Un Efecto Secundario Del Estrés Que Seguro Ignoras

Entre el trabajo, los niños y el mantenimiento de una casa bien administrada, tenemos mucho que hacer. Nos sentimos como payasos, tratando de hacer malabares con todo. Solo que nuestras vidas no son un acto y nos estresa. El autocuidado a menudo no se tiene en cuenta, porque no nos dejamos tiempo para nosotras mismas. En cambio, nos ponemos en piloto automático y realizamos las tareas diarias que trae cada día. El estrés se acumula como un cerro de libros. Y como sabemos, también afecta a nuestros cuerpos. ¿Pero alguna vez te has preguntado si el estrés en realidad te puede cansar?

 

 

El estrés agudo o crónico puede provocar muchos problemas físicos y mentales que luego traen problemas a largo plazo. Esta es una de las razones por las cuales a muchas mujeres les cuesta tanto quedarse dormidas en la noche. No podemos dejar de pensar. Pensamos en nuestras listas de cosas por hacer e incluso en nuestras preocupaciones. La privación del sueño es una preocupación importante que resulta del estrés. El sueño es imprescindible para la función cognitiva y es uno de los aspectos más importantes del bienestar humano.

Sí, el estrés puede impedir que las personas duerman bien. Pero como puedes ver, es vital que hagamos todo lo que esté a nuestro alcance para lograr superarlo. Asegúrate de cuidarte, porque nadie más puede hacer eso por ti. Haz tu mejor esfuerzo para pasar el interruptor a “apagado” antes de meterte a tu cama en la noche y cosecha los beneficios de menos estrés y más horas de sueño.