Estas Fotos De Mujeres Amamantando Alrededor Del Mundo Demuestran Que Es Un Lenguaje Universal

A diferencia de casi cualquier otra parte de la vida que cambia según el lugar donde vives, el acto de amamantar a un bebé es el mismo en todos los rincones del planeta. Puede que hables un idioma indiscernible, puedes cocinar con especias únicas, puedes usar un estilo diferente de ropa y puedes tener filosofías opuestas o incluso derechos, pero no importa de dónde sea una mujer, amamanta de la misma manera.

Para capturar mejor la esencia de esa idea -la conexión de la maternidad sin importar las fronteras geográficas- la fotógrafa Tina Boyadjieva viajó por todo el mundo para tomar retratos de madres de todos los grupos demográficos, razas, ocupaciones y estados sociales, todo bajo el “denominador común” de la lactancia

En asociación con Lansinoh, Tina está presentando su serie “Breastfeeding Around the World”, y aunque ella no ha recorrido todos los países, las 18 naciones que presenta ahora ofrecen una visión impresionante de cómo, incluso si todo lo demás es distinto, la maternidad es el vínculo definitivo para derribar todas las barreras.

Desde China hasta Sri Lanka, desde Uganda hasta el Reino Unido, a continuación te mostramos cada imagen de su gira internacional de lactancia materna

 

 

Argentina

 

Brasil

 

China

 

Francia

 

Alemania

 

Guatemala

 

Israel

 

Kenya

 

México

 

Perú

 

Polonia

 

Sudáfrica

 

España

 

Sri Lanka

 

Turquía

 

Uganda

 

Reino Unido

 

Estados Unidos

Es Seguro Hacer Dieta Durante La Lactancia?

Tengo muchísimas amigas embarazadas o que acaban de tener a su bebé, y el tema de la pérdida de peso después del embarazo no es menor. Y cómo no?? Claro, estás dichosa con tu bebé, pero no estás tan dichosa con esa guatita que quedó ahí. Además todos te dicen que con la lactancia pierdes peso instantáneamente, pero no siempre es así… Y tampoco te atreves a hacer una dieta extricta por temor a que esto afecte la leche….Por eso quería compartirles esta guía sobre las dietas durante la lactancia.

Espero que les sirva!!

 

Baby-Hero

 

¿Cuándo puedes empezar?

Aquí hay permiso para tomarte al menos dos meses para disfrutar de tu nuevo amor sin pensar en las dietas! Curarte después del nacimiento, enfocarte en el cuidado tuyo y del bebé recién nacido, y dormir lo más que puedas son tus principales prioridades – no ver si cabes en tus antiguos blue jeans pitillos.

Hacer dieta no se recomienda durante los primeros meses de vida de un bebé, por lo que no restrinjas las calorías, ya que las necesitará para producir suficiente leche y mantener tu sistema inmune fuerte. Pero, si puedes poner en marcha el plan de pérdida de peso a través del ejercicio, tan pronto como tu médico te lo permita – generalmente son seis semanas después del parto si has tenido un parto natural u ocho semanas si has tenido una cesárea. Así que vuelve a tu rutina de ejercicios o saca a pasear a tu bebé. Poco a poco puedes aumentar la intensidad a medida que tu cuerpo está listo. El entrenamiento de fuerza es esencial, ya que no sólo te ayudará a llevar a tu bebé por todas partes, si no que también te ayudará a mantenerte en pie a las 2 am. Además, la masa muscular quema más calorías!

 

 

¿Cuántas calorías?

Se recomienda que todas las madres lactantes consuman alrededor de 400 a 500 calorías extra para ayudar a producir suficiente leche para alimentar a su recién nacido. Esto equivale a no menos de 1600 a 1800 calorías al día para asegurar suficientes calorías para la mamá y su leche.

 

 

¿Qué comer?

Para fomentar la pérdida de peso, evita las galletas y helados, y sigue comiendo la dieta saludable que tenías antes del nacimiento. Elije una variedad de alimentos nutritivos tales como frutas, verduras, granos enteros, proteínas magras y grasas saludables como nueces y palta. Puedes fomentar la alimentación saludable, aumentando la nutrición de tus alimentos favoritos (añadir verduras a un muffin de plátano), llevando en tu cartera snacks de 100 calorías, y manteniendo una caja de snacks saludables en el refrigerador para cuando te ataca el hambre. Justo estos alimentos saludables son lo que necesitas para empezar a perder peso. Mantén una botella reutilizable de agua a la mano en todo momento, ya que el agua no sólo te llenará haciendo que quieras comer menos, si no que además te va a ayudar con el suministro de leche y puede acelerar tu metabolismo. Por supuesto, que darte un gustito ocasionalmente está bien y te animo a hacerlo! Privarte de lo que se te antoja podría empujarte a comer en exceso.

 

 

¿Cuando comer?

Si pensabas que tenías hambre durante el embarazo, sólo espera hasta que estés amamantando. El hambre realmente entra en acción, lo que es una muy buena forma de monitorear cuánto comer. En lugar de tus regulares tres comidas y dos snacks al día, trata de comer algo cada dos horas, así estarás segura de utilizar las calorías que estás ingiriendo.

 

 

¿Cuánto perderás?

Te tomó nueve meses llegar a este peso, así que no esperes perderlo todo dentro de un par de meses. Tu enfoque principal es la alimentación de tu bebé durante los primeros seis meses de su vida, y si bien la lactancia materna ayuda a algunas mujeres a bajar de peso rápidamente de forma fatural, no es el caso para todas, así que no te preocupes si la lactancia no es la llave mágica para volver a tu cuerpo de antes del embarazo. Una vez que tu bebé está comiendo alimentos sólidos regularmente (de 6 a 12 meses después del parto), puedes centrarte más en disminuir gradualmente tu consumo de calorías para bajar de peso – no lo hagas repentinamente, ya que esto podría afectar la producción de leche. Espera a perder cerca de 2 kilos y medio al mes después de los primeros dos meses – perder más podría afectar tu salud o el suministro de leche.

 

 

¿Cómo tu cama puede ayudar?

“Dormir, ¿qué es eso ?” Mientras que dormir una noche completa es un recuerdo lejano, trata de dormir tanto como sea posible ya que es esencial para la pérdida de peso. Debido a que bebé podría no dormir toda la noche por un año o más, acuéstate temprano para recuperar las horas de sueño que perderás cuando tengas que despertarte en medio de la noche. Y para los momentos que estás en la casa con el bebé, escucha a otras madres sabias y duerme una siesta mientras el bebé duerme .

 

 

¿Qué más puedes hacer?

Trata de mantener la lactancia materna lo más que puedas. Los estudios demuestran que la lactancia materna frecuente y hacerlo por más de seis meses es una ayuda para bajar de peso para las mamás. También ir de compras! Puesto que no vas a caber en tus pantalones pre embarazo de la noche a la mañana, y que ya te deshiciste de tus jeans maternales, necesitarás una forma de controlar tu peso, y usar leggings todos los días, por desgracia elásticos no es probablemente la mejor opción. Cada vez que adelgaces un poco, comprar un nuevo par deblue jeans, y tu pérdida de peso será más tangible – pero deje al bebé en la casa si es que puedes; probarte blue jeans, mientras que tu bebe tiene un ataque de hambre o sueño no es divertido (me ha pasado)!!

 

Source: Fitsugar