4 Trucos Para Despertar Feliz Todos Los Días

No somos robots, y aunque es genial despertarse y trabajar, trabajar, trabajar, también necesitamos tiempo y espacio para nosotras mismas. He aquí cómo abrazar la felicidad a partir de cada mañana.

 

 

1. Despiértate temprano y ponte tus audífonos.

Despierta antes de lo necesario y mantente despierta, alerta y lista para ir a buscarlos, ponte tus audífonos y reproduce tus canciones optimistas favoritas. Esto te pondrá de muy buen humor para el día y te ayudará a empezar como quieres continuar, ¡más feliz que nunca!

Tu cerebro podría estar en estado de somnolencia, pero tu cuerpo debería estar alerta y listo para funcionar. Una vez que inundas tu cerebro con música feliz, no hay nada que to detenga.

 

2. Haz algo que ames.

Esto podría ser escribir, hacer ejercicio, andar en bicicleta, hacer arte, etc. Depende completamente de ti. Al principio, puedes resistirte a la alarma temprana, pero si recompensas tu cerebro lo suficiente, te acostumbrarás al hecho de que te estás despertando y premiándote a ti misma. Y en realidad comenzarás a querer despertarte por la mañana y pasar ese tiempo contigo misma.

 

3. Escribe en tu diario cuando puedas.

Cada mañana, intenta encontrar al menos media hora para escribir en un diario. Puede ser complicado porque la vida se llena, pero realmente hará una diferencia en tu felicidad. Toma un cuaderno y empieza a escribir tus “páginas de la mañana”, ni siquiera te preocupes si están llenas de negativos. Por lo general, nuestros diarios están llenos de pequeñas preocupaciones y pensamientos negativos. No significa que eres una persona negativa si te permites enfocarte en lo negativo, es humano, y completamente normal.

 

4. Sé tú misma el positivismo que quieres ver.

Las personas simplemente no son tan felices como podrían serlo. Y es casi contagioso. El hombre que se topó contigo y no se disculpó te pone de mal humor, entonces la mujer que se detiene frente a ti más tarde se lleva la peor parte de ese mal humor. Luego pasa a infectar a otra persona con eso. ¿Pueden imaginarse qué clase de rutina matutina estamos creando todos, expresando nuestros estados de ánimo matinales el uno al otro?

En cambio, sé la positividad que quieres ver. Sonríe y déjalo ir. No te reprimas y extiéndelo. Intenta ser tan servicial y sonriente como puedas por las mañanas y ve qué tipo de cambios notas. Incluso si no lo sientes. Incluso si llovió sobre tu vestido o derramaste tu café, toma una respiración profunda, cuenta hasta cinco y sonríe.