4 Tips Para Mandar Los Mejores Emails

Navegar hoy en día por el mundo de los emails puede ser difícil. Mandamos y recibimos cientos cada día y a veces debemos dedicarles mucho tiempo. Pero tranquila, con unos pequeños consejos, ¡mandar el mejor email será muy fácil!

 

1. Cambia la forma en que terminas los emails

Es difícil tener un estilo de email. Nuestra ajetreada vida hace que ordenar nuestra bandeja de entrada no sea la primera prioridad. Y aunque no le damos gran importancia a la forma como nos despedimos, ésta importa y puede hacer gran diferencia a la hora de la respuesta que recibiremos. La mayor parte del tiempo nos despedimos simplemente con “Saludos” o, si es más formal, “Saludos cordiales”. Pero según algunos estudios, éstas despedidas reciben menores respuestas. En cambio, si terminamos con “Gracias” o “Gracias de antemano”, seguro recibiremos respuesta, ya que la gente lo siente más cercano.

 

2. Proyecta profesionalismo

Siempre nos han recalcado la importancia de revisar los trabajos, proyectos, documentos, etc que presentaremos. Esto aplica 100% a nuestros emails. Por eso, antes de enviar uno, es clave revisarlo porque está comprobado que los errores de ortografía afectan las respuestas. Tampoco debemos olvidarnos del asunto ya que los emails que no tienen un título, son menos propensos a ser respondidos.

La mayoría de las personas a las que enviamos emails (y nosotros también), reciben gran cantidad de correos al día y muchos de ellos spam, así que es clave cómo nos presentamos. Seremos juzgados por cualquier descuido o error de ortografía y redacción. Esto puede hacer la diferencia entre si abrirán nuestro correo o lo borrarán.

 

3. Redacta al nivel de un niño de 3º básico

Muchas veces buscamos palabras rebuscadas y difíciles para proyectar inteligencia y profesionalismo. Pero esto no es necesario, los emails con mayor nivel de respuesta son los que están escritos al nivel de un niño de tercero básico. Mientras más claro y conciso, ¡mucho mejor!

4. Programa tus emails

Un buen consejo es que nuestros emails tengan entre 50 y 125 palabras. Los correos más largos que eso pierden efectividad en el mensaje porque la gente comienza a desconcentrarse.

Otro tip genial es pensar estratégicamente nuestros emails. Si necesitamos respuesta de algo, el lunes no es el mejor día para mandar ese correo. En cambio si lo mandas el martes, te aseguramos que tendrás una rápida respuesta. Y si quieres dejarlo listo el lunes pero mandarlo después, usa Boomerang para programar tus emails. A principios de semana, las personas están más preocupadas de limpiar toda la avalancha de correos y spam que recibieron durante el fin de semana así que si queremos tener éxito, nuestros emails importantes los tenemos que mandar a mediados de semana.

10 Hábitos Profesionales Que Deberías Desarrollar En Tus Veintes

A pesar de ser joven y tener toda una vida por delante, ser exitosa en el ámbito profesional no es algo tan fácil.

Así que si tu siempre has soñado con tener una exitosa carrera y a ser la dueña de tu propia empresa, debes empezar desde ya a actuar como tal.

Y como queremos ayudarte a tocar el éxito, en el siguiente artículo te enseñamos diez hábitos que debes adquirir para poder convertirte en una mujer emprendedora.

¡Sigue bajando para saber cuáles son estos hábitos!

 

portadaa

 

 

 

Configura tu privacidad en Facebook

No querrás que tus colegas vean alguna foto inapropiada! Asegúrate de hacerte una cuenta privada en donde solo tus más cercanos puedan ver tus fotos. Recuerda que Facebook es una carta de presentación con la cual debes ser sumamente cuidadosa.

face

 

 

Crea una cuenta Linkedin

Linkedin es una de las principales plataformas que utilizan las empresas para reclutar a sus empleados. Si ya tienes una cuenta hecha, asegúrate de ordenarla bien para que causes una buena impresión.

4899bb3db7d76009_shutterstock_362113712

 

 

Actualiza tu CV

Debes actualizar tu currículum cada seis meses como mínimo, con todas tus nuevas experiencias, proyectos y aptitudes. Recuerda que a los reclutadores les interesa mucho tu trayectoria laboral.

0ad0a755__WK_4815.xxxlarge_2x

 

 

 

Agradece al final de cada mensaje

Trata siempre de enviar una nota de agradecimiento o algún saludo al final de cada mensaje o correo electrónico. Con esto marcaras la diferencia y serás siempre recordada por tus buenos modales.

successful-professional-habits

 

 

Reconoce tus habilidades

Seguramente ya has trabajado en otros lugares donde pudiste ver para qué eres buena. Reconocer tus habilidades te facilitará mucho la vida a la hora de buscar empleo o de proponerte nuevos desafíos.

reconoce

 

 

Aprende a trabajar con tecnología

No querrás ser conocida como la arcaica de la oficina que no sabe usar un computador! Trata de tomar alguna clase con anterioridad para conocer y utilizar bien ciertos programas o tecnologías que maneja la empresa.

b8337132c190de9f_MH16_0512_Tech_5790

 

 

Llega 10 minutos antes

La puntualidad es uno de los ámbitos más importantes de una profesional ya que indican que eres una mujer responsable y ordenada.

arribed

 

 

Responde los e-mails

Trata siempre de responder todos los e-mails que te llegas, hasta el más insignificante, ojalá en un rango de 24 horas. De esta manera, te ganaras la confianza y admiración de tus colegas.

professional-habits-advice-87303-1459296509-promo.640x0c

 

 

Se organizada

Haz una lista con todas las cosas que debes hacer en el día, verás cómo te cundirá tiempo.

portada

 

 

Vístete de acuerdo a tu trabajo

Todas sabemos que la ropa es una importante forma de comunicación no verbal, así que mejor evita malas miradas por ir mal vestida o llegar informal a una reunión súper importante.

What-Do-I-Wear-Job-Interview

 

 

 

 

 

 

9 Cosas Que Nadie Te Dice Sobre Tu Primer Trabajo

Acabas de entrar a tu primer trabajo, ¡Felicidades! Podrías pensar que ahora todo es increíble, pero hay algunas cosas que no se aprenden en la universidad y puede ser muy útil saberlas para tu primer día!

Puedes conocer la teoría de Pitágoras como la palma de tu mano, pero ningún libro puede prepararte para tu primer día de trabajo. Al entrar a tu oficina por primera vez, seguro vas a re evaluar todo lo que ya sabías, y para que estés más preparada para enfrentarlo, aquí te contamos las 9 cosas que nadie te dice!

 

60f23885d6b954db1e70fcdfa2831620-564x600

 

 

1. No todos querrán ser tus mejores amigos.

Los compañeros de trabajo pueden llegar a convertirse en algunos de tus amigos más cercanos, después de todo, los ves más que a tu propia familia. Sin embargo, no todo el mundo va querer ser tu amigo y tener esa pequeña conversación de pasillo, y no pasa nada con eso.

 

 

2. La descripción del trabajo probablemente no era del todo precisa.

A veces hay que estar abiertas a asumir tareas adicionales, roles de trabajo y responsabilidades, pero raramente esto es algo malo, ya que te permite probarte a ti misma y seguir adelante.

 

 

3. Recibir un sueldo realmente te hace sentir como un adulto.

Es posible que ya hayas estado mirando una cartera especial para cuando recibas tu primer pago, pero la verdad es que en el minuto que el dinero entra en tu cuenta, no quieres desprenderte de él.

 

 

4. Está bien decir no.

Nadie puede despedirte simplemente porque no pudiste hacerlo todo, está bien asumir todo lo que te sea posible para demostrar que eres trabajadora y apasionada, pero nunca te sientas presionada a tomar más de lo que en realidad puedes manejar.

 

 

5. Aprendes a medida que avanzas.

Muy rara vez vas a obtener ayuda con todo lo que tienes que enfrentar, es importante tomar el control y usar tu iniciativa donde puedas, esto te servirá mucho para el futuro de tu carrera.

 

 

6. Tu “hora” de almuerzo es rara vez una hora.

Es más probable que en realidad sean 30 minutos y que sean los que te demoras en correr a la cafetería más cercana y tomar lo que queda! Es aconsejable planificar con anticipación y estar preparada con alguno snacks saludables.

 

 

7. La actitud es todo.

Puedes ser buena en tu trabajo, pero la única manera de destacar y progresar es ser educada y agradable con los que te rodean. La actitud es realmente importante!

 

 

8. Este no será tu último trabajo.

Puede que no sea todo lo que habías esperado o soñado, pero tu primer trabajo es, al menos, un punto de partida y eso ya es una muy buena experiencia.

 

 

9. El trabajo no se trata sólo de pasarlo bien.

El primer trabajo también viene acompañado de momentos difíciles. Quizás te sientas un poco perdida, tengas que pedir ayuda o aprender cosas nuevas, pero todo esto es parte de la experiencia y va a hacer que estés mucho mejor preparada para todo lo que venga por delante.

22 Tips Para Tu Carrera De Las Mujeres Más Impresionantes Del Mundo De La Moda

Hay un grupo de mujeres que trabajan en el mundo de la moda y además de ser muy exitosas, son inteligentes, tienen una gran visión de la industria y son muy inspiradoras. Aquí hemos reunido sus mejores citas que todas podemos aplicar en nuestras propias carreras.

Desde los consejos de Eva Chen sobre cómo acercarte a tu primera entrevista, a la admirable humildad de Sophia Amoruso quién siente que todavía tiene mucho por delante, estas mujeres tienen profundos conocimientos cuando se tarta de empezar una carrera profesional. Sigue hacia abajo y toma nota de sus sabios consejos!

1

 

 

2

 

 

3

 

 

4

 

 

5

 

 

6

 

 

7

 

 

8

 

 

9

 

 

10

 

 

11

 

 

12

 

 

13

 

 

14

 

 

15

 

 

16

 

 

17

 

 

18

 

 

19

 

 

20

 

 

21

 

 

22

Cómo Preparar Un Plan Para Tu Carrera El 2016

altManRepeller_A1-02

Nunca es demasiado temprano para comenzar a planear el nuevo año, ¿y qué mejor manera de hacerlo que construyendo un plan de carrera?

En vez de definir simplemente a qué quieres dedicarte, construir un plan te mantendrá organizada y concentrada en el camino. Es un proceso muy sencillo y puede lograrse con tan sólo seis pasos. Sigue bajando para conocerlos!

 

 

Evalúate

Sé honesta contigo misma y fíjate en qué cosas eres buena, y qué te falta por trabajar. Anótalo todo. Identificar tus atributos malos y buenos, te permitirá pulir tus habilidades y trabajar en tus puntos débiles.

 

 

Establece objetivos

Crea algunos objetivos de carrera que te gustaría lograr. Por ejemplo, ¿quieres un trabajo que pague cierta cantidad de dinero, uno donde puedas escalar rápidamente, o uno que tenga cierta flexibilidad de horario? Establecer metas, te permitirá volver y evaluar qué has logrado y cuánto te falta para llegar a quién quieres ser.

 

 

Investiga

Una vez que has decidido cuál es el camino que quieres seguir, investiga todo lo que puedas sobre él! Habla con personas de la industria, busca en internet, e investiga qué habilidades y experiencia debes tener.

 

 

Trabaja en tu curriculum

Después de que has hecho tu investigación, lo siguiente que tienes que hacer es trabajar las áreas en que estás débil. Si tu carrera necesita que domines Excel por ejemplo, preocúpate de lograrlo. Establece prioridades de lo que necesitas con más urgencia, y no pierdas el tiempo en pequeñeces.

 

 

Se proactiva

Tu carrera no se construirá sola, necesitas moverte para conseguir todo lo que sueñas. Si hay ferias de reclutamiento, anda, promuévete, y asegúrate de que las personas de la industria sepan lo buena adición que serías para sus equipos. Si hay una fecha límite para una aplicación, asegúrate de que la tuya llegue días antes. Si vas a una entrevista, planifica tu viaje para que nunca llegues tarde. Son detalles como estos los que pueden separarte del resto.

 

 

Manténte motivada

Es fácil perder motivación, especialmente si tus objetivos parecen inalcanzables. Si estableces en cambio, metas pequeñas y tangibles, el proceso no parecerá tan aterrador. Y por último, siempre prémiate cuando cumplas alguno de tus objetivos, aún si es pequeño. Esto impulsará tu motivación y te mantendrá concentrada.

6 Formas En Las Que Las Mujeres Pierden Poder… Y Como Pueden Parar

Es muy inspirador ver a mujeres empoderadas con su carrera y exitosas en lo que hacen, pero muchas veces no nos damos el tiempo de pensar en cómo podemos aumentar (o mantener) nuestra propia energía en nuestro lugar de trabajo. Es importante analizar la influencia en quiénes te rodean y el impacto que tienes sobre los negocios de tu empresa, porque una vez que entiendas mejor tu valor, serás más capaz de poder protegerlo. Aquí te contamos sobre algunas cosas que puedes estar haciendo y sin darte cuenta estar saboteando o debilitando tu éxito, y también te contamos cómo dejar de hacerlo!

 

Risktaking

 

 

1. Usar lenguaje diminutivo.

Las mujeres tenemos la tendencia de agregar la palabra “sólo” justo donde no pertenece, diciendo “Yo sólo quiero saber…” o “Sólo estoy comprobando…”, haciendo que las demás personas del lugar de trabajo nos perciban con menos poder. De acuerdo con un artículo de The Harvard Business Review, “Las personas siempre deberían esforzarse por reemplazar las palabras sin sentido por unas más fuertes”. Por ejemplo, cambiar “siento” o “pienso” por “confío” o “espero”.

 

2. Disculparte más de la cuenta.

¿Alguna vez haz contado el número de veces que dices “lo siento” o “perdón” en un día? Es probable que sean muchísimas. La oficina es el peor lugar para decir perdones innecesarios. Según Forbes, “el decir que lo sientes innecesariamente te pone en una posición subordinada. Cuando te disculpas más de la cuenta, estás regalando tu poder”.

 

3. Dejar que otros se apoderen de tus ideas.

¿Alguna vez has discutido una idea con tu jefe o compañero de trabajo y luego te sentaste en silencio en una reunión mientras tu confidente se atribuyó tu idea? Cuando esto pasa, no tengas miedo de recuperar el crédito diciendo algo como: “Gracias por traer esta idea que propuse antes”. Eso no es pasivo-agresivo, es sólo una técnica para mantener tu reputación.

 

4. Fallar con la auto-promoción.

Muchas veces somos reacias a la auto-promoción, pero este hábito nos hace depender de otros para reconocer nuestro trabajo duro y buen rendimiento. La verdad es que nadie se preocupa de tu carrera tanto como tú lo haces, así que si no eres tu propia defensora más fuerte, estás en una seria desventaja. Cuando no somos capaces de demostrar nuestro valor a los demás, nos presentamos como menos valiosas.

 

5. No usar el capital social.

Muchas veces somos rápidas para ofrecer nuestra ayuda a otros, pero reacias a pedir ayuda a los demás. Según Forbes, “el poder viene de conocer la relación entre la forma en que hacemos nuestro trabajo, los resultados empresariales positivos y nuestra propuesta de valor. Hay poder en el uso de la influencia para poder construir relaciones mutuamente beneficiosas en nuestra industria”. Si no vas a aprovechar tu impacto en las relaciones, las cuales has luchado duro por construir, entonces estás perdiendo poder.

 

6. Elegir simpatía sobre eficacia.

Las mujeres por lo general esperan ser agradables en su lugar de trabajo, pero si vas a gastar tu energía tratando de ser querida en lugar de tratar de ser eficiente, entonces no vas a conseguir una reputación de poderosa. Según Forbes, “Si tu enfoque principal es ser querido, no vas a ser visto como un líder”. Corres el riesgo de ser visto como un peluche tierno en lugar de alguien con opinión, porque sólo estás buscando la aprobación de los demás.