10 Cosas Que Toda Mujer Debería Saber Sobre La Textura Del Cabello

El factor más importante a la hora de elegir un look para tu cabello es la textura de éste, incluso más importante que la forma de tu rostro. La densidad y textura de tu pelo puede determinar tu peinado, largo de cabello y la forma en que tu estilista lo corta.

Pero, así como también hay reglas o normas para conseguir el corte perfecto, también hay condiciones que permiten romper esas reglas. Algunos de los mejores looks son conseguidos al romper dichas normas. Aquí van 10 reglas sobre la textura del cabello que toda chice debiese saber, y algunas formas de romperlas!

 

o-TWO-TEXTURED-HAIR-HOW-TO-facebook

 

6 Tipos de textura de cabello.

Hay 6 tipos básicos de texturas de cabello: fino, lacio, ondulado, grueso, rizado y muy rizado. Obviamente existen infinitos matices entre medio y uno puede tener una combinación de diferentes texturas. Por ejemplo, yo tengo naturalmente el cabello fino y ondulado. Tu puedes tener el cabello grueso y lacio, o muy fino y rizado.

Tu estilista debería ser capaz de identificar el tipo de cabello que tienes al tocarlo y ver como se mueve, pero siempre es bueno que tu también lo tengas claro cuando se trata de elegir un corte y peinado para tu cabello.

Para dilucidar cuál es la textura de tu pelo, toma secciones de éste en la coronilla, lados y por detrás y observa cómo cae cuando lo sueltas. Si tu cabello cae plano y flácido, es porque es fino. Si cae recto o si se infla y cae lejos de tu rostro y cuero cabelludo, tiene una textura gruesa. Cualquier cosa entremedio corresponde a una textura media. El cabello naturalmente rubio suele ser más delgado, mientras que el cabello oscuro suele ser más grueso.

 

El cabello rizado suele verse mejor largo.

Expertos en belleza te dirán que el cabello rizado necesita largo para tener peso y caer, de otra forma se levanta y tiene demasiado volumen. Esto es cierto. En general, mientras más largo puedas dejarte tus rizos, mejor.

Sin embargo, puedes romper esta regla fácilmente. Personalmente me encanta el cabello con rizos que saltan. Hablan de personalidad, por lo que no es un look para personas más tímidas.

 

No te dejes muy largo el cabello fino.

Así como el cabello rizado necesita largo para que baje el volumen, el cabello fino necesita ser más corto para tener más cuerpo. El cabello largo y fino puede verse plano y sin vida.

Dicho esto, hay mujeres con ciertos rostros que se ven increíble con el cabello largo sin importar la textura de éste. Los rostros redondos y cuadrados se ven muy bien con el pelo más largo, estilo que les elonga las caras que tienden a ser igual de largas que de anchas. Si tienes el cabello fino y el rostro alargado, te verás mejor con el cabello corto, pero esto no quiere decir que tengas que usar melenas por el resto de tu vida. Estilos hasta los hombros también funcionarán.

 

Las capas funcionan en todas las texturas.

Las capas dan movimiento, suavizan la línea del cabello, crean cuerpo y pueden evitar que tu cabello rizado se vea como un árbol de Navidad. Las buenas noticias es que funcionan en todas las texturas de cabello.

El flequillo es mejor para el cabello lacio, grueso y fino.

El flequillo está muy de moda últimamente, y si tienes el cabello rizado o muy rizado (frizzy) puedes sentir que te estás quedando afuera por la antigua regla de que las chasquillas funcionan mejor en el cabello lacio, en el cabello grueso y el fino, pero nunca en los rizos. La regla de belleza quiere decir, que a menos que estés dispuesta a, química o manualmente, alisar tu flequillo todos los días, es mejor que no te lo cortes.

Esta regla la puedes romper si optas por un flequillo largo, peinado hacia el lado. La capa más corta llega hasta tus orejas y tu estilista debe cortar el cabello cuando está seco. Por otra parte, yo tengo el cabello ondulado y usé flequillo un tiempo, pero en vez de peinarlo hacia el lado o alisarlo, lo dejaba un poco ondulado para un look más despeinado, inspirándome en Freja Beha Erichsen. Aunque a mi me gustaba como se veía, sé que no es un look para todas.

 

651596479

 

La mayoría de los cabellos femeninos tiene al menos un poco de ondulación.

Si tienes el cabello lacio, dejas que se seque al natural, y lo moldeas con tus manos mientras se seca, te darás cuenta de que puede llegar a verse con ondas. De hecho, la mayoría de los cabellos tiene un poco de onda natural, incluso en las mujeres con el pelo increíblemente fino. Puede que las ondas no sean lo que quieres, pero al menos sabes que puedes ondularlo un poco.

Los productos correctos para la textura de tu cabello.

Cada mujer necesita diferentes productos según la textura de su cabello. Si el cabello es fino, éstos pueden ser volumizadores, shampoos suaves que no aplasten el cabello fino, shampoo en seco y laca. Por otra parte, las mujeres con el cabello seco pueden necesitar shampoos y bálsamos hidratantes, tratamientos suavizantes y serums.

 

Cómo crear cuerpo

El secreto para darle cuerpo al cabello lacio, chuzo y ondulado es en producto para el cabello y un buen secado de pelo. Obviamente el corte correcto también es necesario (las capas son las clave), pero si añades un spray que de volumen o un spray con sal de mar, puedes crear cuerpo.

 

Lava el cabello fino todos los días si quieres, lave el cabello grueso una vez a la semana si lo prefieres.

Probablemente haz oído que decir que uno nunca debería lavar su cabello todos los días. Bueno, siéntete libre de romper esa regla si es que lo necesitas. En general, el cabello fino va de la mano con grasoso y el cabello grueso con sequedad. Deberías lavar tu cabello tan seguido como lo necesites, incluso si es todos los días.

Para el cabello grasoso, prueba el shampoo en seco en las raíces para absorber el aceite extra en los días en que no lo lavas.

Si tienes el cabello con frizz, tu secreto para un cabello más suave está en el acondicionamiento. Deberías acondicionarlo después de cada lavado y hacer tratamientos hidratantes todas las semanas. Algunas mujeres con el cabello rizado o frizzy no se lavan nunca el pelo. Esto es conocido como el movimiento “no-poo” (sin shampoo). Ellas acondicionan en vez.

 

Las herramientas adecuadas para la textura de tu cabello.

Cada textura requiere una herramienta diferente. Por ejemplo, las mujeres con el cabello liso, ondulado o grueso pueden invertir en un cepillo redondo con cerdas naturales o un cepillo de paleta para hacerse brushing. También un secador con iones es una buena inversión. El tiempo que demora en secarse tu pelo se reduce con un buen secador y tu cabello no se quema o se pone frizzy.

El cabello rizado es más complicado porque suele quedar con mucho frizz cuando es sobre manipulado. Algunas mujeres no usan ni cepillos ni secadores de pelo en el cabello rizado y lo dejan secar al natural. Otras lo secan desde abajo, con la potencia al mínimo y usando un difusor.

 

Haz tu vida más fácil, acepta la textura natural de tu cabello.

Si hay algo que he aprendido sobre la belleza, es que nosotras mismas somos mucho más exigentes con nuestra apariencia que el resto… Cuando nos sentimos estancadas con los atributos con los que nacimos, tenemos la tendencia a querer cambiarlos. Pero nuestra vida será mucho más simple si aceptamos la textura natural de nuestro cabello. Esto significará menos horas con el rizador si tenemos el cabello liso, o menos horas con la plancha, si es que lo tenemos rizado y queremos alisarlo. Suéltate esa cola de caballo y luce tu cabello. En vez de odiarlo cuando lo vez en el espejo, fíjate en las cosas que te gustan de tu cabello y cuídalo! Luego notarás como cambia tu actitud frente a la textura natural de tu pelo!