Errores De Principiante: 4 Lecciones Que Los Jóvenes Emprendedores Aprenden Con El Tiempo

Empezar un negocio propio es un largo proceso de aprendizaje, cometerás errores y muchas fallas podrían ocurrir en el camino. A pesar de que algunas personas tienen miedo a fracasar, nuestro mejor consejo es que te lo tomes con calma, puedes sentirte muy mal por esos pequeños fracasos, pero todo va a estar bien! También es probable que cometas los típicos errores propios de ser principiante, pero para que estés más preparada, aquí te los detallamos y te contamos cómo evitarlos!

 

IMG_9800

 

 

1. Pensar muy en grande demasiado rápido.

Quizás eres de ese tipo de personas que en cuanto se ponen un objetivo, quiere lograrlo inmediatamente. Esto puede ser extremadamente frustrante. Lo hemos escuchado tantas veces, pero es verdad: el éxito no ocurre de la noche a la mañana y si piensas que tu caso será una excepción, estás cometiendo un gran error. Empieza dando pequeños pasos y aprende a apreciar los pequeños logros.

 

 

2. Contarle a demasiadas personas lo que estás haciendo.

Obviamente tienes que estar orgullosa de lo que estás haciendo. Pero especialmente al principio, mientras más personas saben, más personas tienen expectativas. Y a pesar de que eso pueda hacerte sentir más motivada, también te hará tener más miedo al fracaso. Asegúrate de que todas esas personas que saben sobre tu emprendimiento no te pongan bajo presión.

 

 

3. No rodearte de las personas correctas.

Estamos seguras de que estás dedicada y dispuesta a trabajar duro, pero nunca es posible hacer todo por tu cuenta. Si quieres empezar un propio negocio y que éste sea serio, asegúrate de que tienes a tu alrededor a las personas adecuadas, como un abogado si las cosas se ponen difíciles, un contador o tal vez una persona de confianza que pueda ayudarte con algunos temas específicos. Pensar que no necesitas a estas personas a tu alrededor, puede hacerte sentir un estrés extra en ciertas situaciones.

 

 

4. Rendirte porque las cosas se ponen difíciles.

Nadie dijo que ser una joven emprendedora iba a ser fácil. A veces puede ser bastante abrumador y todas tenemos esos días en que todo parece ser demasiado y queremos renunciar. En momentos así, es muy importante que no tomes decisiones apuradas; toma un pequeño descanso si es posible y recuerda por qué empezaste en primer lugar.

10 Increíbles Tips Si Estás Empezando Tu Propio Negocio

Ser dueña de tu propio negocio por primera vez puede ser una perspectiva un tanto aterradora. Se necesita entrar a lo desconocido – lo que para muchas de nosotras puede ser pavoroso – pero igualmente emocionante y desafiante! Si ya estás convencida de emprender este camino, aquí te dejamos 10 increíbles consejos para que sigas cuando estés empezando tu propio negocio y ayudarte a hacerlo con éxito!

 

intro

 

 

1. Sé una entendida en los medios sociales.

Es gratis y todos los están usando. Los medios y redes sociales pueden hacer maravillas en la promoción del nombre de tu empresa, y mientras que también es una muy buena herramienta para hacer redes sociales y contactos, también son vitales para construir relaciones con los clientes.

 

 

2. Define tus metas.

Es tu negocio, así que esto es personal para ti. Nadie más puede decir lo que debes estar buscando lograr, por lo que es importante que realmente pienses hacia dónde quieres que vaya tu negocio.

 

 

3. Conoce a tus clientes.

Una vez que te metes en la mente de tus clientes y entiendes sus necesidades, lo demás simplemente sigue su curso. Es necesario que definas tu mercado objetivo!

 

 

4. Acepta el ensayo-error.

Habrán altos y bajos, y está bien admitir que estás luchando, pero lo más importante es la forma que eliges para hacer frente a tus luchas y de la forma que elijas para superarlas.

 

 

5. No luches por la perfección.

Ningún empresario es siempre perfecto, incluso aquellos que tienen años de experiencia en sus espaldas. Sé realista acerca de lo que puedes lograr y estarás mucho más propensa a alcanzar tus metas.

 

 

6. Cuídate a ti misma.

Probablemente las ganas de formar algo exitoso te lleven a trabajar muchas horas y alimentarte pobremente. Ser dueña de tu propio negocio quizás no signifique jornadas laborales de 9 am a 5 pm, pero te sentirás mucho mejor si tienes un sano equilibrio entre tu trabajo y tu vida personal.

 

 

7. Pide ayuda.

Nadie espera que lo hagas completamente sola, escucha a los que se preocupan por ti y tu negocio, y presta atención a los consejos que valen la pena. Siempre es bueno tener una segunda opinión de las cosas.

 

 

8. Ahorra donde puedas.

No gastes dinero en cosas pequeñas que no necesitas, debes tratar de ahorrar todo el tiempo que sea posible para que cuando llegue el momento, coseches todos los beneficios.

 

 

9. Haz un plan de negocios.

No importa lo grande o pequeño, necesitas saber tus números y hacer un buen plan de negocio. En un nivel básico, trabaja en lo que esperas ganar y cuándo esperas ganarlo, para así construir una idea de qué es lo que esperas en que se convierta tu empresa.

 

 

10. Espera lo inesperado.

Aprende a lidiar con los golpes y mantente preparada para enfrentarte a un mundo de posibilidades y cosas inesperadas que irán a apareciendo en el camino.

3 Preguntas Que Debes Hacerte Antes De Empezar Un Negocio

Muchas soñamos con poder tener algún día nuestra propia empresa. Pero ¿Cómo sabemos si en realidad estamos hechas para eso? Construir un imperio ciertamente no es para nada una tarea fácil y lo que sí está claro es que no es para débiles de corazón. Aunque, si ese es tu sueño, sin duda tienes que hacerlo! Si eres una aspirante a empresaria o emprendedora, aquí hay tres preguntas que debes hacerte para averiguar si realmente es para ti!

 

o-STREET-STYLE-NEW-YORK-facebook

 

 

1. ¿Estás segura acerca de tu pasión?

Partir tu propio negocio es un gran paso, por lo que debes estar segura de que eso es realmente tu pasión.

¿Te imaginas trabajando en esa área durante toda tu vida? ¿Puedes realmente hacer un futuro con él? Lo que hace a un empresario exitoso es seguir un camino para alcanzar sus sueños, el que se ve cuando te enfrentas a un desafío tras otro. Ahí es cuando poner a prueba tu pasión!

Ahora, el siguiente paso es convertir esa pasión en un cheque!

 

 

2. ¿Estás dispuesta a tomar riesgos?

El funcionamiento de tu propio negocio tiene una gran cantidad de riesgos y sacrificios – y no estamos hablando sólo financieramente.

¿Estás en una posición en tu vida donde eres capaz de tomar riesgos? Tener un plan B no significa necesariamente que no crees en tu plan A, también puede significar que estás dispuesta a adaptarte y resolver problemas cuando las cosas no salen bien. Y confía en nosotras, las cosas no siempre salen que como te las imaginas.

No dejes que esto te asuste y sigue adelante!

 

 

3. ¿Estás dispuesta a tomar responsabilidades?

Bueno, ahora hay que ponerse serias. Poner en marca y hacer funcionar tu propio negocio viene con un montón de responsabilidades, y estas responsabilidades no caen sobre nadie más que en ti! Pero no te preocupes, porque hay cientos de servicios y redes de apoyo para ayudarte a empezar.

Puedes revisar grupos de Facebook, examinar algunas herramientas gratuitas o incluso seguir cursos en línea.