Los Mejores Y Peores Colores Para Ir A Una Entrevista De Trabajo

Los colores tienen el poder de mandar mensajes y si usamos el equivocado podemos estar haciéndonos un flaco favor en situaciones importantes, tales como una entrevista de trabajo. Independiente del puesto al que aspiras, hay ciertas reglas sobre colores que aplican, sin importar cuán formal o casual sea tu look. Y para que estés preparada, acá te contamos cuáles son los mejores colores y los que debes evitar a la hora de ir a una entrevista de trabajo.

 

 

Los mejores colores

Azul

Según un estudio de Career Builder, el azul entrega vibras positivas. De hecho, gran porcentaje de las personas encargadas de contratar que se entrevistaron, lo nombraron como el mejor color para ir a una entrevista. Los tonos más claros atraen las miradas mientras que el azul marino es ideal para postular a cargos más formales y conservadores.

 

 

Gris

Independiente del tono que uses, el gris da la idea de que eres inteligente, que posees destreza y eres estable. Además, es el fondo perfecto para agregar un color más vívido en accesorios o zapatos.

 

 

Negro

Si bien este es uno de los mejores colores para esta ocasión, según los expertos, es recomendable guardarlo para entrevistas realmente importantes porque el negro irradia poder y distancia, lo que es ideal para altas posiciones y puestos gerenciales. Si estás postulando a puestos en empresas de servicio, retail o de tono más casual, es mejor evitarlo.

 

 

Los peores colores

Naranjo

Es el peor color que puedes usar para una entrevista. Además de ser un poco rudo, es muy jugado, poco profesional y demuestra exceso de confianza en uno mismo.

 

 

Café

Si bien, según el estudio de Career Builder, para muchos reclutadores de personal el café expresa confiabilidad y solidez, también puede verse como pasado de moda, poco creativo e irrelevante.

 

 

Rojo

Si eres amante del rojo y te encanta como te queda, debes tener en cuenta que este tono puede dar la idea de ser una persona hostil, desafiante y volátil, rasgos que no son muy atractivos a la hora de contratar.

 

 

 

 

 

Cómo Preparar La Entrevista Para Tu Trabajo Soñado

Si estás postulando a un trabajo soñado es fundamental que prepares la entrevista a la perfección para lograr el cargo. Tienes que mostrar lo mejor de ti, saber sobre la compañía, el cargo y más. Sigue bajando para ver estos útiles tips que seguro te harán conseguir el trabajo!

 

 

1. Prepárate.

Asegúrate de hacer tus tareas y prepárate bien para la entrevista. Investiga en profundidad sobre la compañía, la persona que te entrevistará y el cargo al que estás postulando. Si no estás preparada, se notará rápidamente a medida que la entrevista avance y es posible que te pasen por alto como candidata. Mientras lo haces, practica las respuestas a algunas preguntas comunes de la entrevista para ayudar a calmar tus nervios.

 

2. Vístete apropiadamente.

No importa de qué industria estás buscando ser parte; siempre debes vestirte para impresionar en una entrevista. Esto no quiere decir que debas gastar una fortuna en un look, pero sí debes demostrar que has hecho un esfuerzo. Habiendo dicho eso, querrás evitar piezas inapropiadas como un top escotado o faldas muy cortas. En caso de duda, mantén una combinación de blazer, blusa, pantalón de vestir o una falda hasta la rodilla. Tampoco uses tacos demasiado altos o un reloj que pueda distraerte durante la conversación inicial.

 

3. Da un fuerte apretón de manos.

Créelo o no, tu primer apretón de manos con una persona causa una gran impresión. Tener un firme apretón de manos inspira confianza y te presentará mejor como una candidata fuerte para un puesto. Desafortunadamente, los apretones de manos flojos generalmente se consideran como una característica negativa, así que pon tu mejor mano hacia delante, literalmente.

 

4. Muéstrate interesada.

El lenguaje corporal habla mucho durante las entrevistas de trabajo. Permitir que tus ojos vaguen por la sala puede hacer que parezca que estás aburrida o distraída durante la conversación. Encorvarse, bostezar o juguetear en tu asiento puede distraer y tu entrevistador, quien puede preocuparse más por tu comportamiento que por tus respuestas a sus preguntas. Siéntate derecha, haz contacto visual y habla a un volumen apropiado.

 

5. Haz preguntas.

Una de las cosas que un entrevistador espera es escuchar tus preguntas. Es vital que pienses en esto de antemano porque no tener ninguna pregunta puede hacerte parecer menos interesada que cuando entraste a la sala. Haz por lo menos dos o tres preguntas relacionadas con el cargo para el que estás siendo entrevistada o la cultura de la compañía. Esto no solo hará que parezcas que estás muy interesada en el puesto, sino que también abarcará todo lo que no se haya tocado durante la entrevista.

 

6. Envía una nota de agradecimiento.

Esta es una necesidad absoluta después de una entrevista de trabajo. Enviar una nota de agradecimiento directamente después de tu entrevista dirá mucho sobre tu carácter. Demostrarás que te importa el cargo y que respetas el tiempo y el esfuerzo de tu entrevistador para reunirse contigo. Las notas de agradecimiento también agregan un toque personal y ayudarán al entrevistador a mantener tu nombre en primer lugar. En general, esto tiene un impacto positivo a lo largo de todo el proceso.

El Truco Que Hará Que Te Den El Puesto En Tu Próxima Entrevista De Trabajo

Es tu entrevista 101 y vuelves a responder la misma pregunta que te han hecho en todas las anteriores: nombrar tus fortalezas y debilidades. Puede que no sea la pregunta más original pero hay una manera de responderla de manera distinta a la acostumbrada (esta diferencia es lo que hará que logres ese ansiado puesto).

 

 

¿Qué tienes que hacer? Cuando la persona que te está entrevistando diga: “cuéntame sobre tus fortalezas y debilidades”, cambia el orden de tu respuesta diciendo: “mejor déjame hablarte de mis debilidades primero”. La anterior es una respuesta sincera sobre ti que debe incluir además cómo superarlas (esta es la parte clave y la que hará la diferencia).

Por ejemplo: ” Si bien no soy muy buena con los números, estoy segura que si me dan una oportunidad en el área de finanzas haré todo lo que esté al alcance de mis manos para ser la mejor en mi trabajo. Y para lograrlo, planearé reuniones semanales con algún colega del área para que me enseñe todo lo que debo saber”. Después de eso sigues con tus fortalezas.

 

 

¿Por qué funciona? La clave está en terminar la charla con las cosas positivas y no las negativas. Si dejas para el final las fortalezas, éstas quedarán más fuerte en la cabeza del entrevistador y será lo primero que recordará sobre ti a la hora de evaluar si eres apta para el puesto.

 

Lleva Esto A Tu Entrevista Si Quieres Conseguir El Trabajo

La preparación de una entrevista de trabajo puede ser algo nervioso. Tienes que investigar la compañía, estar lista para responder cualquier pregunta y saber venderte a ti misma. No es raro que la mayoría de las personas entre en pánico cuando sabe que se le acerca una importante entrevista a un trabajo que realmente quiere conseguir.

Si estás en esta etapa, entonces aquí te contamos qué es lo único que necesitas!

 

Primero, prepárate.

Prepárate bien, y con esto nos referimos a saber números si es necesario. ¿Cuántos seguidores, cuáles son los datos demográficos de la audiencia o de los compradores, cuándo se fundó la empresa? Sí, seguro has escuchado este consejo una y otra vez, pero muchas veces las personas no llegan informadas e incluso no saben el nombre de la empresa. El empleador no está tratando de “pillarte” o verte fallar, pero quieren saber cómo eres y el valor que tienes.

 

Organiza tus cosas.

Lleva contigo una copia impresa de tu CV. Es probable que la persona que te va a entrevistar ya lo tenga impreso en sus manos, pero la iniciativa es lo que cuenta – que te vean preparada para hacerles las cosas más fáciles.

 

LA cosa que no puedes olvidar!

Además de una copia impresa de tu CV, lleva tu portafolio. Organízalo en una carpeta y muéstralo a la persona que te entrevista, el contenido de todo tu trabajo es muy relevante. Incluso si no causas una gran impresión en la entrevista, ellos te recordarán, mantendrán una copia de tus trabajos en la oficina y sabrán que existes y te tendrán en consideración para futuros cargos.

 

Finalmente, muéstrate confiada.

Incluso si estás nerviosa, que probablemente así será, pon lo mejor de ti para mostrarte confiada (¡o finge!). Honestamente, estar visiblemente nerviosa, dejar largas lagunas de silencio y encontrar dificultad para hablar puede ser incómodo para el entrevistador e incluso se preguntarán cómo podrías encajar con el resto del equipo.

Si estás muy nerviosa (hasta el punto de que sea incómodo para los que están presentes en la entrevista), el empleador estará preocupado. No es su trabajo darte la mano y preocuparse de que estés cómoda, y por sobre todo, están buscando a alguien que les haga sus vidas más fáciles, por lo que podrían no tener tiempo ni recursos para ayudarte a ser una persona más fuerte y confiada.

9 Pequeños Tips Para Las Mujeres Que Están Buscando Trabajo Actualmente

Buscar trabajo es una etapa muy difícil por la cual todas hemos tenido que pasar alguna vez. Nos ponemos nerviosas con las entrevistas y nos angustiamos cuando no quedamos en el puesto. Sin embargo, existen algunos tips que nos pueden ayudar a hacer mas llevadera esta etapa tan importante de nuestra vida.

¡Atenta que aquí te mostramos los mejores consejos para ti, que estás buscando trabajo actualmente!

 

skirt-dress-fur-jacket-winter-street-style

 

 

Acepta el factor de que tendrás que trabajar duro

Si es la primera vez que estas buscando trabajo, lo primero que debes saber es que el mundo laboral es para personas maduras y responsables.

 

 

Revisa tu CV

Asegúrate de que este sea corto y preciso, e incluya en su interior todos tus estudios y experiencias laborales. Incluye también tus habilidades, idiomas y otras referencias, que te ayuden a demostrar que eres una persona transparente y segura de si misma.

 

 

Ayúdate con agencias de trabajo

Si estás buscando dinero rápido, te recomendamos apoyarte con agencias de trabajo, que te ayudarán a apresurar este proceso y encontrar trabajo rápidamente.

5450411acd953926d9623976d685e1ff

 

 

Prepárate para ser rechazada

Es muy común desilusionarse después de una entrevista, ya que muchas veces no cumplimos con el perfil de la empresa. Trata de que esto no te afecte y continua con tu busqueda, con el tiempo descubrirás de que existe un puesto de trabajo diseñado para ti.

 

 

Lee atentamente los avisos de trabajo

¿Realmente cumples con la experiencia y habilidades que pide el anuncio? Si no es así, no pierdas tu tiempo y sigue buscando el trabajo que más se acerque a tus capacidades.

 

 

Haz una carta de presentación

Las empresas valoran cuando te tomas el tiempo y escribes una carta de presentación, ya que esta demuestra que estás motivada por quedar en el puesto.

portada-111

 

 

Trata de no caer en la ansiedad

Buscar trabajo puede ser estresante, sobre todo cuando estás esperando una respuesta. Trata de relajarte haciendo otra cosa, ya que de otra manera, caerás en la ansiedad y en la desesperación.

 

 

Conoce la industria

Por ejemplo, si estas buscando trabajo en una empresa relacionada con moda, debes saber y estar actualizada acerca de las tendencias.

 

 

Se tu misma

Las empresas valoran a las personas auténticas, que tienen opinión y que luchan por sus ideales.

 

 

Cómo Prepararte Para Una Entrevista En La Que No Sabes Nada

Nadie es perfecto, y te puede pasar que te das cuenta que tienes una entrevista… en 5 minutos. El mundo espera que seamos más organizadas, pero siempre pueden ocurrir emergencias o tener nuestra cabeza tan llena de cosas que pasamos por alto algunos eventos importantes. Si te pasa que tienes una entrevista de la que no sabes absolutamente nada, antes de entrar en pánico, tienes que seguir estos consejos!

69303f63344ae38ae488d55cdd7b8a68-564x600

 

 

1. Google es tu mejor amigo.

Si tienes un par de horas libres antes de la entrevista, googlea de qué se trata la empresa. Escribe los detalles importantes en una libreta y asegúrate de tener una idea de la cultura y valores centrales de la compañía. ¿En qué sector operan? ¿Qué productos venden? ¿De qué manera su industria puede afectar su capacidad para hacer el trabajo? ¿Qué se necesita para entender o aprender para poder dar lo mejor de ti?

 

 

2. Piensa estratégicamente.

Dedica tanto tiempo como puedas investigando la empresa, los competidores y el cargo, y si tienes algo de tiempo libre después de eso, tómate un momento para pensar acerca de tu valor como profesional y qué puedes aportar específicamente al cargo.

 

 

3. Clarifica tu mente.

Deja suficiente tiempo para llegar a la entrevista y deja de pensar en ella al menos 15 minutos antes de entrar. Mantén la calma. Si llegas agotada y con pánico por el conocimiento que posees, esto afectará la impresión que se lleven de ti y probablemente eso te juegue una muy mala pasada en los resultados.

 

 

4. Tómate tu tiempo.

Si no entiendes ninguna de las preguntas, tómate un tiempo para pensar en la respuesta con cuidado. Si no entiendes algo, asegúrate de decirlo. No es un crimen no saber algo (mientras no sea a lo que la compañía se dedica, obviamente).

 

 

5. No te excedas.

Si no has tenido tiempo para prepararte, por favor no pretendas saber más de lo que en realidad sabes. Cuando crees que puedes vender arena en el desierto, el juego se acaba!

4 Pequeños Detalles Que Pueden Marcar La Diferencia En Una Entrevista

Conoces los conceptos básicos: Llegar a tiempo, ser educada y usar la ropa correcta; pero por alguna razón todavía no consigues dominar a la perfección una entrevista de trabajo. Puede ser hora de que te fijes en los pequeños detalles que por lo general se pasan por alto, de manera que a partir de ahora puedas destacar de la multitud y brillar entre los demás!

Sigue leyendo porque aquí te detallamos estos 4 pequeños detalles que realmente pueden marcar la diferencia en una entrevista!

Portrait of young beautiful woman using her mobile phone in coffee.

 

 

1. Todo empieza cuando cruzas la puerta.

No te olvides de estar pendiente de cómo te presentas desde un principio. No estamos hablando del contacto inicial, sino más bien de la primera vez que entras al edificio (o incluso antes). La manera de saludar a la recepcionista, sonreírle a las personas que te cruzas en el pasillo, todo eso importa. A pesar de que puedas estar nerviosa, recuerda que la entrevista ya puede haber empezado desde el minuto que cruzaste la puerta. Sé consciente de esto y muestra tu mejor yo para empezar con buen pie.

 

 

2. Conviértete en investigadora.

Necesitas hacer un estudio previo de tu entrevista para así expresar tu pasión por el cargo y por la empresa en particular a la que estás postulando, para que así tu entrevistador sepa que estás comprometida con ellos. Adapta tus respuestas para que estén en consonancia con los valores de la empresa (echa un vistazo a su página web) y a las habilidades que están buscando para las especificaciones del trabajo.

 

 

3. Muéstrate.

Este es un truco que te puede servir, y se trata de que lleves un pequeño informe a la entrevista. Puedes incluir datos sobre los éxitos en tu cargo anterior y tus evaluaciones, o una lista de ideas para la empresa que te está entrevistando. De esta manera estás mostrando iniciativa, tus habilidades y proporcionando un elemento inolvidable en tu proceso de entrevistas.

 

 

4. Sé curiosa.

Si no haces preguntas al final de la entrevista te arriesgas a parecer desinteresada. Aunque puede ser tentador ofrecer un apretón de manos y salir corriendo por la puerta, en estos momentos puede ser crucial hacer algunas preguntas sobre el cargo, la empresa, etc. Preocúpate de que sean bien pensadas y específicas, pertinentes a los proyectos actuales o futuros a desarrollar.

5 Fórmulas De Tenidas Que Funcionan Para Todo Tipo De Entrevistas De Trabajo

Las entrevistas de trabajo son una gran prueba de estilo, pero en lugar de entrar en pánico, puedes aprovechar la ocasión para verte increíble! Y para eso, aquí tenemos la mejor inspiración. Si estás buscando algo más creativo o más serio, da lo mismo, tenemos ideas para todo tipo de entrevistas!

 

 

Entrevista para área corporativa.

Si te estás entrevistando para un cargo en leyes, banca, finanzas, o cualquier otro campo corporativo, querrás mantener un look clásico y pulido. Elige una linda falda o un traje de dos piezas en un color sólido – puedes mostrar un poco de tu personalidad con accesorios o usando una blusa floreada, pero cuida no exagerar. Además, asegúrate de mantener tu escote conservador y la basta a la altura de los talones.

Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.05.14 a.m. Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.04.57 a.m. Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.04.37 a.m.

 

 

 

Entrevista para área creativa.

Una entrevista para un área creativa permite un poco más de libertad en el código de vestuario. Prueba algo alternativo a la clásica camisa blanca con una blusa más decorada y femenina o un sweater estampado, unos pantalones pitillos y añade un toque de color con tu cartera.

Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.05.30 a.m. Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.05.46 a.m. Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.05.55 a.m.

 

 

 

Entrevista informal.

Incluso si es una simple reunión para tomar un café, siempre es mejor estar un poco sobre vestida que verte demasiado informal. Te recomendamos que evites los jeans y en su lugar elijas unos pantalones más pulidos los que puedes combinar con un blazer, o también puedes optar por un vestido camisero, o incluso un traje estructurado. Luego, no dudes en sentirte libre de agregar los accesorios que quieras.

Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.06.08 a.m. Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.06.17 a.m. Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.06.31 a.m.

 

 

 

Entrevista para área de moda.

Para una entrevista en un posible cargo de moda, es tu oportunidad de mostrar tu sentido de estilo – simplemente ten cuidado de no exagerar con prendas demasiado a la moda. En cambio, elige un par de piezas llamativas, como una falda de colores, zapatos llamativos o una chaqueta de cuero, y equilíbralos con tonos neutros y una camisa clásica. De esta manera, mostrarás tu personalidad pero también te verás como alguien seria que está lista para trabajar.

Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.06.43 a.m. Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.07.00 a.m. Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.07.09 a.m.

 

 

 

Entrevista para área educacional.

Si te estás entrevistando en el campo de la educación, entonces mantén un look pulido pero no corporativo. Prueba con un vestido estampado, una blusa clásica y un par de mocasines, así mantienes un look conservador pero que de todas formas transmite un poco más de personalidad.

Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.07.23 a.m. Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.07.37 a.m. Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.07.51 a.m.

Cómo Transformar Un Rechazo Laboral En Una Oportunidad

Perfeccionaste tu CV, hiciste que tu perfil en LinkedIn fuera más visible, estudiaste a tu entrevistador y todas las preguntas posibles que te pudieran hacer. Estás imaginando tu nueva carrera y todo lo que se te viene por delante. Entonces, por un giro del destino, recibes una carta de rechazo en tu bandeja de entrada – y no podemos negar que duele… Antes de rendirte y desanimarte, aquí te dejamos unos tips que debes considerar para así convertir un rechazo laboral en una verdadera oportunidad e incluso dejar las puertas abiertas!

 

Ms-NatiKa-Time-to-time-01-800x593

 

 

1. Agradécele a tu entrevistador.

Aunque la reacción natural es borrar ese mail con algo de rabia, realmente vale la pena cerrar con un agradecimiento. El hecho de que hayas llegado tan lejos como lo hiciste y que el entrevistador se haya tomado el tiempo para reunirse contigo, significa que estuviste muy cerca – y nunca sabes qué otros cargos se pueden abrir. Agradece a tu entrevistador por tomarse el tiempo de contarte sobre la empresa y juntarse contigo.

 

 

2. Pide un feedback.

Suponiendo que la entrevista salió bien y no tuviste momentos vergonzosos en ella, es posible que simplemente te falte un poco de experiencia. No hay problema, simplemente no eran el uno para el otro. Aprovecha la oportunidad para pedir de buena forma un feedback y usa eso que te digan en futuros procesos.

 

 

3. Aclara tu disponibilidad.

No subestimes el poder de una buena práctica. Si estás recién empezando tu carrera y todavía necesitas ganar experiencia, esta puede ser una buena oportunidad para mostrar tus capacidades y luego conseguir un cargo permanente en la empresa.

 

 

4. Pide que te tengan en mente.

Fuiste encantadora y educada durante todo el proceso, cuentas con los feedbacks que te dieron y tal vez incluso conseguiste una buena práctica. El último paso es que tu entrevistador sepa que sería buenísimo si pudiera tenerte el cuenta para posibles cargos que pudieran abrirse en el futuro.

 

Cómo Tu Outfit Puede Favorecer O Arruinar Tu Entrevista De Trabajo

La elección de qué ponernos para una entrevista de trabajo es parte importante del proceso de preparación. Tu tenida debe cumplir con las siguientes características: debe ser pulida y sofisticada, expresar tu personalidad pero sin ser una distracción y comunicar visualmente la naturalidad con la que vas a encajar en ese ambiente laboral.

Aquí te dejamos algunos puntos importantes que debes considerar cuando estés armando tu look para una entrevista de trabajo!

 

Miroslava-Duma

 

1. Sí: Haz un poco de investigación.

¿La cultura de la empresa es relajada y tranquila o más tradicional y corporativa? Incluso si es súper casual (una empresa de moda, por ejemplo), es mejor ser conservadora con tus elecciones – después de todo, estás haciendo tu primera impresión.

 

 

2. No: Tomes riesgos.

El objetivo es que tu potencial empleador te vea encajando con el equipo. Tu outfit no debe hablar más fuerte que tus notas o tu experiencia. Si tienes alguna duda sobre el largo de la basta de tu pantalón, entonces elige otro. No uses tirantes muy delgados o tops sin mangas para tu primera entrevista.

 

 

3. Sí: Usa una cartera organizada.

Lleva una cartera estructurada y de líneas limpias, que su organización interior sea accesible para llevar fácilmente tu CV, portafolio, billetera o computador portátil.

 

 

4. No: Lleves una cartera gigante.

Una cartera desgarbada parece descuidada y otra sin bolsillos es aún peor. Te sentirás – y verás – nerviosa buscando dentro de tu cartera un lápiz o tu tarjeta de presentación.

 

 

5. Sí: Considera tus zapatos.

Usa tacos que sean tanto chic como confortables. Los tacos bajos son una buena opción, ya que son fáciles para caminar y no lastiman los pies, sobre todo si estás de pie esperando a tu entrevistador. Si los tacos no son una opción para ti, entonces elige unos flats elegantes como unos de charol con alto brillo.

 

 

6. No: Uses zapatos que con los que no puedes caminar.

Es casi imposible proyectar confianza y sentido de competencia cuando estás tambaleándote al caminar.

 

 

7. Sí: Incorpora tu sentido de estilo.

Lleva una pieza que sientas única para ti. Un par de aros interesantes, un print entretenido en algún color clásico o un lindo color de lápiz labial son formas sutiles de diferenciarte adecuadamente sin importar si el entorno es el más conservador.

 

 

8. No: Te olvides de los detalles.

Preocúpate de tu pelo, de tu peinado, de tus uñas, etc. Por lo menos, sácate ese viejo esmalte. No quieres apuntar algo en tu portafolio con unas uñas astilladas y desarregladas. Los pequeños detalles hacen la diferencia!

3 Formas De Sentirte Confiada Para Una Entrevista De Trabajo

Las entrevistas de trabajo pueden ser aterradoras, especialmente si realmente quieres el trabajo. Incluso si tienes un nudo en el estómago y las manos pegajosas con exceso de transpiración, tienes que encontrar la fuerza interior y evocar confianza antes de ir. Sigue hacia abajo para conocer estas tres formas simples de armarse de valor antes de ir a una entrevista!

 

3-ways-to-be-confident-for-any-job-interview-1667985-1456180703.640x0c

 

 

1. Termina ese diálogo interno negativo.

Todas sabemos que nuestro cerebro puede ser el peor enemigo de nuestro cuerpo, especialmente en situaciones cargadas de incógnitas. Una entrevista de trabajo es el entorno perfecto para que tu mente vaya a toda velocidad con ese diálogo interno negativo que nos dice que no tenemos suficiente experiencia, que no vamos a ser capaces, qué pasará si no podemos responder a una pregunta, si el gerente de recursos humanos me odia, etc. Todas conocemos bien este diálogo, demasiado bien. Por lo tanto ¿Qué hacer para anular ese diálogo contradictorio? El truco está en ser conscientes de estos pensamientos a medida que suceden, reconocer lo ridículo que son y reemplazarlos con la realidad.

 

 

2. Recuerda algún momento en el que estabas muy confiada.

Todas podemos tener esos momentos en que nos sentimos tímidas y dudosas, pero ¿Qué pasa si pudiéramos poner pausa a ese estado y poner play en otro minuto en el que te sentías mejor? El truco para recobrar la confianza que se ha ido es recordar algún momento en el tiempo en el que te sentías bien y confiada. No permitas que la ansiedad reemplace tu confianza. La próxima vez que te sientas pesimista o temerosa, Forbes dice que hay que hacer el siguiente ejercicio: “Siéntate y cierra los ojos, y sumérgete en lo que sientes cuando logras derribar todos los cilindros de los bolos. Detente a pensar dónde vive ese sentimiento dentro de tu cuerpo – quizás en tu estómago, en tu pecho o en la punta de los dedos. Imagínate que ese lugar de tu cuerpo es la fuente de esta energía, de este poder, de esta felicidad. Luego, cuando lo necesites, sólo céntrate en ese lugar de tu cuerpo y volverás a tu mejor estado.”

 

 

3. Acepta que el rechazo es simplemente parte de la vida.

Muchas veces las cosas son mucho peores en nuestra mente de lo que realmente son en la realidad. El rechazo no es una experiencia grata ni tampoco se siente bien, pero al normalizarlo y comprender que es simplemente parte de la montaña rusa de la vida, no lo verás como algo terrible a lo que tengas que tenerle miedo. Si no te llaman a una segunda entrevista, no te estreses o pienses que no eras lo suficientemente buena; simplemente no estabas destinada a ese trabajo. Probablemente aún no has encontrado el trabajo perfecto para ti, quizás tengas que pasar por unos cuantos antes de encontrar “el indicado”. El aprendizaje aquí es no tomarlo de forma personal o dejar que esto disminuya tu valor personal o profesional.

7 Cosas Que Todas Decimos En Las Entrevistas Que Están De Más

interviewertips

Hay muchas cosas que cruzan por tu mente cuando asistes a entrevistas de trabajo. Pero a pesar de que puedas estar aterrorizada o pienses que tienes todas las respuestas perfectas en tu cabeza, tienes que asegurarte de destacar y no repetir lo que todos están diciendo…

Sigue bajando para conocer siete clichés que pueden costarte el trabajo de tus sueños!

 

 

“Realmente quiero este trabajo”

Puede que te apasione el trabajo y tengas buenas intenciones, pero esto suena demasiado parecido a “realmente necesito este trabajo”. No suenes desesperada, simplemente explica porqué te encantaría trabajar ahí o qué te inspira sobre el puesto.

 

 

“¿Mi debilidad? Soy una perfeccionista”

Esto suena increíblemente repetido y arrogante. Tal vez sea cierto, pero intenta dar una respuesta más sencilla de algo negativo. Puede ser cómo manejas tu tiempo, o que eres desordenada, simplemente intenta de que no sea tan malo…

 

 

Cualquier cosa relacionada a las vacaciones

Los días libres, licencias y posnatales, déjalos para después, ya que no tienen nada que ver con el trabajo mismo, y son detalles que deberían ser discutidos más adelante en el proceso.

 

 

“¿Qué gano yo?

Probablemente no vayas a decir estas exactas palabras, pero cualquier cosa que se relacione al dinero o promociones, déjalas para más adelante cuando sepas que tienes el trabajo.

 

 

“Estoy buscando algo más interesante”

La razón de porque estás postulando debería ser porque quieres ese puesto, es algo que buscabas y al fin tienes la oportunidad. No porque tu trabajo actual es aburrido, o tu jefe es malo y quieres un cambio. Además, nunca debes decir cosas negativas sobre tu jefe…

 

 

“Estoy muy nerviosa”

No tienes para que decir esto, ya que es bastante obvio. La mayoría encontramos muy estresante enfrentarnos a entrevistas, pero lo mejor es que intentes no sonar insegura. Recuerda que estás postulando a un trabajo que quieres con las capacidades que ya tienes, así que no te estreses, si no sale es porque no era para ti.

 

 

“No se”

Debes evitar todas las frases que te hagan sonar insegura e incierta. Aún cuando estés nerviosa, deberías sonar segura sobre lo que quieres y venderte lo más que puedas.

El Color Más Recomendado Para Usar En Una Entrevista De Trabajo

Cómo vistes para una entrevista de trabajo es clave para dar una buena impresión. Vístete demasiado casual y pensarán que eres descuidada, vístete demasiado formal y pensarán que te esfuerzas demasiado o que estás desesperada…

Una investigación reciente se propuso descubrir el mejor color para usar en una entrevista. ¿El resultado? Igual que para una cita, el negro fue clasificado como “serio y confiable”, y percibido como el color con más seguridad. Así que la próxima vez que te enfrentes a una entrevista para el trabajo de tus sueños, prueba con un traje negro o un conjunto con falda, para que tu entrevistador sepa que eres alguien a quien considerar en serio.

Sigue bajando para ver algunos looks de inspiración!

 
street-style-black-pants-office-style

Fashion-Trend-with-Black-Midi-Dress

main.original.585x0-1

office-wear-6

Preppy-look-for-street-style

bb54114cd143c4f2438e1a43a5162ab7

carmen

¿Estás de acuerdo? ¿Qué color te gusta usar para entrevistas de trabajo? Cuéntanos en los comentarios de más abajo!

Sé Tu Misma: Cómo Destacar En Las Entrevistas De Trabajo

 

Con tantas personas teniendo la misma calificación o experiencias parecidas, puede ser difícil destacar entre la multitud. La clave no es tratar de ser diferente, sino que simplemente ser tú misma.

Si te estás preparando para empezar un proceso de búsqueda de trabajo y se vienen por delante una serie de entrevistas, entonces te dejamos aquí estos tips que tienes que saber!

 

cec4d2ed6ce7fbada644ac260441052d-626x1024

 

1. Conoce cuál es el valor agregado que tú puedes dar.

La mayoría de las personas son capaces de decir sus puntos fuertes, pero lo que los empleadores realmente quieren saber es cuál es tu valor agregado. Mira tus fortalezas, tu experiencia pasada y la forma en que haces tu trabajo, para determinar cómo puedes contribuir específicamente  en tu rol y a la empresa. Si no tienes claridad de la descripción del cargo, pregunta acerca de los desafíos claves a los que se enfrenta el equipo actualmente y luego muestra cómo podrías ayudar tú a resolver esos problemas.

 

2. Entiende tu adaptación a la cultura de la empresa.

Las habilidades, experiencias y fortalezas son importantes, pero es poco probable que consigas un trabajo sólo por éstas. Los gerentes de reclutamiento de personal van a querer estar seguros de que podrás adaptarte bien con el equipo y la organización en general, es decir, a la cultura de la empresa. Investiga los valores de la organización, su misión y visión y ten claridad de cómo estos se ajustan con tus propios valores y si es el tipo de empresa en la que quieres trabajar. De esta forma, cuando te pregunten por qué quieres ser parte de esa organización en particular, tu respuesta será mucho más auténtica y sincera.

 

3. No tengas miedo de hacer preguntas.

Las entrevistas son un proceso bidireccional, por lo que hacer preguntas no sólo te ayudará a despejar las dudas que puedes tener, sino que también te hará ver interesada y comprometida, además de saber si el cargo y la empresa es lo que realmente estás buscando. Trata de terminar la entrevista preguntando qué es lo que buscan en un candidato ideal para el cargo. Su respuesta te hará tener una clara idea del tipo de persona que quieren, ayudándote también a entregar información extra que pudiste hacer saltado y que demuestre que eres todo lo que necesitan.

 

4. Ten claras tu áreas a desarrollar.

Por lo general, las personas comparten sus áreas de mayor habilidad y desarrollo, pero si hay partes del cargo que te pondrán a prueba, sé honesta. Destaca esto durante la entrevista y ofrece ideas sobre posibles soluciones, como un entrenamiento o trabajo en equipo. Esto le mostrará a los empleadores que estás dispuesta a aprender y desarrollarte y que no tienes miedo de reconocer que necesitas apollo en algunas áreas. Además, con esto también podrás saber cuán dispuesta está la empresa a apoyar y desarrollar a sus trabajadores.

9 Consejos Que Pueden Ayudarte En Tu Carrera

Cuando se trata de consejos sobre tu carrera, alguna veces sentimos que hemos escuchado de todo: hacer las preguntas correctas al final de la entrevista, tener tus redes sociales libres de cualquier foto o información que te podrían perjudicar, cuidar nuestro aspecto personal, etc. Sin embargo, existen otros tips que son absolutamente actuales y que pueden hacer que muestres todo tu potencial de la mejor forma posible.

Aquí, te queremos hablar justamente de ese tipo de consejos, esos que pueden sonar un poco menos convencionales, pero que en realidad pueden ser incluso más útiles que los que estás acostumbrada a oír una y otra vez. Sigue leyendo hacia abajo y conoce estos 9 consejos que necesitas saber lo antes posible!

 

Screen-Shot-2015-06-25-at-11.31.21-PM-1024x746

 

 

1. La confianza puede ser mala…

Nunca es bueno el exceso de algo. Si te muestras impaciente mientras te describen la descripción del cargo y sus necesidades, y luego interrumpes para exponer lo que harás, lo que no harás, las horas que trabajarás, el dinero que esperas, etc., ese exceso de confianza, en lugar de mostrar lo capaz que eres, hará que tu entrevistador no quiera saber más de ti.

 

2. Ser despedida puede ser algo bueno.

Ser despedidos puede sonar y ser muy difícil, pero no hay que sentirse estigmatizados si alguna vez te pasa esto. Especialmente en esta economía, en que muchas veces este tipo de decisiones se toman de forma arbitraria y por motivos que pueden no tener nada que ver con tu desempeño ni tus capacidades y que están absolutamente fuera de tu control.

 

3. Nada de días libres, en serio.

Usar tus días libres para educarte y aprender más acerca de la industria en que te estás moviendo puede ser un valor agregado muy importante para tu carrera. John Idol, el CEO de Michael Kors, habló recientemente en una conferencia de marcas de lujo en Nueva York y compartió su experiencia personal sobre la manera en que usó su tiempo libre para salir adelante. “Solía pasar mis fines de semana yendo a las tiendas para aprender lo que no estaba siendo enseñado en mi empresa. Sí, esto significa los sábados y domingos”, dijo Idol.

 

4. El networking puede ser un intercambio uno a uno.

Tal vez estás luchando diariamente con los progresos en tu carrera porque eres más introvertida y tímida, pero el éxito no siempre significa que tienes que saber siempre cómo manejar lo que pasa en un espacio con personas. Jess Lee, CEO y co-fundador de Polyvore, dice que el networking puede ser la forma de lograr éxito en entornos más pequeños. Es la forma de establecer conversaciones uno a uno que pueden ser más cómodas y son además un buen entrenamiento para empezar a romper el hielo y prepararte para  presentaciones u otro tipo de desafíos que impliquen poner a prueba tu personalidad.

ambiente2

 

5. No necesitas tener un grado avanzado.

Tu familia u otras presiones externas podrían estar insistiendo en que necesitas obtener un grado avanzado con el fin de alcanzar el éxito, como por ejemplo un doctorado, un master, etc. Pero esto simplemente no es cierto, muchas de las personas más exitosas del mundo no tienen ningún título extra. El trabajo, las capacidades, el carisma, etc, pueden ser muchas veces más eficaces que cualquier cartón.

 

6. Puedes esperar a recibir una oferta formal antes de pedir referencias.

Si tu potencial empleador te pide referencias muy tempranamente en el proceso de entrevistas, debes considerar eso como una “bandera roja”, ya que las referencias suelen ser el último paso antes de ser contratada, o incluso después de recibir una carta de oferta, como una formalidad de recursos humanos que asegura que ellos están legalmente dispuestos a que trabajes para ellos.

 

7. No asumas que todo está de tu lado.

Obviamente no es un buen hábito estar desconfiando de todos tus compañeros de trabajo, pero también puede ser perjudicial confiar demasiado en ellos. Está lleno de historias de personas que han sido engañados o manipulados por sus compañeros de trabajo. La mejor manera de establecer este tipo de relaciones es ser inquisitiva, pero la idea no es que estés pensando que todo el tiempo te están mintiendo o manipulando. Lo importante es que mantengas siempre tus intereses en mente y seas cuidadosa.

mujer_exitosa

 

8. No te vistas igual que tus compañeros de trabajo.

Si estás empezando un nuevo trabajo, una de las cosas que posiblemente notes primero es la forma en cómo se visten tus compañeros de oficina, y tu instinto podría hacerte seguir su ejemplo. Sin embargo, mezclarte podría no ser la mejor idea. Tu propia expresión de ti misma y tu autenticidad son uno de los elementos que te hacen valiosa.

 

9. Trata tu trabajo actual como un ascenso.

Si realmente quieres ser ascendida, entonces debes tratar tu trabajo actual como si se tratara de ese ascenso. La mayoría de las personas piensa que su carrera se trata de una línea inclinada, pero en realidad se trata de dar pasos. Cuando estás lista para dar el siguiente paso o tener mayores responsabilidades, debes empezar a hacer tu trabajo desde el siguiente nivel.

5 Errores Comunes De Entrevistas Que Podrían Impedirte Conseguir El Trabajo

Si estás buscando trabajo y viene un período en que tendrás que asistir a entrevistas, entonces aquí hay algunos consejos que realmente te servirán! Puedes estresarte por buscar una tenida adecuada para la situación, pero hay otras miles de cosas que puedes hacer mal y te signifiquen no quedarte con el cargo. La idea no es decirte esto para crearte más presión, todo lo contrario, queremos ayudarte! Es por esto que te dejamos a continuación una lista con los 5 errores más comunes que se cometen en una entrevista de trabajo para que te los memorices y no lo vuelvas a cometer! Seguro estas herramientas que te dejamos te ayudarán a tener un mejor desempeño. Suerte con la búsqueda!

 

d96f336fb33387bf68b94dc07db134be

 

Error #1: Llegar tarde, especialmente sin avisar.

Pocas veces existe una excusa aceptable para llegar tarde, pero logramos entender que alguna vez puede pasar. Si te ves corriendo y vas atrasada (incluso si son unos pocos minutos), asegúrate de avisar lo antes posible mandando un mail y/o haciendo una llamada telefónica y también pidiendo disculpas cuando llegues. Este es un gran error que puede hacer cuestionar tu respeto por los tiempos de las otras personas y tus capacidades para seguir instrucciones.

 

Error #2: No dar la mano para saludar cuando llegas y despedirte cuando te vas.

Lamentablemente, el apretón de manos parece estar desapareciendo lentamente. Dar la mano no sólo es respetuoso, está demostrado que el contacto físico crea una conexión más profunda que las palabras por sí solas. Da la mano cuando llegues, aunque hayas estado ahí antes y luego haz lo mismo cuando te vayas, es una muestra de agradecimiento.

 

Error #3: Usar palabras de connotación negativa.

Evita usar palabras con connotaciones negativas cuando hables de responsabilidades o algún rol que tuviste en el pasado, por ejemplo diciendo: “Tuve la oportunidad de ayudar a los clientes”, en lugar de “Tuve que ayudar a los clientes”. Es increíble como una pequeña palabra puede cambiar absolutamente lo que se quiere decir y la forma en la que puede ser percibido tu potencial. Decir que “tuviste” que hacer algo no te muestra demasiado entusiasmada con el trabajo que estás haciendo y puede hacer cuestionar tu positivismo frente al trabajo.

 

Error #4: Hablar demasiado rápido.

Disminuye tu ritmo. Es posible que te pongas nerviosa y empieces a hablar rápido, lo que puede hacer que sea difícil seguirte. Sé consciente del ritmo en que le estás hablando a tu entrevistador y si notas que estás hablando un poco fuera de control, entonces toma un respiro y haz una pausa entre los pensamientos. Esto también permite un diálogo más productivo durante la entrevista.

 

Error #5: No hacer contacto visual.

No hay nada más molesto que no poder establecer contacto visual si estás hablando con alguien. Tu objetivo principal debe estar centrado en tu entrevistador y no en la ventana, otro objeto o tu propio reflejo en un espejo. Si tus ojos no están centrados en la persona que está frente a ti, puede ser que ésta se pregunte si realmente estás interesada en el cargo o tienes la cabeza en cualquier otra parte.