Todo Lo Que Siempre Quisiste Saber Sobre El Botox

Ya sea que estás pensando en experimentar con Botox por primera vez o estás tratando de estar más preparada para tu próxima cita, estamos seguras de que tienes una lista de preguntas, como por ejemplo cómo evitar verte como si fueras hecha de plástico, o cuánto cuesta realmente. Hemos buscado la ayuda de expertos para responder a todas estas interrogantes y así el proceso sea menos incómodo y más productivo.

Sigue leyendo para conocer las respuestas que siempre quisiste saber sobre el Botox!

 

WEB-Etro-bbt-F15-020-2-600x600

 

 

 

Lo primero es lo primero…

 

Qué es el botox.

Podrías pensar en Botox como unas agujas mágicas que te hacen parecer más joven al instante, pero el Dr. Kirby, experto en esta materia y que trabaja en Beverly Hills, lo describe como “el nombre comercial de una neurotoxina comúnmente inyectada que se utiliza para impedir temporalmente la comunicación entre nervios y los músculos faciales específicos, lo que resulta en una apariencia más relajada”.

 

 

Qué es lo que hace.

Determina cuál es tu objetivo final. Hay dos tipos de líneas faciales que el Botox puede corregir: estáticos y cinéticos. Las líneas estáticas son las que se pueden ver incluso si tu cara está en reposo, y las líneas cinéticas son las arrugas que se ven cuando mueves la cara, como las líneas de expresión y las arrugas del entrecejo.

 

 

Cuándo deberías empezar a usarlo.

No hay una edad adecuada para empezar a usar Botox – todo depende del caso a caso. “En uno de los extremos, una joven de 18 años con surcos muy profundos en su ceño podría ser considerada una buena candidata”, explica el Dr. Kirby. “O también veo ocasionalmente a mujeres en mitad de sus 50 que tienen un mínimo de líneas finas. La edad más común entre las que buscan Botox se encuentra cerca de los 30 años. Algunas vienen para corregir líneas estáticas que han desarrollado y otras vienen para evitar tenerlas”.

 

botox

 

 

 

Lo que depara el futuro…

 

Qué tan seguido deberías usarlo.

Todo depende de cuánto tiempo llevas recibiendo las inyecciones. “Los resultados duran más tiempo cuando se atrofia el músculo, y cuanto más constante seas con el Botox, más atrofiados estarán los músculos, lo que permite más tiempo entre sesiones de inyecciones para lograr los mismos resultados”, explica el Dr. Kirby.

 

 

¿Te volverás dependiente?

Probarlo una vez no significa que estás obligada a atenerte a él durante toda tu vida. El Dr. Kirby explica que después de la primera visita, “tendrás un aspecto más relajado y juvenil por unos dos meses y medio a tres meses y medio. Después de este período de tiempo, el movimiento de los músculos faciales que contribuyen a las arrugas no deseadas van regresando lentamente como si nada hubiera pasado”. Y añade: “La clave de cualquier aspecto de la dermatología, médica o cosmética, es la prevención”.

 

cosmetic-header-2

 

 

 

Especificaciones de tu cita médica…

 

¿Cuál es la correcta dosis que debes pedir?

Las dosis se miden en unidades y, aunque la cantidad depende de las necesidades de cada paciente, el doctor Kirby recomienda aproximadamente 20 unidades por área como una regla general para la primera visita.

 

 

¿Cuánto debería costar?

La mayoría de los profesionales cobran por unidad o por superficie, y ambas son aceptables. En Chile, el Botox preventivo en las áreas más comunes como el borde los ojos, frente y entrecejo, pueden costar en total cerca de $200.000 pesos.

 

 

¿Cuánto demora en empezar a ver resultados?

Aunque la cita (sin incluir la consulta) se demorará sólo unos 15 minutos, los resultados del Botox no suceden inmediatamente. “Mientras que algunos pacientes querrán ver la diferencia en uno o dos días, por lo general toma alrededor de tres a cuatro días para empezar a notar los cambios”, explica el Dr. Kirby. “Y los resultados se verán aún más fuertes alrededor del día diez al catorce”.

 

 

 

Lo que podría salir mal…

 

Moretones.

Los moretones es uno de los efectos secundarios más comunes asociados con las inyecciones de Botox, según el Dr. Kirby. “Se van con rapidez y pueden ser fácilmente cubiertos con maquillaje”, añade. “Ponerse una bolsa con hielo en la zona inyectada justo después del tratamiento puede reducir la incidencia y severidad de la contusión”.

 

 

¿Qué pasa si te pones más de la cuenta?

Inyectar demasiadas unidades en las zonas anatómicas equivocadas puede conducir a una caída temporal de los párpados”, dice el Dr. Kirby. “Por suerte, esto es muy transitorio y casi siempre se resuelve en dos semanas”.

 

¿Todavía no estás convencida de que es adecuado para ti? Lo importante es tener resueltas todas tus dudas antes de la primera cita. Si bien el Botox es una solución simple para algunos, para otros una aguja en cualquier lugar cerca de la cara puede ser muy incómodo.