Prepara Esta Crema De Zanahoria Y Jengibre Que Es Perfecta Ahora Que Empezó El Frío

Sigue bajando para que veas los ingredientes que necesitas y los pasos a seguir.

 

 

Ingredientes:

– 1 cucharada de mantequilla sin sal

– 1 cebolla picada en cubitos

– 3 tazas de caldo de verduras

– 450 grs de zanahorias peladas y picadas

– 1 cucharada de jengibre rallado

– 1/4 taza de crema ácida

– Sal y pimienta

– 2 cucharadas cebollín

 

 

 

1. En una olla grande, derretir la mantequilla a fuego medio, agregar la cebolla y cocinar por unos 8 minutos, revolviendo de vez en cuando.

2. Agregar el caldo, las zanahorias y el jengibre. Tapar y esperar a que hierba, luego bajar un poco el fuego y dejar cociendo por unos 30 minutos (hasta que las zanahorias queden blandas).

3. Trasladar a una juguera (agregar la cantidad del caldo que se prefiera a la juguera, ya que entre menos caldo queda más espesa) y procesar hasta que quede líquida. Luego traspasar a la olla nuevamente y agregar la crema ácida. Revolver y condimentar con sal y pimienta.

4. Dividir en 4-5 pocillos, agrega un chorrito de crema ácida y un poco de cebollín.

 

 

 

Receta De La Semana: Sopa De Zanahoria Y Jengibre

Esta semana quiero compartir con ustedes una receta perfecta para esta época del año e ideal para estos días en que las temperaturas empiezan a bajar y queremos comer verduras de otra forma que no sea ensalada, pero igual de nutritivo y sin agregar ingredientes que aporten materia grasa o calorías innecesarias.

Esta preparación es muy fácil, sabrosa, nutritiva y vegetariana, es decir, cumple con varias características que me encantan. Sin más preámbulos, sigue leyendo hacia abajo para saber los ingredientes que necesitas y el paso a paso para hacerla!

 

1

2

 

Soy una fanática del coco, tanto por su sabor como por sus beneficios para la salud. Lo rico de esta receta viene del sabor dulce de las zanahorias asadas, mezclado con el jengibre y la cremosidad de la leche de coco. Además, es totalmente libre de lácteos, azúcar y gluten!

 

Ingredientes:

– 1,5 kilos de zanahoria

– 2 tazas de caldo de verduras

– 2,5 tazas de leche de coco

– 2 cucharadas de jengibre fresco pelado y picado

– 4 cucharaditas de sal

– 2 cucharaditas de canela

– 2 cucharaditas de pimienta

– 3 dientes de ajo (opcional)

– 1 cebolla

 

 

3 4 5 6 7

 

Lava las zanahorias (sin necesidad de pelarlas) y ponlas en la bandeja del horno junto con la cebolla cortada en pedazos. Cúbrelas con un poco de aceite de oliva y espolvoréalas con canela, pimienta y sal, y llévalas al horno a fuego alto. Saca la cebolla después de 20 minutos y luego termina de asar las zanahorias por otros 2o minutos más. Retira del horno y deja enfriar un poco. Deben verse ligeramente quemadas.

 

8 9

 

Ahora – para armar la sopa – vierte las 2 tazas de caldo de verdura y la leche de coco en la parte inferior de tu juguera, luego añade la cebolla, dientes de ajo (si es que los estás usando) jengibre y zanahoria en la parte superior. Por último, añade una cucharadita de canela, sal y pimienta. Pon la tapa de la juguera y empieza a batir en la velocidad más lenta durante 1 minuto. A continuación, prueba la sola y verifica que los aliños están de tu gusto o si es necesario agregar más sal, pimienta, etc. Vuelve a cerrar la juguera y ahora bate en una velocidad más rápida. Esto puede demorarte unos 6 minutos.

 

10 11

 

Retira la tapa, vierte la sopa en tazones o platos hondos y puedes decorar con hojas de orégano fresco y garbanzos tostados (para hacerlo es tan fácil como usar 1 lata de garbanzos, tostarlos en aceite de oliva, rociar sal y hornearlos a temperatura fuerte por 15-20 minutos).

Para hacer la decoración con leche de coco de la parte superior de la sopa, usa una cuchara y pon un poco de leche leche de coco en líneas horizontales, luego toma un cuchillo y haz líneas verticales a través de ella.

Listo! Aquí la tienen, una crema de verduras imposible más sabrosa, muy fácil de hacer y perfecta para un día otoñal, o incluso cualquier época del año!