Alivia Tensión En Tus Caderas Y Espalda En 4 Minutos

Tensión de caderas y dolor lumbar, así se le llama a estos maletares populares que que toda persona que trabaja en una oficina ha tenido que pasar.
Si estás dentro de este grupo y no das más del dolor, hoy y te enseñaremos este sencillo ejercicio de 4 minutos que te aliviará por arte de magia.

¿Aún no lo puedes creer?

¡Te invitamos a hacer la prueba!…

 

 

Mariposa

-Siéntate en el suelo, dobla tus rodillas y junta las plantas de tus pies.
-Coloca tus codos en ambas rodillas haciendo presión hacia abajo.
-Lleva tu tronco hacia adelante y mantén durante 30 segundos.
-Realiza 5 repeticiones.

 

 

Rodilla al pecho

-Acuéstate sobre tu espalda.
-Lleva la rodilla izquierda hacia el pecho, sujetando con la mano del mismo lado la planta del pie.
-Mantén esta posición durante 30 segundos.
-Cambia de pierna y mantén 30 segundos más.

 

 

Paloma

-Siéntate con la rodilla derecha doblada hacia adelante y la pierna izquierda bien estirada hacia atrás.
-Estira tus brazos hacia el cielo, inclina tu cabeza hacia atrás, y lleva tu torso hacia adelante.
-Mantén en esta posición durante 30 segundos.
-Cambia de rodilla y mantén 30 segundos más.

 

 

Paloma doble

-Siéntate en el piso en posición indio, con una pierna arriba y la otra abajo de forma perpendicular (sabrás que lo estás haciendo bien cuando mires hacia abajo y veas que tus piernas forman un pequeño triángulo).
-Apoya tus manos en el suelo a la altura de tus caderas
-Inclina tu tronco hacia adelante y mantén durante 30 segundos.
-Cambia de piernas y mantén 30 segundos más.

4 Signos Que Te Dicen Que Tu Sostén No Te Queda Bien

Alguna vez te has detenido a pensar lo importante que es el sostén en nuestras vidas? Y es que esta simple y delicada prenda es la primera que te colocas por las mañanas y la última que te quitas por las noches. Es por esto, que es muy importante que esta sea cómoda y súper sentadora.

Sin embargo, más de la mitad de las mujeres en el mundo están usando la talla de sostén equivocada, dándole el soporte equivocado al busto, deformando así su figura.

¿Y tú?! ¿Sabes cuál es tu talla?

A continuación te mostramos los cuatro signos que dicen que tu sostén no te queda bien.

¡No digas que no te lo advertimos!

12785702423_d27401dde7_o

Se te caen las tiritas

Esto quiere decir que tus pechos no están recibiendo el soporte necesario. Prueba ajustándolas un poco, si estos se siguen cayendo cambiar la talla de tu sostén por otra más pequeña.

 

 

Tu banda se sube por la parte posterior

Tu banda siempre debe estar firme y horizontal. Si esta se sube, quiere decir que la copa de tu sostén es demasiado grande. Prueba entonces bajando la talla (de 34 a 32 por ejemplo).

 

 

Te duele la espalda

Si tienes dolor de espalda, significa que tus senos están ejerciendo peso hacia adelante, encorvando así tu cuerpo.  Prueba usando sostenes con barba, que le dan más firmeza confort a tus pechos.

 

 

Tu sostén te hace ver un “doble busto”

Si tus pechos se derraman por toda la copa, y se te marca el temido “doble busto”, debes comprar uno nuevo con urgencia, ya que definitivamente esta no es tu talla.

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando Tu Espalda Está Adolorida, Prueba Estos Ejercicios

Seguramente, cuando tienes un dolor en la espalda, crees que la mejor manera de que se te pase es quedarte inmovilizada sin hacer nada. Pero la verdad es que esto es lo peor que puedes hacer, ya que tus músculos se encuentran adoloridos por causa de algún movimiento mal hecho o de alguna tensión. Lo único que puede acabar con este molesto dolor es hacer una serie de ejercicios de estiramientos los cuáles te mostraremos en este articulo.

¡Sigue bajando para ver cuáles son estos milagrosos ejercicios!

Back-Workout

 

 

Gato – Perro

Cat-Cow

-Apoya sobre una colchoneta tus manos y rodillas.

-Exhalando, curva tu columna vertebral hacia arriba, metiendo tu cabeza y tu coxis hacia adentro (esta es la posición gato).

-Inhalando, realiza el movimiento contrario, llevando tu columna hacia abajo, dejando afuera tu cabeza y coxis (esta es la posición perro).

-Repite lentamente este ejercicio 10 veces.

 

 

Gato lado a lado

Side--Side-Cat

-Apoya sobre una colchoneta tus manos y rodillas.

-Mueve tu columna de lado a lado, impulsándote con tu cabeza y tu cola, creando una especie de C con tu columna, perpendicular al suelo.

-Realiza 10 repeticiones.

 

 

Gato retorcido

Twisted-Cat

-Apoya sobre una colchoneta tus manos y rodillas.

-Inhala estirando uno de tus brazos hacia arriba, como si trataras de tocar el techo.

-Exhala realizando el movimiento contrario, llevando el brazo estirado hasta abajo, tratando de tocar el piso de forma diagonal.

-Realiza 5 repeticiones por lado.

 

 

Posición del niño

Child-Pose

-Siéntate sobre tus rodillas y luego lleva tu torso hacia abajo apoyándote en tus muslos. Alarga la columna, el cuello y los brazos hacia lo más adelante que puedas, luego apoya tu frente en la colchoneta.

-Mantén esta postura durante 5 respiraciones largas.

-Repite esta postura llevando los brazos hacia ambos lados para lograr un mayor estiramiento.

 

 

Rodilla al pecho

Knee--Chest-Stretch

-Recuéstate de espalda sobre una colchoneta.

-Inhalando lleva una de tus rodillas al pecho ayudándote con tus brazos, levantando tu cuello.

-Exhalando estira tu rodilla y baja tu cabeza.

-Mantén esta posición por 10 segundos, alternando siempre de rodillas.

 

 

Columna retorcida

Supine-Twist

-Recuéstate de espalda sobre una colchoneta, con los brazos estirados hacia lo ancho en ambos lados y las pierna juntas.

-Levanta tus piernas y llévalas hacia un lado, retorciendo tu cabeza hacia el lado contrario.

-Mantén esta posición por 10 segundo, luego cambia de la lado.

 

 

 

 

 

 

 

Sabías Que Tus Tensiones Se Reflejan En Diferentes Partes De Tu Cuerpo?

Todas tenemos esos días en que nos sentimos con el ánimo bajo o adoloridas y no podemos entender por qué. ¿Qué es eso que me está molestando? ¿Cuál es la razón por la que estoy tan tensa? Desde dolores y molestias a estados de ánimo cambiantes, podemos ayudarte a descubrir qué es lo que te está haciendo sentir de esa manera. Sigue hacia abajo, seguro te vas a sorprender!

0012024465

 

 

Dolor de cuello y garganta.

Si sientes apretada la zona del cuello o garganta, esto se debe a la falta de expresión; si hay alguien en tu vida a la que tienes miedo de hablarle o admitirle algo, la tensión aparecerá en estos lugares. Es mejor que hables!

 

 

Dolor de espalda.

El dolor de espalda no es sólo debido a dormir mal o estar haciendo mal algunos ejercicios, sino que también se relaciona con la tensión! La tensión en la espalda suele estar relacionada con el sentimiento de no sentirse apoyado o particularmente emocional. Habla con alguien y deberías sentir como la tensión empieza a aflojar.

 

 

Dolor de estómago.

Los dolores de estómago pueden estar causados por problemas digestivos, pero también pueden ser debidos al estrés o la ansiedad sobre un próximo evento o cosas por las que has estado luchando duro. El dolor de estómago, por lo general, puede ser la forma en que el cuerpo lidia con esto! Trata de relajarte, tomar un baño (es un gran remedio para casi cualquier cosa) y respirar profundamente.

 

Todas tenemos cosas en la vida que causan tensión en nosotros mismos o con los demás. Trata de encontrar la fuente de esta tensión, así como también cambiar la percepción y tratar de concentrarte en lo que es positivo en tu vida, esto puede ser un elemento real de cambio! Encuentra el foco principal de tu dolor y trabaja desde ahí. Ser positiva es la clave de la felicidad!