Analizamos Los 3 Mitos Más Comunes Sobre La Pérdida De Pelo

La pérdida de pelo es un problema que sufren aproximadamente 30 millones de mujeres y hasta 50 millones de hombres, mientras que muchos otros pueden no experimentarlo nunca. Aún así, es común, y también lo son los muchos mitos que están asociados a esto.

Buscamos la opinión de un experto sobre los mitos más comunes sobre la pérdida del cabello, así como sobre qué es lo que realmente causa la pérdida del cabello y cómo combatirlo. A continuación te dejamos lo que aprendimos.

 

 

Mito #1: La pérdida de pelo es genética.

No siempre. Para empezar, la pérdida de cabello es en realidad un término general para diferentes afecciones que causan pérdida de pelo, como la alopecia fibrosante frontal (FFA) y la alopecia cicatricial centrífuga central (CCCA), que tienen componentes genéticos.

Cada enfermedad o afección tiene un mecanismo diferente de causar pérdida de cabello y genética diferente. Pero otros, como la alopecia por tracción, que es cuando el cabello comienza a adelgazarse como resultado de la tensión prolongada en el folículo piloso, son causados por hábitos y métodos de peinado que ejercen mucha presión sobre el pelo. También es común perder pelo de forma temporal producto de períodos de estrés.

 

 

Mito #2: Sólo los hombres sufren de caída de pelo.

Por lo general escuchamos que los hombres se quedan calvos o pierden pelo con la edad, pero la verdad es que la pérdida de cabello en general no discrimina por género, y afecta a hombres y mujeres por igual. Hay formas de pérdida de pelo que aparecen con mayor frecuencia en las mujeres, incluidos FFA y CCCA, pero la alopecia androgenética parece ser más común y más grave en los hombres.

 

 

Mito #3: Puedes combatir la caída del pelo con cremas y productos tópicos.

No hay una forma real de regenerar rápidamente el cabello después de haber sido dañado, y los métodos que realmente pueden ayudar dependen mucho del tipo de pérdida de pelo que estés experimentando. La forma más confiable de averiguar si los tratamientos funcionan es consultar a un dermatólogo certificado que pueda evaluar tu forma de pérdida de cabello y dar el tratamiento más apropiado. Si bien algunos tratamientos de venta libre (como el minoxidil tópico, también conocido como Rogaine) pueden funcionar para muchas formas de pérdida de pelo, cuándo y cómo usar estos tratamientos puede variar significativamente.

Los productos tópicos no siempre pueden regenerar el crecimiento. En cambio, los problemas de pérdida de cabello generalmente se pueden abordar con una combinación de tratamientos, uno de ellos son las inyecciones de plasma rico en plaquetas o PRP. Este es un tratamiento que requiere una extracción de sangre del paciente que se centrifuga, y la capa superior de plasma con la plaqueta se inyecta en el cuero cabelludo afectado.

 

La conclusión aquí es que la pérdida de cabello no es un problema único, por lo que si esto es algo que te encuentras experimentando, lo mejor que puedes hacer es hablar con un dermatólogo para averiguar qué próximos pasos tomar.

Este Es El Signo De Alarma Si Sufres De Caída De Pelo

Ocurre de repente: una pérdida de pelo excesiva. “Si notamos que la densidad del cabello ha disminuido, que el cuero cabelludo ha empezado a clarear, se debe acudir a un dermatólogo”, dice el dermatólogo Miguel Sánchez Viera. Si no se llega a este extremo, no sería necesario alarmarse. Es importante recordar que se estima que en promedio perdemos entre 100-150 cabellos al día. El pelo tiene sus ciclos: fase anágena, catágena y telógena. En esta última los cabellos se desprenden para dar paso a una nueva melena y coincide con la transición del verano al invierno.

Además, hay otros factores que juegan también un papel clave. La caída de pelo extraordinaria es algo más que una preocupación estética. El estrés, la ansiedad, los estados depresivos y todo lo que compete a una sobre tensión emocional se relacionan con un descenso de la densidad del cabello. Resulta imprescindible el diagnóstico personalizado para saber cuál es realmente la causa y determinar el tratamiento profesional.

 

Otros síntomas clave para detectar una caída de pelo extraordinaria:

1. Si la caída deja pelones circulares por distintas zonas del cuero cabelludo.

2. Si existe picor en la zona donde se nota menos densidad.

3. Si la pérdida de pelo afecta sobre todo a la línea de implantación frontal.

4. Si en la zona donde se está perdiendo pelo existe rojez o inflamación alrededor de los folículos.

5. Si la zona donde se ha perdido pelo está bien delimitada y tiene aspecto de cicatriz.

 

 

¿Es posible prevenir la caída del cabello?

Dejando a un lado los factores genéticos, para lucir un cabello sano es fundamental llevar una dieta equilibrada. Es importante no descuidar la ingesta de hierro a través de carnes rojas y verduras; ni la de zinc, presente en carnes y pescados. Además, son importantes las vitaminas A y B y evitar hábitos alimenticios basados en hidratos de carbono, azúcares y minimizar el consumo de aquellos platos ricos en sal ya que pueden hacer que el cabello se caiga, esté más débil, fino y quebradizo.

Por otro lado, la estimulación de la circulación sanguínea del cuero cabelludo es una manera de mantener activos los folículos pilosos (lugar del nacimiento del pelo) ya que permite una mayor entrada de nutrientes al tiempo que elimina las toxinas.