5 Cosas Que Deberías Hacer Para Ser Exitosa Este Año

Ya han pasado algunos meses desde que fijaste tus metas para el nuevo año, pero eso no significa que sea tarde si aún quieres lograr esas cosas que te propusiste pero todavía no has logrado. Todavía no llegamos a la mitad del año, así que no te preocupes, hay mucho que aún puedes hacer. ¡Sigue leyendo!

 

 

1. Sumérgete en tus metas.

A principios de año, te pones una meta. Algo para lograr al final del año (si no te propusiste uno, quizás hayas pensado en lo que querías lograr) pero a estas alturas, es posible que te hayas quedado sin ese logro. En lugar de sentirte frustrada, piensa en lo que puedes aprender de ello.

Tal vez hayan pasado algunos meses o algunos días desde que estableciste tu objetivo, y tal vez te sientas poco inspirada por él, pero en lugar de sentirte mal por el hecho de que no estés donde quieres estar, piensa en las razones. ¿Tal vez fijaste el objetivo equivocado? ¿Quizás te estás pidiendo demasiado y tienes un plazo de entrega muy ajustado? Debes estar completamente comprometida al momento de diseñar tu plan y dedicarte a cumplirlo. Establece una meta y dedícate completamente a ella.

 

 

2. Empújate a salir de tu zona de confort de maneras pequeñas.

Confía en nosotras, mientras más te salgas de tu zona de confort, más segura y confiada te sentirás en la búsqueda de las cosas.  Si quieres ser verdaderamente exitosa, necesitas tener confianza en ti misma y en tus instintos. Y la única forma de lograr esto es haciendo las cosas que crees que no puedes hacer.

Cada vez que tengas una pequeña dosis de miedo que te diga que no puedes hacer algo, da una vuelta y hazlo. Te sorprenderás de cómo, con cada pequeño salto, logras grandes progresos en ti misma. Todo lo que necesitas pequeños empujes contra las cosas que haces para mantenerte en una burbuja. Una vez que explotes esa burbuja, comenzarás a decir sí a más cosas y te darás cuenta de que puedes hacer lo que te propongas e ir por el éxito que quieres.

 

 

3. Pide feedback, incluso si es difícil.

Recibir críticas y comentarios puede ser difícil, pero es necesario si quieres crecer. Crece al recibir comentarios y críticas, los elogios te llevarán lejos, pero saber cómo mejorar te llevará más lejos aún. Pide comentarios con la mayor frecuencia posible, de cualquier persona que pueda darlos. Y tómalo siempre como constructivo, diseñado para ayudarte a salir adelante.

Si quieres tener éxito, debes esforzarte constantemente por mejorar, pero llegar a un punto en el que tengas confianza en ti misma y en tus habilidades. Incluso si estás en la parte alta, debes escuchar cómo puedes mejorar.

 

 

4. Sé disconforme con tu conocimiento.

A veces tienes que sentirte incómoda con lo que sabes; deberías salir y ver el mundo por lo que realmente es, ver documentales impactantes desde todos los lados, exponerte a un punto de vista que quizás no hayas querido ver y ampliar tu mente. Esta es la única forma en que aprenderás en qué situación te encuentras en ciertos temas. Te ayudará a crecer como persona, a considerar el viaje de los demás y a estar más informada sobre el mundo que te rodea. Puede ser difícil, pero vivir en una burbuja rodeada de todo lo que sabes es la peor manera de vivir, realmente salir y descubrir lo que pasa a tu alrededor puede ayudarte a madurar y convertirte en la mejor versión de ti misma.

 

 

5. Encuentra alguien a quien admirar.

Si realmente quieres tener éxito este año, necesitas encontrar a alguien a quien admirar. Debe ser alguien real, alguien con quien se puede hablar y aprender. Las redes son útiles para esto, pero también podría ser una idea para mirar más cerca de casa. Ve si hay personas que lo rodean que tengan ideas que puedan ayudarte a alcanzar tus sueños. Tener a alguien a quien admirar te mantendrá inspirada.

4 Cosas Que Debes Hacer Para Ser Querida En Tu Trabajo

Cuando amas tu trabajo, no es difícil levantarse en la mañana. Trabajas duro, disfrutas de tu día y obtienes la mayor satisfacción de todas tus tareas. Pero el ambiente de trabajo es igualmente importante, y sentirse querida entre los compañeros es otro ingrediente clave para lograr estar plenamente feliz en tu ambiente laboral, y por eso aquí te contamos sobre 4 cosas que debes hacer para ser una persona querida y valorada en tu oficina.

 

1. Comparte tu expertis.

Todo el mundo es bueno en algo, y la oficina es un gran lugar para compartir esa habilidad. Quizás eres una pro en excel, editando o formateando. Independientemente de lo que sea, puedes compartirlo con tus compañeros de trabajo.

Si ves a alguien luchando en un área que tú manejas bien, entonces no dudes en ofrecerle tu ayuda. Apreciarán tu actitud y volverán a ti cuando necesiten ayuda en un nuevo desafío.

 

 

2. Participa activamente.

Una de las mejores formas de incluirte bien en tu ambiente laboral es participar en las actividades. Comienza hablando y aportando en las reuniones, inscríbete en los desafíos de equipo, etc. Los empleados más dedicados están siempre dispuestos para cualquier cosa, en especial para las actividades de construcción de equipo.

 

 

3. Mantente preparada.

Esto es clave si mantienes un rol específico que requiere que hagas presentaciones o encabeces reuniones de grupo. Prepárate antes de cada evento y preséntate como la persona más informada sobre el tema que elegiste. Mientras más preparada estés, más confiada y segura te sentirás. Tu fuerza e intelecto definitivamente te harán brillar.

 

 

4. Simplemente sé tú misma.

Sólo hay una versión de ti y nadie más puede aportar lo tuyo. Mostrarle a tus compañeros de trabajo tu verdadero carácter construye confianza y respeto. Cuando intentas ser algo que no eres, la gente se da cuenta y se vuelve escéptica. Permanece siempre fiel a quién eres, en lo que crees y en lo que representas.

3 Razones Por Las Que No Estás Alcanzando Tus Metas

¿Estás atrapada en la rutina? ¿No entiendes por qué te cuesta tanto lograr terminar las cosas? Si te sientes parecida a un hamster en su rueda – trabajando y trabajando, pero sin lograr avanzar -, no te preocupes. Sabemos exactamente cómo te sientes y por lo mismo te queremos ayudar. Lo importante es reconocer dónde te estás equivocando y cómo ordenarte para lograr alcanzar tus metas, por eso aquí te contamos cuáles son las tres razones que probablemente son las culpables de no lograr avanzar y además te damos los tips para superarlas!

 

 

1. No tienes un plan.

Algo que te puede ayudar a alcanzar tus metas es escribirlas en un papel. No tener un plan es una forma peligrosa de comenzar. Decide exactamente dónde quieres estar, en qué momento y desarrolla una línea de tiempo de pasos.

Es posible que ni siquiera sepas cuáles son esos pasos, así que haz algo de investigación para averiguar dónde quieres estar. Investiga, por ejemplo, cómo las mujeres que están en tu mismo campo alcanzaron el éxito. Escucha entrevistas de personas que admires para ver si tienen algún consejo que te pueda servir. Escríbelo todo y averigua la respuesta a qué, cuándo y cómo vas a lograr tus metas.

 

 

2. No has superado la etapa de planificación.

Detente cuando esto te suene familiar: Dices “Voy a trabajar”, tomas una taza de café, eliges una lista de canciones “serias”, haces tu lista de pendientes, te sientas frente a tu computador y piensas “Uf, esto fue harto trabajo. Debería tomar un descanso…”

Simpatizamos con esa situación, no nos mal interpretes (después de todo, las listas de pendientes no se hacen solas). Pero la verdad, en este escenario, estás tomando un descanso sin realmente haber empezado ningún trabajo. La inspiración es una gran cosa, pero no puedes esperar que venga a ti, tienes que actuar, estando motivada o no. Deja de desear y ponte a hacer las cosas!

 

 

3. No crees en ti misma.

Este es uno grande para algunos soñadores: ¿Realmente crees que vas a tener éxito? ¿Puedes verte a ti misma entre los que admiras, chocando hombros con las personas que aspiras a ser? ¿Te imaginas a ti misma en una gran oficina (si ese es tu sueño)?

Parte de esto es ser segura de ti misma (¡sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo!). Pero hay algo mucho más importante: ¿Crees que eres digna de todo ese éxito que quieres? ¿Crees que vas a conseguir todo lo que quieres, a través del trabajo duro y la determinación? Si no es así, entonces eso va a ser tu mayor obstáculo. ¡Nadie va a creer que eres capaz de hacerlo si tú no lo crees primero! Tienes que creer en ti misma, porque eso es lo único que te llevará al siguiente nivel. ¡Nadie va a hacerlo por ti! Tienes talento, cree en eso.