4 Formas Infalibles De Comer Saludable De Manera Constante

Probablemente muchas tenemos las mejores intenciones en lo que respecta a nuestros hábitos alimenticios, pero las intenciones no significan mucho si no se ponen en práctica.

Todas sabemos que la salud no se trata de soluciones rápidas ni de eliminar cosas por completo, pero con un cambio de real de estilo de vida en mente, hay cuatro formas que hemos descubierto son infalibles y posibles para lograr facilitar la alimentación saludable.

 

1. Prueba alternativas fáciles y convenientes.

Hay muchas alternativas saludables a nuestro snack o comida favorita que puedes cocinas fácilmente, pero si puedes pedir una pizza en cuestión de minutos, la tentación puede ser demasiada. Necesitas opciones saludables que no sólo tengan buen sabor, sino que también sean fáciles de preparar. Por ejemplo, puedes preparar un helado casero (sólo tienes que moler plátano congelado, fruta congelada y yogurt natural) y dejarlo guardado para cuando te dan antojos, en lugar de pecar con un helado envasado que viene lleno de grasa y preservantes.

 

2. Domina la preparación de tus comidas.

Mientras que puedes comer las preparaciones más simples durante la semana sin aburrirte, el fin de semana es una historia completamente distinta. Trata de adaptar la preparación de tus comidas durante el fin de semana, pero hazlo con anticipación, para que no te ganen los antojos. Busca opciones saludables pero que sean más novedosas y entretenidas.

 

3. Busca inspiración fitness y de alimentación.

A algunas les puede sonar tonto, pero mientras vas entendiendo cómo poner en práctica tus planes saludables, una motivación extra es buscar fotos de personas que lo logran. Y aunque probablemente son igual que nosotras y tienen días difíciles, esa inspiración nos sirve para mantenerlos firmes con nuestro objetivo.

 

4. Usa afirmaciones positivas.

Una afirmación diaria puede que no evite que comas un pedazo de chocolate, pero decirlo en voz alta puede ser un recordatorio de que necesitas moderación. Busca una afirmación positiva que haga que tus metas se sientan alcanzables y elimina las negativas cuando haces algo mal.

3 Cosas Importantes Que Debes Saber Si Es Que Quieres Realmente Bajar De Peso

No es fácil perder peso de manera permanente y para lograrlo hay algunas cosas que debes hacer si o si.

 

#Las dietas no son la solución

Mientras muchas personas pierden peso dejando de lado los carbohidratos o haciendo una dieta líquida, estos métodos no duran para siempre. Las dietas tan restrictivas no son muy nutritivas y terminan provocando ansiedad de comer justo lo prohibido. Además, cuando logras tu objetivo, vuelves a tu antiguo régimen y rápidamente recuperas ese peso perdido. La clave es hacer un cambio de hábitos, con una dieta sana que puedas mantener el resto de tu vida. Está probado que una dieta con gran cantidad de frutas y verduras, todo tipo de granos y proteínas bajas en grasa funciona. Pero no te preocupes porque está permitido salirse de vez en cuando, eso sí que de manera moderada. Quizás te demores un poco en acostumbrarte pero cuando lo hagas no creerás cómo pudiste pasar tanto tiempo alimentándote de hamburguesas, bebidas y galletas todos los días.

 

 

#Contar calorías es un must

Perder peso se trata básicamente de matemáticas simples: las calorías que comemos no pueden ser mayores que las calorías que nuestro cuerpo usa. Entonces para perder peso necesitas comer menos calorías de las que necesitas. Contar calorías puede parecer muy estricto pero si no llevas la cuenta de lo que comes será muy difícil lograr tu peso ideal. Puedes comenzar hablando con una nutricionista sobre cuánto peso quieres perder y ella te ayudará a armar una dieta especial. A muchas personas les resulta efectivo escribir en un diario todo lo que comen durante el día o buscar alguna aplicación que cuente las calorías de lo que comes. También es importante medir el tamaño de las porciones.

 

 

#No es suficiente caminar

Una dieta sana es clave a la hora de perder peso pero no es suficiente si no la acompañas con ejercicios. Y caminar no es precisamente eso. Los expertos, en general, recomiendan ejercitarse una hora al día al menos 5 días a la semana para perder peso, donde rutinas de trote, bicicleta o clases de cardio son el tipo de deporte que debes practicar.  Además de quemar calorías, el ejercicio te da músculos, lo que estimula tu metabolismo y lo hace quemar aún más calorías. Otra consecuencia positiva del deporte es que modela tu cuerpo y hará que la pérdida de peso sea todavía más notoria. Después de hacer ejercicio no sentirás culpa de comerte un rico postre.

 

 

 

Haz Estas 10 Cosas En Tu Cocina Para Perder Peso

 

La cocina es el corazón y centro de nuestra casa pero también es el lugar que puede hacernos subir de peso. Es el lugar en que el guardamos todas esas cosas que nos pueden hacer caer en la tentación de comer esas calorías de más que después son tan difíciles de eliminar.

Sin embargo, nuestra cocina también es el lugar que si sabemos administrar de la forma correcta, puede ayudarnos a perder peso! Sigue leyendo hacia abajo y descubre estas 10 cosas que puedes hacer en ella y que te pueden ayudar a liberarte de esos molestos kilos de más.

 

 

1. Haz que las frutas y verduras sean tan accesibles como una bolsa de papas fritas.

Lava, corta y guarda vegetales como zanahorias, apio, pepino, frutillas, frambuesas, kiwi, melón, etc, y almacénalas en bolsas o cajas reutilizables en tu refrigerador para que sean muy fáciles de alcanzar. Asegúrate de dejarlas al nivel de tus ojos para que sean lo primero que ver apenas abras la puerta.

4fadd3757a408331_cut-fruit-and-veggies.jpg.xxxlarge_2x

 

2. Prepara un gran contendor de ensalada.

Comer una ensalada antes de la comida es una gran forma de estar más satisfechas y eso te llevará a comer menos del palto principal. Para asegurarte de que no dejarás pasar ninguna comida, prepara un gran contenedor con vegetales al principio de la semana, así si ya está hecha, sólo es necesario que le pongas aliño y está lista para disfrutar.

 

3. Ten a mano tazas y cucharas con medidas.

La medición de tu propia comida mantendrá las porciones bajo control y evitará sobreestimar las cantidades, lo que puede ser la gran razón por la que no estás perdiendo peso. Si tienes estas herramientas a mano será un recordatorio para no olvidar usarlas.

 

4. Deja hechos con anterioridad bolsas con snacks.

Ya sabes lo que pasa cuando comes papas fritas directo desde la bolsa -puedes comerte prácticamente el paquete entero sin darte cuenta. Prepara tus snacks saludables favoritos y déjalos listos en bolsas por separado. Puede ser una mezcla de frutos secos, bastones de vegetales, etc.

 

5. Congela frutas y verduras.

Compra frutas y verduras de sobra cuando vayas a la tienda, lávalas, córtalas y guárdalas en bolsas en el congelador. No sólo ahorrarás dinero cuando compres al por mayor, sino que también los podrás tener listos para cuando quieres hacer un smoothie, comerlos con yogurt, hacer salsas para las pastas, sopas y omelets. También puedes moler las verduras y guardar este puré para después hacer sopas, salsas de tomarte, etc!

 

6. Congela bolsas con smoothies.

Si estás corriendo en la mañana, una buena forma de ahorrar tiempo pero no saltarte el desayuno es tener smoothies listos en el freezer. Sólo tienes que vaciar el contenido de la bolsa en la juguera y tendrás listo un desayuno perfecto alto en proteínas y bajo en calorías.

e9b6728b3a912cd0_e8033163d6e48685_frozen-greens-1.jpg.xxxlarge_2x.jpg.xxxlarge

 

7. Limita la comida poco saludable.

Probablemente te encanta tomar una lata de bebida ocasional, un paquete de galletas o un helado y si estos alimentos están a tu alcance, lo más probable es que te sientas todo el día tentada a comerlos. Sácalos de tu vista y elimínalos de tu cocina para así no caer en la tentación.

 

8. Usa platos pequeños.

Cuando preparamos un plato de comida, sentimos la necesidad de llenarlo completamente. Si empiezas a usar platos pequeños, hay menos espacio que llenar, lo que te hará consumir menos calorías.

 

9. Dobla o incluso triplica las recetas.

Si está cocinando una sopa de verduras, verduras grilladas u otra preparación saludable, no hagas sólo la receta para una comida. Haz el doble o triple de las porciones y guárdalas en contenedores para los próximos días. Si tu almuerzo o comida ya está preparado, no tendrás que tentarte con opciones menos saludables.

 

10. Aleja los alimentos antes de sentarte a comer.

Después de haber cocinado una comida saludable y servir una porción adecuada, asegúrate de alejar cualquier alimento que pueda ser una tentación poco saludable y te haga caer en la tentación de comer calorías extra.