5 Tips Para Evitar Subir De Peso Durante El Fin De Año

Con la navidad y el año nuevo es muy difícil no subir de peso. No pasamos de celebración en celebración y nos tentamos con todas las cosas ricas que se preparan durante esta época del año. El problema, es que luego de estas importantes celebraciones llega el esperado verano, en donde queremos estar delgadas para lucir impecables en ese temible traje de baño.
Para que esto no te ocurra, hoy te enseñaremos estos cinco tips que te ayudarán a evitar subir de peso durante estas fiestas, sin necesidad de que cierres tu boca por completo, así prepárate y toma nota!

 

 

Controla tus porciones

En lugar de privarte de tus comidas favoritas, trata de reducir el tamaño de sus porciones. Antes de llevarte a la boca ese trozo de pan de pascua que tanto te gusta, córtalo nuevamente por la mitad, de esta manera podrás disfrutarlo sin necesidad de sentirte culpable.
2ed8804200000578-3336194-culinary_skills_the_kuwtk_star_revealed_the_amazing_desserts_pro-a-4_1448621914847

 

 

Mantén tu rutina de ejercicios

Si dejas de hacer ejercicio durante esta época, se te hará muy difícil bajar esos kilitos de más durante las vacaciones, así por ningún motivo debes excusarte de hacer deporte.

 

 

Desvía tu atención de la comida

Mientras comes, trata de sociabilizar con los que te rodean, de esta manera estarás distraída de tu plato, por lo que comerás más lento y te saciarás más rápido.
c12735c25dc99db51744e99506955f17

 

 

Aprende a decir que no

Muchas veces, relacionamos este tipo de fiestas con la comida, y nos ofendemos cuando un miembro de la familia no participa del festín. Sin embargo, es muy importante que te controles y aprendas a decir que no de forma educada.

 

 

Limita la ingesta de alcohol

Las bebidas alcohólicas son muy altas en calorías. Trata de evitarlas a toda costa. De no ser así, opta siempre por el vino o el champán, que además de poseer menos calorías, en moderación podrían aportarte ciertos beneficios para la salud.
280ebf07bc2bd82cae5cea43c0a57c1f

 

 

Mantente positiva

Si te saliste de la dieta, no te preocupes más!! Relájate y retómala al día siguiente. Después de todo, qué es un fin sin comida?

Estiramientos Restaurativos Ideales Para La Digestión

Free-People-Intimates-E-Book-April-2015-9

La mayoría tendemos a comer demasiado durante los fines de semana o fechas importantes. Por eso, quisimos reunir algunos estiramientos restaurativos que son perfectos para acelerar tu metabolismo y mejorar la digestión.

Sigue bajando!

 

 

Giro dorsal con una pierna

One-Legged-Spinal-Twist

Este giro puede ayudarte a activar el movimiento en tu estómago, y también es una pose genial para hacer después de que has estado sentada por un largo período de tiempo.

1. Dobla la rodilla derecha, cruza el codo izquierdo hacia el borde externo de la rodilla y mira sobre tu hombro derecho.

2. A medida que respires, continúa acentuando el giro. Quédate ahí por 30 segundos, y luego continúa con el otro lado.

 

 

Rodillas al pecho

Knees-Chest

Este estiramiento se siente genial si estás hinchada o constipada.

1. Acuéstate de espalda y dobla ambas rodillas sobre tu pecho.

2. Date un abrazo grande, y mueve las rodillas de lado a lado para ayudarte a masajear tus órganos internos y hacer que las cosas se muevan.

3. Para terminar, abraza con fuerza tus rodillas durante un momento, y luego libéralas y baja los pies al piso. Continúa alternando entre ambos movimientos durante un minuto o más.

 

 

Bebé feliz

Happy-Baby
Esta es una variación de la elongación anterior.

1. Acuéstate de espalda, dobla las rodillas, y afírmate del borde externo de tus pies.

2. Suavemente usa los músculos de tus brazos para empujar las rodillas hacia el piso a cada lado de tu pecho. Relaja tus hombros y cabeza.

 

 

Giro dorsal

Spinal-Twist

Girar siempre ayuda a movilizar las cosas…

1. Acuéstate de espalda en la mitad de la cama. Dobla ambas rodillas al pecho, y luego crúzalas hacia el lado izquierdo de tu cuerpo. Puedes dejar que tus rodillas cuelgen sobre el borde de la cama, para un estiramiento más profundo.

2. Extiende los brazos hacia los lados, y mira hacia la derecha.

3. Quédate así por 30 segundos o más, sintiendo cómo la espina se alarga y gira.

4. Usa tus abdominales para levantar las rodillas al centro, y repite hacia el otro lado.

 

 

Pez

Fish

Aquí hay otro estiramiento genial para tu pancita.

1. Acuéstate de espalda con las piernas extendidas.

2. Levanta tu cabeza y espalda alta de la cama, y eleva el torso con tus codos.

3. Relaja la cabeza hacia atrás, abriendo a través de la garganta.

4. Mantén esta posición por 30 segundos.

 

 

Cobra

Cobra

Poner un poco de presión suave sobre tu estómago puede ayudar a fomentar la digestión.

1. Rueda sobre tu estómago y extiende los brazos hacia el frente. Si eres alta, puedes dejar que los pies cuelguen fuera de la cama.

2. Manteniendo las piernas y la pelvis en la cama, comienza lentamente a caminar las manos hacia el pecho. A medida que levantas el torso de la cama, mantén una ligera flexión en los codos. Camina las manos hacia adentro, hasta que sientas que tus abdominales tiran, y luego relaja los hombros, aléjalos de tus orejas, y estira tu cuello. Si se siente bien, baja tu cabeza entre tus hombros y estira tu pecho y cuello.

3. Quédate ahí durante 30 segundos y luego baja el torso hacia la cama.

 

 

Corazón abierto

Seated-Heart-Opener
Este estiramiento te ayudará a darle más espacio a tu pecho y órganos. Puedes hacerlo en el piso o una silla:

1. Parte sentándote sobre tus talones. Inclínate hacia atrás y pon las palmas en el piso, con los dedos apuntando hacia afuera.

2. Presiona tus manos con firmeza en el piso y levanta tu pecho lo más alto que puedas. Arquea tu espalda y empuja tus caderas hacia los talones. Para aumentar la elongación, baja la cabeza hacia atrás, estirando la garganta y el pecho.

 

 

Cuclillas extendidas

Extended-Wide-Squat

Esta relajante pose de yoga puede ayudar a aliviar dolores por acumulación de gases.

1. Párate con los pies ligeramente más anchos que las caderas. Dobla las rodillas, y baja tus caderas hacia el piso. Si tus talones no tocan el piso, enrolla una toalla y ponla para tener mayor soporte.

2. Lleva las manos hacia el centro de tu corazón, y presiona firmemente los codos hacia la parte interna de las rodillas. Esto te ayudará a abrir aún más las caderas.

3. Después de cinco respiraciones, suelta las manos hasta el piso y camínalas alejándote de tus pies para aumentar la elongación en las caderas y espalda baja. Aguanta por otras cinco respiraciones.

 

 

Elongación de piernas abiertas

Wide-Legged-Forward-Bend

Esta es una pose de yoga que sirve para aliviar esa incómoda sensación de hinchada.

1. Párate con las piernas bien abiertas, y deja que tus dedos se cierren ligeramente hacia adentro.

2. Manteniendo tu espina lo más larga posible, inclínate hacia adelante desde las caderas. Planta las palmas en el piso, y si no alcanzas, mantén las piernas rectas y descansa las manos en las canillas.

3. Relaja tus dedos y trata de llevar el peso de tus caderas hacia adelante, para que esté en línea con tus pies.

El Tamaño Del Plato Sí Importa: El Hábito Que Te Hace Comer De Más

Quizás esto te pueda sonar algo conocido o lógico, incluso puedes haberlo sospechado, pero un estudio a gran escala hecho en Reino Unido confirma lo siguiente: Comemos más calorías de las que necesitamos cuando se sirve la comida en platos grandes y con utensilios grandes.

 

55147651_easter-brunch-plate.xxxlarge_2x

 

El estudio realizado por la Universidad de Cambridge, se basó en los resultados de 61 estudios a 6.700 participantes, y arrojó que las personas consumen más alimentos y bebidas cuando se les ofrecen porciones más grandes, siendo en paquetes o platos, que cuando se les ofrecen porciones de menor tamaño. Los investigadores encontraron que sólo el tamaño del plato puede llevar a comer aproximadamente 527 calorías más por día.

“Nuestros resultados destacan el importante rol de las influencias ambientales sobre el consumo de alimentos”, dijo el co-autor principal, el Dr. Gareth Hollands. “Ayuda a evitar que la gente se sirva más de la cuenta a ellos mismo o a otras personas con porciones muy grandes de comida o bebida mediante la reducción de su tamaño, disponibilidad o atractivo en las tiendas, restaurantes o en el mismo hogar. Esta es una buena manera de ayudar a un montón de personas a reducir el riesgo de comer en exceso”.

Los investigadores dicen que sólo algunos pequeños cambios como cambiar el tipo de vaso, cubiertos y vajilla utilizada para servir, cambiar el tamaño de los envases a porciones más demarcadas o colocar los alimentos más lejos o menos accesibles dentro de una tienda, podrían ayudar a controlar el consumo excesivo en cerca de un 29%. Mientras es probable que los fabricantes de alimentos no tomen en cuanta estas medidas que desalientan la compra de sus productos, puedes ser tú misma la que se hace cargo de este asunto en casa. Al momento de servir los alimentos, utiliza platos de ensalada en lugar de grandes platos de cena, mide porciones en lugar de calcular visualmente y utiliza utensilios más pequeños para comer. Cocinar para ti misma no es sólo más saludable que comer afuera, si no que además puedes estar ahorrando el consumo de otras 500 calorías en el día, el equivalente a medio kilo a la semana!