4 Ejercicios De Entrenamiento De Fuerza Que No Necesitan Equipamiento

Incluso sin una máquina a tu disposición, puedes tonificar tus tríceps, cuádriceps y glúteos desde tu casa; todo lo que necesitas hacer es reajustar tus métodos de orientación muscular.

Para ayudarte, acá te dejamos 4 ejercicios de fuerza en que no necesitas nada además de lo que ya tienes en tu casa.

 

 

1. Triceps dips.

El único equipo que necesitas es una silla.

– Frente a la silla, coloca las manos en el asiento detrás tuyo con los brazos extendidos y las piernas estiradas frente a ti. Tus pies deben tocar el suelo mientras tus brazos soportan la mayoría de tu peso corporal.

– Dobla los codos y baja el cuerpo hacia el piso: la parte posterior de los brazos debe estar paralela al suelo.

– Empujando hacia arriba a través de los brazos, regrese a la posición inicial.

– Repite 15 veces, descansa, luego continúa durante tres series.

 

 

2. Push-Ups.

– Asume una posición de tabla con las rodillas levantadas del suelo y los brazos rectos para que estés en línea recta desde los talones hasta la cabeza.

– Coloca las manos un poco más anchas que los hombros y separa los dedos lo más que puedas. Asegúrate de que tu núcleo esté apuntalado y tu espalda esté plana.

– Lentamente baja la parte superior de tu cuerpo doblando los codos tanto como sea posible para que tu pecho esté justo por encima del suelo.

– Regresa a la posición inicial empujando las manos por el suelo y extendiendo los codos.

– Repite 10 veces, descansa, luego continúa durante tres series.

 

 

3. Sentadillas de peso corporal.

– Coloca tus pies ligeramente más anchos que el ancho de los hombros y tus manos detrás de la cabeza.

– Ponte en cuclillas doblando las rodillas hasta que tus muslos estén paralelos al suelo. Mantén el pecho y los ojos en alto, y siéntate sobre los talones mientras te pones en cuclillas.

– Vuelve a la posición inicial.

– Repite 15 veces antes de proceder inmediatamente a caminar sobre estocadas.

 

 

4. Estocadas.

– Parada con los pies separados a la altura de los hombros y el pecho hacia arriba, da un gran paso hacia adelante con un pie para que el muslo de la parte delantera quede paralelo al suelo y la rodilla trasera de la pierna se acerque al suelo.

– Empuja la pierna trasera y reúnete en la posición inicial.

– Repite en el otro lado.

– Repite durante 20 pasos, descansa, luego continúa con los dos movimientos para un total de tres series.