando. Estas mujeres saben lo que les queda bien según su tipo de cuerpo, qué colores resaltan su tez, qué zapatos son cool pero también prácticos, y qué look es el que mejor se adecua para cada circunstancia. Están en cuidadosa sintonía con su estilo todos los días, y ese fuerte sentido de identidad las guía para elegir un outfit perfecto para todo, desde una salida de fin de semana a una comida de negocios.

Si esto suena un poco fuera de tu alcance, no tiene que ser así! Hay algunos pasos muy sencillos que puedes seguir para crear tu propio sentido de estilo y por lo tanto, un guardarropa perfecto!

 

28061d68404dfcf8_SS_BrandShoot_April2015_64_2_.xxxlarge

 

 

1. Lleva un inventario de tu closet: 

Haz un balance de tu guardarropa, prestando atención a las piezas que más valoras y a aquellas que todavía tienen puesta la etiqueta. ¿Hay espacios grandes en tu closet? ¿Elementos esenciales que te faltan u otros que necesitan ser actualizados? Haz una lista de las piezas que necesitas comprar o reemplazar mientras sacas aquellas que ya no usas más. Sólo este acto de inventario te dará una idea más concreta de cómo se ve tu estilo y en qué areas necesitas invertir (o tal vez dejar de comprar) para un closet más completo.

 

2. Vístete de acuerdo a tu estilo personal:

Vestirse para ti misma significa vestirte para el tipo de cuerpo que tienes, teniendo en cuanta que es normal que no todas las tendencias sean favorecedoras para nuestro cuerpo. Pero no hay que quedarse estancada en las cosas que no puedes usar, y no trates de hacer que funcione algo que sabes de corazón que no lo hace – o peor, te hace sentir incómoda. Céntrate en tus características que quieres resaltar y deja que se conviertan en tu firma.

 

3. Vístete para la ocasión: 

Vestirte para la ocasión es tan importante como vestirte para tu tipo de cuerpo. Piensa en lo divertido que se ve cuando usas ropa que te queda notoriamente grande o muy pequeña; estar vestida inapropiadamente es así de obvio. Recuerda quién y de qué se trata la ocasión y deja que eso guíe el código de vestimenta. Si es casual y sin muchas restricciones, céntrate en las piezas con las que te sientes realmente bien, evitando cualquier cosa demasiado apretada o desgarbada. Si todos lo demás falla, usar algo perfectamente limpio y que te calce perfecto es siempre una opción ganadora.

 

4. No seas una esclava de las tendencias:

Es tentador vivir en las tendencias, sobre todo porque son más accesibles que nunca, pero el estilo icónico no se basa en seguir ciegamente todo lo que está In y Out. Apégate a lo que sabes de tu estilo, a tu forma de cuerpo, estilo de vida, etc, y recuerda que lo que funciona en las páginas de las revistas no siempre se traduce de la misma manera en nosotras – y eso es absolutamente normal. Encuentra las tendencias que se alinean con lo que más te gusta e incorpóralas con los clásicos que ya tienes.

 

5. Planifica tu outfit con anticipación:

Si hay una de las acciones de esta lista que debes empezar mañana mismo, es esta. Por lo general nos preguntamos cómo es que las chicas estilosas o bloggers de moda sobreviven un mes viajando por las distintas semanas de la moda y se las arreglan para verse siempre tan chic. El secreto no es tan complicado: planean sus tenidas. Se prueban sus outfits y los fotografían antes del viaje, sabiendo exactamente qué ponerse cuando desarman sus maletas. La versión más realista de esto es llevarlo al día a día y planear tu tenida la noche anterior. Piensa dónde tendrás que ir y cómo estará el tiempo, y deja que eso te guíe. No sólo vas a tener más tiempo para planear tus looks, sino que también te evitarás el pánico si te das cuenta a último minuto que tu blusa blanca tiene una gran mancha. Un poco de planificación te ayuda a crear tu mejor tenida.

 

Es un hecho que el estilo no es algo que simplemente sucede. Es el resultado de un closet bien surtido y una mujer que realmente se conoce a sí misma – pero no tienes que ser blogger de moda para lograrlo! simplemente comienza con estos rituales cotidianos y deja que todo el resto del mundo se pregunte cómo lo haces…