5 Formas De Sobrevivir A La Cuarentena Con Un Roommate En Un Departamento Pequeño

El distanciamiento social y la cuarentena son difíciles para todos, pero potencialmente aún más para aquellos que están encerrados en espacios pequeños con un roommate con el o la que no tienes la costumbre de pasar tanto tiempo. Para evitar volverte loca mientras estás encerrada, estos consejos útiles pueden ser de mucha ayuda.

 

 

 

1. Actualiza los acuerdos que tienes establecidos con tu compañera/o de departamento.

Probablemente tengan algún tipo de pautas, escritas o no, sobre cómo viven juntos: alternar limpiezas profundas, reabastecer papel higiénico, etc. Es hora de volver a revisar estas pautas. Se trata de encontrar un punto medio y evitar cualquier conflicto innecesario. Tómate el tiempo para sentarse y discutir cómo ajustar mejor sus límites de limpieza y espacio personal. Eso podría significar repensar el horario de limpieza o establecer horarios para trabajar en las áreas comunes.

 

2. Encuentra algo en común.

Dado que es probable que pases más tiempo con tu roommate que nunca, puede ser una gran oportunidad pasar tiempo juntos jugando un juego de mesa, probando una nueva receta o incluso organizando una reunión virtual. La conexión humana es una excelente manera de combatir la ansiedad o la tristeza que podrías estar sintiendo en este momento.

 

3. Crea un espacio y tiempo para estar sola.

No importa cuánto disfrutes de la compañía de tu roommate, todas necesitamos algo de tiempo para nosotras mismas. Tomar tiempo para descomprimir es importante cuando estás encerrada con la misma persona todo el día.

 

4. Toma un poco de aire fresco.

Esto podría significar simplemente tomar aire fresco en el balcón, terraza o por una ventana abierta.

 

5. Practica actos de bondad aleatorios.

Pequeños gestos pueden ayudar mucho en tiempos difíciles y establecer el tono para tu casa. Además de animar un horario estancado, también es una excelente manera de apoyar.

16 Cosas Que Puedes Hacer Si Estás Embarazada Y No Estresarte Por Las Noticias

Estar embarazada significa tener mucho en mente. Hay nombres de bebés y métodos de entrenamiento para dormir y, por supuesto, trabajo de parto para pensar. Pero durante estos tiempos inciertos, las cosas pueden parecer un poco más abrumadoras de lo habitual. Por lo tanto, en lugar de ver las noticias y redes sociales, considera marcar estas 16 tareas relajantes (¡y productivas!) antes de que tu guagua se transforme en tu único pendiente.

 

 

1. Prepara la pieza de tu guagua.

2. Lava la ropa de la guagua y prepara sus tenidas.

3. Alégrate de que el refrigerador y el baño están siempre cerca.

4. Camina por tu casa (o jardín o terraza si los tienes) para mover un poco el cuerpo.

5. Haz una lluvia de ideas con posibles nombres.

6. Establece una forma de poder verte con tu médico aunque sea de forma digital.

 

 

7. Averigua sobre pediatras.

8. Date un baño.

9. Medita.

10. Tómate un tiempo para conectar con tu pareja.

11. Averigua sobre la clínica en que tendrás a tu guagua y los protocolos que tiene para pacientes infectados.

12. Lee un libro de crianza.

13. Haz yoga o pilates pre natal.

14. Lee algún libro que te entretenga.

 

 

15. Prepara tu bolso para la clínica.

16. Pon tus pies en alto y descansa.

4 Tips Para Sobrevivir Trabajando En La Casa Con Tu Pareja

Este es un momento aterrador e incierto, y las cosas pueden ponerse tensas en pequeños espacios, especialmente a medida que tú y tu pareja se adaptan no solo a las nuevas rutinas diarias de trabajo desde la casa sino también a estar juntos todo el día en el mismo espacio. Pero todo se trata de organizar un poco las cosas y aprovechar esta cercanía de manera positiva, por eso acá te dejamos algunos consejos que te pueden servir.

 

 

1. No interiorizes, verbaliza lo que te pasa.

Si tu pareja está haciendo algo que está perturbando tu productividad laboral, dile tan pronto como se convierta en un problema en lugar de morderte la lengua, molestarte más y alejarte más. En su lugar, dile: “¿Crees que podrías procesar en tu cabeza o en papel? No puedo hacer mi trabajo cuando estás constantemente hablando”. Si lo dices con calma y directamente, es más probable que responda q que si lo dices con molestia o enojo. Lo importante es que abordes el problema.

 

 

2. Fija lugares de trabajo diferentes, al menos la mitad del tiempo.

En cualquier relación, cierta independencia es buena para el alma, ya sea antes o después del trabajo. Si tienes la capacidad de hacerlo, no co-trabajes todos los días. Al menos algunos días, empieza a trabajar en diferentes habitaciones para que ambos puedan alcanzar sus picos de productividad. Si no puedes hacerlo porque compartes un departamento tipo estudio, fija dos rincones de trabajo y usa audífonos para permanecer en tu propio espacio personal.

 

 

3. Toma aire lo más que puedas.

Un poco de aire fresco es bueno para el espíritu, así que trata de salir a la terraza, jardín o tomar aire desde la ventana. Como sea, no te olvides de tomar aire con cierta regularidad.

 

 

4. Planea citas en casa.

No es frecuente que nos quedemos en la casa con nuestra pareja sin ninguna presión para salir al mundo. No solo tenemos cero presión para socializar con amigos o profesionalmente, sino que literalmente tenemos cero razones para planear citas externas. En muchos sentidos, eso es realmente liberador. Usa esto como un tiempo para ponerse al día el uno con el otro.

Usa esto como un momento de intimidad que de otro modo sería imposible. También puede ser realmente liberador hablar sobre sus ansiedades sobre el trabajo, la economía, el envejecimiento de los padres, los hijos, lo que sea.